México | AMLO denuncia una “guerra sucia” y alerta la posibilidad de un “golpe blando” de cara a las elecciones

1.330

AMLO dice que buscan acusarlo por declaraciones electorales y operar en tribunales

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que hay una guerra sucia en su contra en el contexto de las elecciones presidenciales, y que el Poder Judicial buscará acusarlo por sus intervenciones públicas para operar en tribunales la posibilidad de un “golpe blando”.

“Sin duda es una guerra sucia que tiene como fondo la elección. Nunca había visto a los jueces tan activos: ya no puedo hablar de ciertos periodistas, los jueces me lo prohibieron, tampoco de una señora que no puedo hablar. Piden que borre unos tuiters (sic) pasados. Fueron jueces del Poder Judicial, incluso todavía están por notificarme, o ya me notificaron, que no hable nada del proceso electoral, con la amenaza de que van a levantar un listado de todas las supuestas infracciones que yo cometa, para darle valor o utilizarlas en el momento de la calificación de la elección”, explicó en su conferencia matutina de este martes desde Palacio Nacional.

“No sé qué encuestas están viendo, qué opina la gente que los traen así, están nerviosos. ¿Van a dar un golpe de Estado técnico? ¿Van a hacer un fraude electoral desde tribunales del Poder Judicial?”, cuestionó.

Además, dijo que estaban “tramando” y defendió su libertad de responder “a las calumnias”. ¿y mis libertades? ¿Cuáles son sus fundamentos? Ellos pueden calumniar libremente y yo no puedo ejercer mi derecho de réplica, mi libertad. O mis funciones como Presidente, tengo que garantizar que el país se desenvuelva en un ambiente de justicia, de legalidad, de democracia, pero así están”, respondió.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es el órgano encargado de calificar las elecciones para Presidenta o Presidente de la República, de acuerdo con la reforma constitucional del Código Federal Electoral, según el decreto de 29 de diciembre publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de febrero de 1987.

En los últimos meses, López Obrador ha sido sancionado o advertido tanto por el INE como por el Tribunal Electoral, debido a sus intervenciones relacionadas con el proceso electoral de este año. Incluso ha tenido que retirar algunas de sus conferencias y mensajes en sus redes sociales.

El pasado 28 de febrero, el TEPJF confirmó que el Presidente había vulnerado la equidad electoral durante el evento público que realizó el 1 de julio pasado por el Quinto Aniversario de su triunfo electoral en 2018.

La Sala Superior dio el visto bueno, con una mayoría unánime, al proyecto formulado por la Magistrada Janine M. Otálora Malassis, la cual valida la sentencia dictada por la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, donde se determina la existencia de promoción personalizada, uso indebido de recursos públicos, así como la vulneración a los principios de imparcialidad, neutralidad y equidad en la contienda.

La Sala Superior determinó que los elementos de las infracciones se encuentran debidamente acreditados, ya que el Presidente López Obrador fue emisor y figura central del discurso que señalan que vulnera la equidad electoral y genera promoción personalizada, al “hacer uso de su cargo para generar un rechazo a otros partidos políticos”.

“El Pleno consideró que el discurso se emitió con fines propagandísticos, cuyo objetivo o finalidad fue la adhesión o aceptación de la ciudadanía respecto de la administración pública federal que encabeza, por lo que no puede ampararse en un ejercicio de libertad de expresión”, resolvió la Sala.

Asimismo, el pasado 30 de noviembre, el Tribunal Electoral determinó que el Presidente de la República volvió a vulnerar los principios de imparcialidad, neutralidad y equidad durante el proceso electoral federal 2023-2024.

la Sala Regional Especializada del TEPJF resolvió que las expresiones de Andrés Manuel, emitidas durante la conferencia matutina del 19 de abril de este año, “constituyen un uso indebido de recursos públicos”.

El asunto inició cuando Andrés Manuel expresó desde aquella plataforma su deseo de que la próxima legislatura se integre con una mayoría calificada de integrantes de su movimiento político.

En aquel momento, el Presidente expresó que esto sería crucial para contrarrestar una decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que en ese momento había impedido que la Guardia Nacional se subordinara a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En el documento, la Sala Regional explicó que las declaraciones de Andrés Manuel implican el uso indebido de recursos públicos “porque las expresiones pedían el voto a favor de las candidaturas de su movimiento y, para su realización y difusión se usaron recursos del Estado”, aclaró.

Este año, México tendrá las elecciones más grandes del país, donde se renovarán más de 20 mil cargos federales, incluida la Presidencia y nueve Gobiernos estatales. Además de 500 escaños de la Cámara de Diputados y 128 de la Cámara de Senadores.

Sin embargo


Realeza sueca teje lazos con México

Isabel González, Enrique Sánchez y Leticia Robles de la Rosa

Los monarcas de Suecia, el rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia se encuentran en México en el marco de una visita de Estado que comenzó el lunes 11 y terminará el 14 de marzo.

Los reyes sostuvieron reuniones con el presidente Andrés Manuel López Obrador y, posteriormente, con legisladores federales; hoy se encontrarán con empresarios y académicos de la UNAM, y mañana estarán el Yucatán para recorrer la zona arqueológica de Uxmal.

La pareja real, inició sus actividades ayer temprano colocando una ofrenda floral en el Altar a la Patria en Chapultepec para después dirigirse a Palacio Nacional, donde fueron recibidos de manera oficial por el presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

La ceremonia se realizó en el patio de honor de Palacio Nacional en punto de las once de la mañana y, tras escucharse los himnos nacionales de ambos países, los jefes de Estado y sus respectivas esposas se tomaron la fotografía oficial de la visita; posteriormente, se dio paso a las reuniones privadas de trabajo entre los equipos del rey de Suecia y el Presidente de México.

México es el segundo mercado más grande de América Latina y la decimoquinta economía más grande del mundo. Muchas empresas suecas han estado operando en México durante décadas y, con su población joven y su economía dinámica, existen buenas oportunidades para profundizar y ampliar el comercio. México es un destacado actor multilateral con el que Suecia disfruta de una estrecha cooperación”, difundió la embajada en un comunicado.

También se informó que el gobierno de Suecia estará representado en esta visita por el ministro de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Comercio Exterior, Johan Forssell.

Antes de la llegada de los reyes, el presidente López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina que, después de las reuniones bilaterales, se ofrecería una comida a los monarcas y a su comitiva en Palacio Nacional.

Nos da mucho gusto que nos visiten y lo agradecemos bastante, vamos a invitar al rey y a la reina a visitar los murales de Diego Rivera; además pidieron también eso, son monarcas inteligentes, son nuestros visitantes y los vamos a atender”, detalló el mandatario federal.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo mexicano aseguró que los reyes suecos se trasladarán a la zona del Tren Maya.

La tarde de ayer, los reyes se dirigieron al Senado mexicano, donde el rey aseguró en que “durante más de 140 años, México ha estado en la mayor estima y ha sido un socio muy estimado para Suecia. Nuestras naciones unidas comparten valores y extienden su colaboración, y abren portales para colaborar en áreas como la innovación, el comercio y las inversiones”.

Por su parte, la reina Silvia señaló que “en cada ocasión nos ha emocionado profundamente la belleza de los paisajes mexicanos; su historia fascinante, así como la cultura y el país en sí. Y, por supuesto, lo principal, la hospitalidad tan cálida de sus habitantes”, en lo que marca, dijo, su tercera visita de Estado a nuestro país, después de las de 1982 y 2002.

La presidenta del Senado, Ana Lilia Rivera Rivera, resaltó que entre México y Suecia existen coincidencias y oportunidades de desarrollo conjunto.

Estoy convencida de que su visita a México, en un momento de cambios tan importantes en el país, es de gran relevancia y muestra de la fortaleza de los vínculos entre nuestras naciones”, dijo.

Además, reconoció los grandes avances en materia educativa y el compromiso con el bienestar social del gobierno sueco y destacó que los recursos que han invertido se reflejan en las pruebas estudiantiles de la OCDE.

Excelsior

 

Más notas sobre el tema