Nicaragua | Ya hubo ocho femicidios sólo en las dos primeras semanas de marzo

1.293

Un mes que debería ser para conmemorar la vida de las mujeres, nuevamente es marcado por muerte, luto e impunidad. Marzo, en solo dos semanas, ya se ubicó como el mes más sangriento para la vida de las mujeres en lo que va de este 2024, con ocho femicidios documentados en menos de 15 días, según el conteo del Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir.

Los crímenes contra la vida de las mujeres, que se registraron en marzo, ocurrieron en el Caribe Norte (3), Managua (2), Nueva Segovia (1), Matagalpa (1) y Boaco (1).

El femicidio más reciente, documentado por las feministas y defensoras, es el de Carla Amador, originaria de San José de los Remates, en Boaco, quien pereció este 11 de marzo luego de ser acuchillada por su expareja Manuel Rivas, quien se dio a la fuga tras cometer el crimen. El femicida ha sido circulado por la Policía.

También fallecieron Irenia López Rafael, de 62 años, quien fue atacada a machetazos en la comunidad de Saupuka, Waspam, Caribe Norte, por su cuñado Melchor Wislalu Germán, de 43 años, el pasado 5 de marzo; y Rosaura Washington Indem, de 20 años, quien fue brutalmente golpeada el 7 de marzo, tras resistirse a ser violada por un sujeto desconocido, luego de salir de su trabajo en el bar El Navegante, en Rosita, Caribe Norte.

Cinco mujeres asesinadas con armas de fuego

En este mes, según el registro del Observatorio de Católicas, también perecieron otras cinco mujeres a manos de sujetos que usaron armas de fuego para arrebatarles la vida. El 9 de marzo falleció Raquel Abigaíl Chávez Laguna, de 28 años, luego que (18 días atrás) recibiera cuatro impactos de bala, propinados por dos sujetos desconocidos cuando ella se dirigía en su moto a la terminal de buses de El Jícaro, Nueva Segovia.

Ese mismo día, en horas de la noche, fue asesinada Gabriela López Zavala, de 17 años, quien fue alcanzada por perdigones de escopeta que le perforaron el pulmón izquierdo, cuando se encontraba en una calle del barrio La Primavera, en el Distrito Seis de Managua. La adolescente pereció en medio de un enfrentamiento entre grupos rivales de ese vecindario y del barrio Waspán, según información facilitada a LA PRENSA por una fuente policial vinculada a las investigaciones.

Un día antes de esas muertes, el 8 de marzo, el propio Día Internacional de la Mujer, fue encontrada muerta Fátima Carolina Carrión Balladares, de 39 años, en el cuarto de su vivienda, en el barrio Camilo Ortega,en Managua, con dos impactos de bala, uno en el pecho y otro en la cabeza.

Su familia, según medios oficialistas, responsabilizó al esposo de la víctima, identificado como Alexander Luis Durán Orozco, quien ya fue capturado por la Policía.

LA PRENSA conoció que vecinos del barrio Camilo Ortega, en Managua, escucharon los balazos que recibió Carrión Balladares y se acercaron la madrugada de ese mismo 8 de marzo a la vivienda, dando aviso a la Policía.

Defensoras de derechos humanos, consultadas por LA PRENSA, aseguraron que confirmaron que Durán Orozco —señalado de asesinar a Carrión Balladares— tiene antecedentes penales y que además conocieron que es uno de los criminales que han sido indultados por el orteguismo.

En la primera semana de marzo, fue asesinada Kenia Julisa Josenes, de 16 años, víctima de varios balazos detonados por sujetos desconocidos, supuestamente integrantes de un grupo delincuencial, que llegaron hasta su vivienda en la comunidad de Bihmona, Waspam, Caribe Norte. Se conoció que varios sujetos fueron detenidos por estar implicados en el asesinato de Kenia, entre ellos unos de nacionalidad hondureña.

El 4 de marzo, la ciudadana Digna Flores García, de 28 años, también fue asesinada de dos balazos, propinados por dos sujetos encapuchados que la interceptaron en el sector Montecristo, finca San Sebastián, Peñas Blancas, El Tuma-La Dalia, departamento de Matagalpa, para robarle su celular.

Femicidios en enero y febrero

Las defensoras de Católicas por el Derecho a Decidir detallaron que entre enero y febrero ocurrieron 7 femicidos, tres de estos en el extranjero: en Costa Rica, Estados Unidos y Panamá.

Los datos de Católicas refieren que de los 7 femicidios registrados entre enero y febrero, cuatro —más del 50%— fueron perpetrados con armas de fuego. Por lo que las defensoras resaltaron que cada vez más hay mayor preocupación por la circulación de armas de fuego en manos de hombres machistas, exconvictos y abusadores de mujeres, que se sienten con el derecho y poder de arrancarles la vida.

Además advierten que esta gran cantidad de femicidios cometidos con armas de fuego también podría deberse a “mayor presencia de sicarios que son contratados para acabar con la vida de las mujeres”.

La Prensa

Más notas sobre el tema