Se llevó a cabo la trigésima Marcha Campesina, Indígena y Popular “por tierra y producción, y contra todas las injusticias”

806

Marcha condena abusos del cartismo y llama a defender la democracia y soberanía alimentaria

Bajo una intensa lluvia y con los indígenas y mujeres al frente, miles de compatriotas del campo y la ciudad llevaron adelante la tradicional y trigésima edición de la Marcha Campesina, Indígena y Popular, con la consigna «Por tierra y producción, contra todas las injusticias».

La movilización convocada por la Federación Nacional Campesina (FNC) volvió, como todos los años, a reclamar la falta de respuestas del Estado paraguayo a los pequeños productores y la necesidad de concretar de una vez por todas la tan anhelada Reforma Agraria.

La coyuntura política actual no pasó desapercibida, y en los discursos no faltó la condena a la persecución política y judicial que se está llevando adelante desde el gobierno de Santiago Peña, controlado por Horacio Cartes, contra disidentes y opositores, según se denunció.

Las poco felices palabras que dio sobre la marcha el ministro de Agricultura, Carlos Giménes, respecto a que los campesinos deberían cambiar de rubro si no pueden progresar, también tuvieron una fuerte respuesta, la cual fue: «¿Entonces, quién defenderá la soberanía alimentaria del país?».

Una columna urbana se adhirió a los grupos de niñas, niños, jóvenes y adultos mayores campesinos e indígenas que marcharon bajo la lluvia, y estuvieron presentes dirigentes políticos como la destituída senadora Kattya González, la senadora Esperanza Martínez, el diputado Raúl Benítez, el presidente del Partido Paraguay Pyahura, Ermo Rodríguez, y la secretaria general de la FNC, Teodolina Villalba, entre otros.

La marcha partió del ex Seminario Metropolitano y recorrió la avenida Kubitschek, la avenida Eusebio Ayala, General Aquino, Félix de Azara, General Díaz y Chile, hasta la Plaza Frente al Congreso Nacional, donde se realizó el acto central.

Tierra, producción y Justicia

Marcial González, dirigente de la FNC, explicó a los medios que la consigna de la marcha tiene que ver con la urgente necesidad de acceso a la tierra de las comunidades rurales del país, así como asistencia para poder garantizar la producción, luego de varios años de sequías que azotan al país.

Así mismo, la necesidad de acceso a la justicia, o dicho de otro modo, el acoso de injusticias que sufren en el campo, son circunstancias que aumentan la brecha de desigualdad en el país, como el caso de la criminalización de la lucha por la tierra, donde varios dirigentes campesinos son procesados y condenados por exigir la recuperación de parte de las millones de hectáreas que se repartieron ilegalmente a los amigos del poder, durante y después de la dictadura.

Este clima de persecución también se está viviendo en el ámbito político actual, según subrayó, y señaló directamente al cartismo de buscar pisotear derechos para retroceder a los tiempos del autoritarismo.

«Un pequeño grupo, llamando Honor Colorado, significativamente corrupto, actualmente copa todas las instituciones del Estado, instrumenta las instituciones públicas a su servicio… evidentemente cada vez más (hay) criminalización, persecución, detención, desalojo, amedrentamiento… No vamos a permitir ese retroceso”, expresó

Madeinparaguay

Más notas sobre el tema