Venezuela de cara a las elecciones, con la oposición (de nuevo) en problemas – Por Álvaro Verzi Rangel

1.289

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Álvaro Verzi Rangel*

El Consejo Nacional Electoral venezolano convocó a elecciones presidenciales para el próximo 28 de julio, fecha el natalicio de Hugo Chávez, donde el actual mandatario Nicolás Maduro será candidato a la reelección. Mientras en la oposición el panorama no es nada claro, ante la inhabilitación de la empresaria María Corina Machado.

«Sé lo que voy a hacer, pero no lo diré. Y no aceptaré más traiciones», amenazó Machado a través de un video en redes sociales a días de la inscripción de candidatos. Así volvió a demostrar que ya no sabe qué hacer: nuevamente hizo un llamado a la “comunidad internacional” a no aceptar los resultados de las elecciones previstas para el 28 de julio.

Mientras, Washington trata de convencer al grupo de María Corina de participar con un “sustituto”, con la promesa de respaldar “hasta el final” a la máxima dirigente de Vente Venezuela como líder hegemónica de la oposición libertaria.

Las críticas a Machado llegan desde sus propias filas: la oposición venezolana debe plantearse nuevas propuestas diferentes a las de los últimos 25 años, aseguró la promotora nacional del Movimiento Cambio en Paz, Mercedes Malavé, quien señaló que los liderazgos opositores han sido pasajeros, “los hemos visto nacer, crecer llegar a una popularidad del 60% y luego caer porque no ofrecen una alternativa, un proyecto de país”.

Aseguró que María Corina Machado debe superar los errores del pasado para poder ser una opción al cambio ya que el venezolano actual es más realista e insistió que hace falta cambiar los esquemas políticos, un esfuerzo de unión nacional aprovechando la nueva visión política. “Ahora hay más tolerancia, hay una nueva visión política más centrada, enfocada en pedir más responsabilidad a los políticos, hay más participación y más realidad de la gente”, aseguró.

El Poder Electoral fijó un lapso de 20 días para que los partidos políticos modifiquen o sustituyan las candidaturas para el proceso que ha sido convocado para el 28 de julio. Según el sondeo más reciente de la encuestadora Hinterlaces, el 55% del electorado venezolano opina que el presidente Nicolás Maduro será reelecto en los comicios del próximo 28 de julio.

El proceso de inscripción ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) se desarrollará entre el 21 y el 25 de marzo. A partir de esa fecha quedará echada la suerte de los candidatos presidenciales que cumplan con los requisitos para sumarse a los comicios y captar el interés de los votantes.

Para la oposición, el riesgo es no poder/saber usar, una vez más, una nueva oportunidad para desplazar el gobierno por un medio pacífico y legítimo como un proceso electoral: si bien ganó las parlamentarias de 2015, anuló su victoria al seguir una estrategia insurreccional para sacar a Maduro del poder, tratando de imponer a un presidente títere de Estados Unidos (Juan Guaidó).

Normalidad

Pese a la feroz campaña de los medios hegemónicos occidentales, la vida en Venezuela muestra todos los síntomas de normalidad: hay productos de sobra en los supermercados, pero solo para un sector de la población, y pese al malestar no hay protestas masivas en las calles, más allá de varios conflictos por aumentos de salarios.

La necesidad de cambio atraviesa incluso al chavismo; hay un creciente cansancio y agotamiento en sus propias filas, y en el poder se repiten casi los mismo nombres que dos décadas atrás. El aún presidente Nicolás Maduro puso en debate “Las siete transformaciones”, como muestra de retroalimentación con las bases, de apertura al debate y mostrarse como un líder que escucha al pueblo.

El gobierno está centrado en demostrar la “estabilidad” como condición del crecimiento económico y de convencer a los electores de la ventaja de esta “normalidad”, una opción entre el cambio y la paz.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, afirmó que “más nunca los factores extremistas que han pedido invasiones, que han promovido el asesinato del presidente Nicolás Maduro y de altas autoridades, que han pedido sanciones causando el sufrimiento del pueblo venezolano, más nunca tengan la posibilidad de espacios políticos en este país”.

De los “factores extremistas” a los que se refiere Delcy Rodríguez, es precisamente la oposición reconocida y financiada internacionalmente, la que participa en las negociaciones de Barbados y la que dice contar con el apoyo electoral.

El bloque duro del oficialismo, alcanza hoy al 35%, según las encuestas. Este proceso electoral se va a definir sobre la evaluación que hagan los venezolanos acerca de la situación económica y hoy 55% opina que la situación económica está mejorando

EEUU sigue sancionando

El gobierno de Estados Unidos decidió reimponer sanciones al sector minero de Venezuela y anunció que las licencias a las actividades de petróleo y gas serían retiradas en abril. Las medidas se basan en el argumento de que la inhabilitación de María Corina Machado viola los términos acordados en Barbados en octubre de 2023.

“Ningún país quiere estar sancionado, el venezolano que diga que quiere sanciones es un loco, nosotros pedimos evidentemente que ellas se levanten, eso no ha hecho sino empobrecer el país, y a través de eliminarlas vamos a tener un comercio más fluido”, aseveró el nuevo presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Adán Celis.

Celis volvió a reconocer el impacto negativo del bloqueo y las sanciones impuestas por Estados Unidos y algunos países europeos aliados contra la economía venezolana. Aunque Fedecámaras tuvo un rol activo en el boicot económico de 2013 a 2017, y aunque el sector empresarial ha aprovechado el «vacío» de los recursos estatales para enriquecerse e imponerse dominando la economía doméstica, las ganancias de los privados han estado muy por debajo de los niveles de años anteriores.

Una muestra es el tamaño de la banca: a mediados de 2023, entre entidades públicas y privadas apenas han superado la cifra de mil millones de dólares en montos entregados en créditos. En el año 2013 este indicador era de 32 mil millones de dólares.

Las más de 900 medidas coercitivas contra Venezuela están  lejos de ser «solo contra Maduro», tal como muchas veces señalaron los dirigentes opositores que las promovieron y siguen apopyando. De acuerdo con datos del Observatorio Venezolano Antibloqueo, el impacto concreto de las medidas recayó también sobre la empresa privada. 17,5% de ellas ha sido dirigido directamente contra ese sector, sea de capital vernáculo o extranjero, por sus vínculos directos o indirectos con el Estado.

Cómo leer Barbados

A pesar de que a primera vista el asunto parece claro, surge la interrogante: ¿realmente Barbados establecía la habilitación de Machado? Un análisis del texto revela la ausencia de referencias explícitas a inhabilitaciones, aunque se establecen garantías de participación para aquellos candidatos que cumplan con las condiciones legales y se deja abierta la posibilidad de apelar las decisiones de la Contraloría ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Hay una gran distancia entre las expectativas iniciales y la letra escrita. Hay voces dentro de la oposición que exigen a Machado que dé un paso al lado y permita una nueva candidatura, una sobre la que orbite el resto de opositores. Ella ya ha dicho que no está dispuesta a renunciar, que recibió un mandato del pueblo nacido de las primarias, en las que sacó más del 90% de los votos. Lo que ella no dice, es que en ese proceso participaron (según balances independientes) menos de un millón de ciudadanos. Los medios occidentales hegemónicos también “olvidan” ese detalle.

El impacto de las elecciones primarias sobre el entusiasmo opositor ha tendido a la baja desde que tanto la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) como la Comisión Nacional de Primaria (CndP) emitieron un mensaje difuso respecto a la posibilidad de que un precandidato inhabilitado llegara a vencer en esos comicios.

La insistencia en elegir a inhabilitados en esos comicios primarios del 22 de octubre -como María Corina Machado, Enrique Capriles y Freddy Superlano- y los vacíos en torno a su organización de las elecciones internas hacen pensar a los analistas que la oposición solo busca una alternativa: la confrontación violenta

Los mensajes se cruzan entre Capriles, quien asegura «hacerse a un lado» en caso de ser electo como candidato, y María Corina Machado, quien deja la puerta abierta a la confrontación mientras menosprecia su condición de inhabilitada política de cara a las primarias.

Los medios y la verdad

Pareciera que hay una Venezuela que describen los medios hegemónicos y otra, la real. Las encuestas señalan que el 90% de los venezolanos considera que hace falta gente nueva para dirigir a la oposición venezolana, pero los nombres se repiten elección tras elección.

El 82% de los venezolanos opina que dirigentes políticos que pidieron sanciones contra Venezuela -algunos de ellos precandidatos de la oposición- deben ser juzgados por corrupción.

Asimismo, el 61% de los venezolanos rechaza la idea de privatizar Petróleos de Venezuela. El 36% dijo estar de acuerdo y un 3% no contestó la encuesta. En mayo las encuestas determinaron que Juan Guaidó, el “presidente interino”frustrado de Washington, es el dirigente más impopular, con 84% de las opiniones. En el segundo puesto están Julio Borges y Henry Ramos Allup con 81% y luego Leopoldo López con 80% de desaprobación.

La desconexión de las dirigencias opositoras con su electorado, dentro y fuera del territorio venezolano, es pública y notoria. Quizás el indicador más evidente es la cifra de venezolanos en el exterior inscritos en las primarias. Mientras, otras voces acusan a los dirigentes de improvisación, narcisismo, soberbia populista y escasa racionalidad política. En los resultados de sus decisiones está la clave.

Así se acerca en Venezuela la hora de la verdad, será justo antes del feriado de Semana Santa, cuando se sepa quiénes serán los candidatos hacia el 28 de Julio, y si la oposición logrará anotar alguna opción de fuste. Ante el estado actual de ese sector, parece una misión casi imposible.

*Sociólogo  y analista internacional, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Estrategia

 

Más notas sobre el tema