Vera Baboun, embajadora de Palestina en Chile: “No hay solución justa para el pueblo palestino”

1.765

Vera Baboun, embajadora de Palestina en Chile: “No hay solución justa para el pueblo palestino”

Por Carlos Saldivia

Los palestinos de Gaza iniciaron, el lunes pasado, su primer día del Ramadán bajo bombardeo israelí. A la hora de la oración del alba, una delegación chilena era recibida en La Haya por la demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Israel por genocidio, apoyada por un grupo de 600 abogados encabezados en Chile por el senador Francisco Chahuán y el exembajador Nelson Hadad. Pero pese a la debacle en Palestina y a la cita clave en Países Bajos, la embajadora de Palestina en Chile, Vera Baboun, luce impertérrita y mesurada.

En su primera entrevista, Vera Baboun entrega la visión de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) sobre el ataque terrorista de Hamas en el sur de Israel, y sobre la represalia militar israelí contra la agrupación en Gaza y Cisjordania, que ha dejado decenas de miles de muertos, dos millones de desplazados, y una tragedia humanitaria. Hechos que han sido condenados por el Presidente Gabriel Boric y que llevaron a La Moneda a retirar la invitación a participar de la Fidae 2024 a las empresas israelíes.

La diplomática es profesora de Literatura y Estudios de Género, y miembro del Congreso palestino desde el 2018. En su oficina destacan fotos con el papa Juan Pablo II, con el presidente Mahmud Abás, además de Yasir Arafat y la excanciller Angela Merkel, y otra con el Mandatario Gabriel Boric.

-¿Cómo resumiría la actual situación de la guerra entre Israel y Hamas?

-Ya han pasado cinco meses, y yo lo llamo la agresión entre Israel y Hamas, porque cuando hablamos de guerra hablamos de dos Estados, acá la expresión guerra no se ajusta a lo que está pasando y a la catástrofe humanitaria, de la que somos testigos hoy en Gaza y que solo destruye. No es solo una situación política, sino que tenemos la crisis humanitaria más difícil de la actualidad. Vemos que la ayuda humanitaria sigue bloqueada, vemos el desastre por su entrada en Gaza. La población de Gaza es testigo de bombardeos, es desplazada de sus casas y se desvanecen, no hay comida, no hay agua limpia, no hay servicios y eso es la culminación de lo que está pasando. El mundo está viendo lo que está sucediendo a diario en las pantallas de TV y todavía no hay una decisión para detener el bombardeo.

-¿Cuál es la postura de Al Fatah ante lo sucedido en octubre con el ataque terrorista de Hamas a Israel?

-Nosotros estamos representados por el presidente del Estado de Palestina, Abu Mazen (Mahmud Abás), que es el presidente de Al Fatah, y es el presidente más importante desde la OLP, y que desde los Acuerdos de Oslo ha estado tratando de llegar a una solución para nuestro conflicto histórico. Abu Mazen fue claro en que necesitamos respetar los acuerdos que firmamos, pero Israel los descartó completamente. Abu Mazen fijó una postura muy importante y es que estamos en contra de la muerte de cualquier civil, como lo ocurrido el 7 de octubre.

Sin embargo, desde entonces hasta el día de hoy, somos testigos de la muerte de más de 30 mil civiles, la mayoría son mujeres y niños. Esto es lo que intentamos hacer como representantes de Palestina, estamos trabajando para detener la tragedia y esto es lo más importante que nuestro presidente ha dicho. Necesitamos detener esta crisis, esta catástrofe, porque en todos los sentidos diplomáticos donde trabajamos, en todos los sentidos diplomáticos como embajadoras, tratamos de clarificar esta posición, de poner la narrativa en el contexto correcto, de usar las palabras correctas para que el mundo entienda y que los gobiernos tomen su posición respecto a los derechos humanos también.

-¿Qué cree usted que ocasionó el ataque terrorista del 7 de octubre?

-Eso es muy importante. Como dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, el 7 de octubre, (el ataque) no vino de la nada. Es parte de un contexto, que es de larga data, de la ocupación que los palestinos hemos vivido desde 1967. Tenemos dos argumentos: ¿Gaza y Cisjordania reflejan la identidad palestina? Sí, la reflejan. Todos nosotros, ya sea en Gaza o en el West Bank (ribera occidental o Cisjordania), todavía no vemos la aplicación de las resoluciones que fueron adoptadas por la ONU (sobre dejar los territorios ocupados). En Cisjordania continúa la construcción de asentamientos israelíes, que llegan a más de 270 y que alojan a más de 750 mil colonos israelíes, en perjuicio de lo que se supone debe ser el (postergado) Estado de Palestina, y que es solo el 22% de la Palestina histórica. En Cisjordania, las familias palestinas no tienen suficiente espacio para hacer viviendas, ni continuar con sus vidas, viven en una guerra, al interior de los check points. No controlamos las fronteras siquiera.

Nuestra vida no tiene nada que ver con la posibilidad de una solución final de justicia en West Bank (Cisjordania) para los palestinos. Pero lo que realmente fue muy difícil, y que elevó la tensión en 2023, fue la llegada de un gobierno de extrema derecha en Israel, que Netanyahu ha estado liderando. Él ha realizado muchas declaraciones y acciones alarmantes, él y sus ministros, incluyendo a Sofer y Smotrich. En marzo del 2023, Bezalel Smotrich (ministro de Finanzas) dijo una declaración asombrosa en París. Dijo: “No hay nada llamado Palestina” (marzo de 2023). Esto refleja un proceso, una mentalidad y una retórica de negar incluso nuestra existencia.

Pero la verdad es que nosotros estamos ahí: somos 6,6 millones. Las palabras no nos llevan a la desaparición, pero reflejan la estrategia y la retórica que se están adaptando para un futuro plan. Netanyahu, en septiembre de 2023, en su discurso en la Asamblea General de la ONU, mostró su mapa del Nuevo Medio Oriente y explicó con el mapa cómo intenta crear un Nuevo Medio Oriente, con un corredor económico desde India, pasando por los territorios palestinos, incluyendo a Gaza, para ir a Europa. Usó un lápiz rojo para marcar el corredor económico en el mapa, donde no había ninguna indicación de la existencia de los territorios palestinos.

-¿Qué es lo más importante en esos momentos? ¿Israel tiene derecho a su autodefensa frente a los ataques de Hamas?

-El presidente Abu Mazen está consciente de que lo más importante hoy es detener el bombardeo, detener el fuego, los ataques. Nuestro presidente adoptó un modo diferente de resistencia. Él quería mantener el diálogo con los israelíes. Pero la otra parte quiere algo totalmente diferente. La ocupación continúa y va aumentando. El presidente está viendo exactamente lo que ustedes y nosotros vemos: la muerte de niños y de mujeres. No puede haber una destrucción de esta magnitud que sea calificada con el término de autodefensa israelí. Nos mantenemos respetando la ley internacional, que establece que no debe haber ataques contra civiles. El presidente afirmó que estamos totalmente contra cualquier daño contra los civiles, ya sean israelíes o palestinos. Cada proceso militar debe tener objetivos y un plan. Después de cinco meses desde su plan titulado “la destrucción de Hamas”, no vemos nada de eso, excepto una aniquilación de Gaza. Es la destrucción de una nación. ¿Ellos quieren pasar otro año en Gaza? ¿Con desplazados palestinos por todo el lugar, personas viviendo en carpas, niños viviendo sin comida, sin agua limpia? La infraestructura está totalmente destruida.

-¿Cree que esta es una guerra entre Israel y Hamas?

-Los resultados dicen que es una guerra contra el pueblo palestino. Los resultados más tangibles de esta agresión muestran la destrucción de más del 70% de la identidad urbana de Gaza, de los hospitales, universidades, las casas. Hay más de 1.5 millones de personas desplazadas de sus casas. La mayoría son mujeres y niños. Toda esta destrucción continúa desde hace cinco meses. No puedo decir que estos ataques son contra un grupo militar. El resultado en el terreno muestra que es contra la nación palestina: entre heridos y muertos, hay 100 mil palestinos, 7 mil bajo los escombros. Recuerde usted que el Gobierno israelí desde un principio habló de que teníamos que desplazarnos, incluso fuera de Gaza, estaba la mentalidad o el plan para desplazarnos, creando una nueva catástrofe en Palestina. Nosotros no lo aceptamos, ni otros países pueden aceptar esto.

“Netanyahu facilitó el ingreso de 35 millones de dólares al mes a Hamas”

-¿Fue un error de Netanyahu apoyar a Hamas? (Según él mismo afirmó en una entrevista en 2012 y ante el Knesset en 2019).

-Esta es la agenda oculta, y es una pregunta que debemos hacer a Netanyahu. Afirma que está contra Hamas, durante años ha destruido Gaza bajo esta perspectiva, y, como usted menciona, Netanyahu facilitó el ingreso de al menos 35 millones de dólares al mes a Hamas. Esta contradicción es un buen punto para entender qué está pasando. Sin embargo, yo prefiero esta otra pregunta: ¿estamos conscientes de los planes de Netanyahu y por qué? Yo sé muy bien que ese apoyo ha sido para mantener la división en la nación palestina. Ese era el plan original.

-¿Para dividir a Hamas y Al Fatah? ¿Uno gobernando Gaza y el otro Cisjordania?

-No se trata de Hamas contra Fatah, es Hamas y Fatah. Ambos son palestinos. Y en Cisjordania, como dije, no se trata de dos facciones. Palestina es una nación completa. Así que, cuando usted usa los términos Fatah y Hamas, no es correcto. Tenemos la Autoridad Nacional Palestina (ANP), tenemos ministros de los diferentes partidos, así que Israel está intentando dividir a Hamas del resto de la nación palestina. O a la Autoridad Nacional Palestina que controla el West Bank (Cisjordania). Tal como dividieron territorios, la demografía, estaban interesados en mantener la división de la Autoridad Nacional Palestina, para tener una autoridad aquí y una autoridad diferente allá. Por eso tal vez Netanyahu los estaba apoyando. Es una tragedia.

-¿Por qué Israel apoyó a Hamas?

-Porque ellos querían hacerlo más poderoso. A pesar del hecho de que atacaron a Gaza seis veces antes, y esa es una acción esquizofrénica. Hace preguntarse por qué están haciendo eso. Para qué atacar Gaza seis veces, si siempre ellos los apoyaron (a Hamas). No tengo la información financiera exacta, pero es porque querían mantener la separación de Gaza y Cisjordania. El 2023 fue un año difícil para todos los palestinos y puede haber instigado la acción del 7 de octubre. La negación de la existencia de los palestinos en ese mapa también. Netanyahu fue ministro de Finanzas, y dividir la nación fue una estrategia para seguir con la ocupación de Palestina.

-¿Esta situación se hubiera producido si Al Fatah controlara Gaza?

-Eso no es lo que importa. Usted sabe cómo ha sido la Organización Nacional Palestina y el contexto político. Netanyahu expresó que ni siquiera quiere una autoridad palestina, ni a la ONP ni a un Gobierno palestino. Hoy Netanyahu continúa el ataque contra Rafah, no quiere renunciar a la incursión en Gaza, quiere mantener la presencia israelí, él declaró que no quiere que la autoridad palestina esté ahí. Es un momento muy difícil para nosotros, después de 57 años de ocupación. Hoy los palestinos, en la diáspora y en Gaza, estamos esperando una solución donde los derechos humanos sean respetados, donde nuestra causa sea testimonio. Debemos hablar de una solución justa para la causa palestina, donde necesitamos un Estado de Palestina, además del Estado de Israel.

 Fidae

-Chile decidió retirar la participación en Fidae para las empresas israelíes. ¿Qué le parece?

-Me hace una pregunta muy difícil. Los productos militares israelíes se han usado en los últimos 5 meses para aniquilar a la nación palestina y por eso Chile no podía tener una contradicción entre su política de Estado respecto de los derechos humanos. Chile fue a la ICC y la CIJ y pidió una solución para Palestina. Es una política de Estado, no solo la decisión de un presidente. Y esa decisión se enmarca en su práctica original, pasando por la CIJ y la ICC, que pretende terminar con las violaciones de derechos humanos, que es lo que está pasando en Gaza. Si hubieran permitido la participación de Israel en esa exhibición, hubieran arruinado su propia presentación acerca de los derechos humanos. ¿Y qué iban a mostrar las empresas israelíes en Fidae? ¿Iban a mostrar sus productos en la industria de la comida o del queso? No, iban a mostrar productos militares que se han usado en los últimos 5 meses para causar la destrucción del 70% de Gaza. Me parece que fue importante que Chile no aceptara la participación israelí.

-¿Cree necesario que la diplomacia chilena muestre otra señal de apoyo a Palestina en esta tragedia o en negociaciones de paz?

-Chile adoptó su apoyo a Palestina incluso antes que otros países. Han adoptado una acción estratégica que llama a la paz. Y la postura de Chile ha sido siempre apoyar una solución pacífica, una solución de dos Estados. Es un proceso sostenible, histórico, concreto y muy bien estudiado, que se llama una solución de dos Estados, en la que los derechos humanos y las resoluciones internacionales son respetadas. Agradezco muchísimo lo que ha hecho Chile como Gobierno y la Presidencia de Chile. Recuerde que tenemos en Chile a la mayor comunidad palestina fuera de los países árabes. El papel de la comunidad palestina en Chile en defender la seguridad y la justicia para su madre tierra, la nación palestina, es claro.

El mostrador

Más notas sobre el tema