Canciller argentina realiza su primera visita oficial a Brasil para dialogar sobre cooperación y desarrollo

Ministro das Relações Exteriores, Mauro Vieira, recebe a ministra de Relações Exteriores, Comércio Internacional e Culto da Argentina, Diana Mondino - José Cruz/Agência Brasil
588

Diana Mondino reactivó el vínculo con Brasil, pero aún no hay definiciones sobre una reunión entre Milei y Lula

La ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino, fue recibida la mañana de este lunes por su par de Brasil, Mauro Vieira, en su primer viaje oficial al principal socio comercial de Argentina. Juntos abordaron diversos temas de integración y de interés bilateral, pero evitaron dar precisiones sobre un eventual encuentro personal entre los presidentes Javier Milei y Luiz Inacio Lula Da Silva, quienes mantienen diferencias fuertes ideológicas, políticas y personales.

En concreto, ambos ministros reactivaron un vínculo bilateral que había quedado virtualmente congelado después de la asunción de Milei y de los gestos de confrontación de ambos lados. Según la información oficial que distribuyó Itamaray, los ministros abordaron cuestiones sobre “infraestructura fronteriza, cooperación energética y de defensa, Hidrovía Paraguay-Paraná e integración”. “Las relaciones argentino-brasileñas están marcadas por la intensidad de los flujos de inversión y comercio; emisión y recepción de gran número de turistas y estudiantes; y la cooperación en sectores estratégicos como la defensa, la seguridad, la energía convencional y nuclear, y la ciencia, la tecnología y la innovación”, se indicó oficialmente.

Lo cierto es que al ser consultada Mondino en la conferencia de prensa sobre la posibilidad de una reunión Milei-Lula, la respuesta fue menos contundente: “La posibilidad de un encuentro entre el presidente Milei y Lula por supuesto que está siempre presente. Tengamos en cuenta la agenda internacional de ambos, que es bastante compleja, pero sí, en algún momento esperamos que pueda ocurrir”.

El enfrentamiento entre los mandatarios se explica no sólo por la afinidad que el argentino tiene con el enemigo político principal del líder del PT, el ex mandatario Jair Bolsonaro. El libertario definió durante la campaña a su colega brasileño como un socialista, “un comunista” con el que no quería tener trato. Y en las últimas horas, frente al conflicto que se produjo en Medio Oriente, hubo posiciones contrapuestas: Milei se mostró alineado sin matices con Israel, mientras que Lula optó por la neutralidad y la crítica soterrada a la defensa israelí.

No es la primera vez que los presidentes de las dos naciones que animan al Mercosur están en veredas opuestas. Durante el gobierno de Alberto Fernández la disputa fue inversa. El presidente argentino, peronista y de prédica progresista, nunca se reunió con Bolsonaro, un ex militar, líder de una derecha dura, que era quien ostentaba la primera magistratura brasileña.

Pero más allá de los desencuentros, en la conferencia que ambos cancilleres compartieron en Itamaraty, Mondino aseguró: “El principal mensaje que yo quisiera transmitir en este momento es la certeza que tenemos de la relevancia que tiene Brasil para Argentina. Nuestra relación bilateral se ha constituido en una verdadera política de Estado”.

“En la reunión logramos avanzar en varios temas centrales, que los puedo resumir como comercio bilateral, la cooperación fronteriza, los recursos hídricos que compartimos, la energía, e inclusive hasta cooperación antártica”, aseguró la canciller argentina sobre su encuentro con Vieira.

La funcionaria precisó que en materia de pasos fronterizos acordaron trabajar con mayor coordinación, replicando un esquema similar al que hay en Santo Tomé-San Borja, por ejemplo, para Uruguayana y Paso de los Libres, con el objetivo de “evitar demoras y complicaciones en el tránsito de personas y de bienes entre nuestros ciudadanos, que tienen que poder ir y venir con facilidad”.

También hablaron sobre “la complementariedad en recursos gasíferos, las necesidades que tienen los sectores productivos y la posibilidad de intercambiar todo tipo de inversiones”. En ese sentido, Mondino habló sobre el desarrollo entre el Ministerio de Minas y Energía de Brasil y el Ministerio de Economía Argentina para avanzar lo más rápido que se pueda en la integración y el avance de esos proyectos de interconexión entre la producción de Vaca Muerta y los mercados del sur del gigante de Sudamérica.

Y finalmente, abordó un tema espinoso: “Con respecto a la necesidad de modernizar, fortalecer, aggiornar la palabra que más le guste” el bloque del Mercosur, “lo que necesitamos es que muestre resultados acorde a lo que la sociedad civil necesita. Las iniciativas no son solamente iniciativas nuestras, están también Paraguay y Uruguay trabajando en los cuatro países en conjunto”.

“Hay muchísimos temas. Compartimos con Brasil una agenda de trabajo muy nutrida y diversa. En todos y cada uno de ellos hay un desafío pero entre entre todos lo vamos a poder superar. Vamos a poder ir lo más rápido que se pueda. Estoy convencida de que la relación histórica entre ambos países va a ser en beneficiosa para nuestros ciudadanos”, aseguró.

Itamaraty informó que la visita de la ministra Mondino se produjo a un mes de realizarse en Buenos Aires la V Reunión del Mecanismo de Coordinación Política Brasil-Argentina, copresidida por los vicecancilleres de ambos países, ocasión en la que se realizó una revisión más amplia de la agenda de cooperación e integración en el marco de la Alianza Estratégica bilateral.

Y resaltó que se trató de la primera visita la ministra de Relaciones Exteriores argentina a Brasilia desde su toma de posesión, pese a que “como canciller designada se reunió con el ministro Mauro Vieira, en Itamaraty, en noviembre de 2023″, como así también tuvieron contacto en la toma de posesión del presidente Javier Milei, en diciembre, y al margen de la reunión de Cancilleres del G20, en Río de Janeiro, en Febrero.

Infobae


Chanceler argentina nega interferência na questão entre Brasil e o X

Na primeira visita oficial ao Brasil, realizada nesta segunda-feira (15), a ministra das Relações Exteriores da Argentina, Diana Mondino, negou que o governo argentino possa interferir, de alguma forma, na disputa entre o megaempresário Elon Musk, dono da plataforma X, antigo Twitter, e o Judiciário brasileiro.

“Os temas internos e condições de cada país são próprios de cada país. O governo argentino jamais vai intervir, ou interferir, nos processos democráticos ou nos processos policiais de cada país. Confiamos na Justiça de cada país” afirmou a chanceler, acrescentando que defende a liberdade de expressão “em todos os sentidos”.

A fala da chanceler da Argentina ocorreu após reunião com o ministro das Relações Exteriores, Mauro Vieira, no Itamaraty, em Brasília.

A afirmação de Diana Mondino contraria o informe publicado na última sexta-feira (12) por Manuel Adorni, porta-voz do presidente argentino, Javier Milei. De acordo com Adorni, Milei “ofereceu colaboração no conflito que mantém a rede social X no Brasil no marco do conflito judicial e político desse país”.

Milei esteve com Musk nos Estados Unidos para visitar a Tesla, fábrica de carros elétricos controlada pelo multibilionário.

Desde o último dia 6 de abril, Elon Musk ataca o Judiciário brasileiro, acusando-o de censurar a rede social que controla e ameaçando não cumprir decisões para suspensão de contas acusadas de incitação a ruptura da ordem democrática brasileira, o que é crime de acordo com a Lei 14.197 de 2021.

No último dia 9 de abril, a chanceler da Argentina afirmou que o país dará refúgio para quem for “perseguido” por defender a liberdade de expressão.

Segundo notícias veiculadas na Reuters, a rede social X tem excluído conteúdos na Turquia, na Índia e nos Estados Unidos. Em nenhum desses casos, Musk tem acusado os países de censura.

Em resposta aos ataques de Musk, o ministro do Supremo Tribunal Federal (STF), Alexandre de Moraes, incluiu o empresário no inquérito que investiga a atuação de milícias digitais no Brasil. As investigações apuram a suposta tentativa de golpe de Estado que culminou no 8 de janeiro, quando apoiadores do ex-presidente Jair Bolsonaro invadiram as sedes dos Poderes, em Brasília.

Relações bilaterais

Na primeira visita oficial de Diana Mondino ao Brasil, foram discutidos temas como a infraestrutura física fronteiriça, a cooperação em energia e defesa, a melhoria da Hidrovia Paraguai-Paraná, e o fortalecimento do Mercosul e dos processos de integração regional, segundo informou o MRE.

“O Brasil e a Argentina têm uma aliança estratégica forjada ao longo das últimas décadas. Nossos governos estão comprometidos em seguir trabalhando para ampliar e aprofundar essa relação”, informou à imprensa o chefe do Itamaraty, Mauro Vieira, após o encontro.

O chanceler brasileiro afirmou que foram discutidos os projetos para modernização das pontes entre os dois países, como a Ponte São Borja-São Tome, e para construção do gasoduto desde Vaca Muerta, na Argentina, até o Brasil, para o transporte de gás natural.

“Além de intercambiar percepções sobre perspectivas gerais das relações bilaterais, examinamos, numa conversa privada, os processos de integração regional em curso e a situação da região”, completou Vieira.

A chanceler argentina Diana Mondino destacou que, mesmo com a mudança do governo em Buenos Aires, os projetos entre Brasil e Argentina devem prosseguir.

“Todos os projetos entre Brasil e Argentina são independentes e superiores a quem quer que esteja dirigindo os destinos de ambos os países”, destacou Mondino, ressaltando que o Brasil é central para a Argentina.

“Nossa relação bilateral se há constituído em uma verdadeira política de Estado, para ambos os países, para Argentina com toda certeza”, completou a chanceler do país vizinho.

Agencia Brasil

Más notas sobre el tema