Con acusaciones y ataques, las candidatas y el candidatos presidencial protagonizaron el primer debate

626

Primer debate presidencial: candidatos se atacan y acusan de nexos de corrupción

Los ataques entre candidatos, así como las acusaciones de “negligencia criminal” y de supuestos nexos de corrupción fueron lanzados entre los tres candidatos a la presidencia: Claudia Sheinbaum, Jorge Álvarez Máynez y Xóchitl Gálvez durante el primer debate transmitido la noche del domingo, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Salud y educación
La candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, celebró la conformación durante el actual sexenio del Sistema Nacional de Salud Pública para el Bienestar. Afirmó que, en materia de salud, México va “por buen camino”, y aseguró que “el tema es seguir avanzando, fortaleciendo los sistemas de salud pública”.

En respuesta, la candidata del PRI, PAN y PRD, Xóchitl Gálvez, acusó a la actual administración de ser responsable de un retroceso en materia de salud.

“50 millones de personas hoy no tienen acceso a servicios de salud. Se destruyó el sistema de vacunación. Hoy solo uno de cada tres niños tienen un esquema de vacunación completo. A las mujeres con cáncer niños, a los con cáncer, se les dejaron de suministrar. La megafarmacia fue un fracaso”, acusó Gálvez.

Como parte de sus propuestas, Gálvez planteó traer de vuelta el extinto Seguro Popular, así como la creación de la tarjeta Mi Salud, con la que un paciente que no tenga acceso a medicamentos en instituciones de salud pública pueda acudir a una farmacia privada para recibir su medicamento.
Para el candidato de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, el planteamiento de la candidata del PRI, PAN y PRD, “es lo mismo que propuso Peña Nieto: vales de medicamentos”. En este sentido, aseguró que durante la pasada administración federal “se dedicaron 4.8 millones de pesos a surtir 17 vales”.

Álverez Máynes propuso un modelo de salud pública que brinde medicinas a los niños desde el día de nacimiento.

Por su parte, Claudia Sheinbaum calificó la propuesta de Xóchitl Gálvez como una apuesta a la “privatización” de la salud pública.

“Ya se probó en el pasado en México, y se ha probado en muchos lugares del mundo que (la privatización) no sólo no ha funcionado sino que se ha convertido en centro de la corrupción. Fue parte de lo que pasó con el Seguro Popular. Así que nuestra propuesta es fortalecer el sistema de salud pública desde la prevención hasta la atención”, recalcó.

En materia de educación, Claudia Sheinbaum afirmó que toda su vida ha defendido la educación pública. “Cuando fui joven estudiante participé en un movimiento que defendió a la UNAM frente a la privatización que quería el Prian”. En este sentido, rechazó invertir dinero público destinado a la educación “en lo privado”.

Asimismo, prometió seguir con la creación de universidades públicas en el país, impulsar la prevención en salud como eje focal con atención casa por casa y escuela por escuela, fortalecer el nuevo sistema de salud IMSS Bienestar para atender a población sin seguridad social, entre otros.

En su respuesta, Xóchitl Gálvez acusó a la administración de Claudia Sheinbaum de fracasar en el manejo de la pandemia en la Ciudad de México.

“Aquí Claudia tú tendrías que decir algo como científica Yo no sé porque no te atreviste a aplicar la ciencia durante la pandemia. La Ciudad de México perdió nueve años de esperanza de vida. Eso es tremendo. Fue la peor ciudad del país que manejó la pandemia”, acusó.

Posteriormente, la candidata del PRI, PAN y PRD, acusó a Sheinbaum de “indolencia” en el colapso del Colegio Rebsamen durante el sismo de 2017 en la Ciudad de México.

“Tú tenías los elementos para clausurar ese colegio y no lo hiciste. Insisto, eres una mujer fría y sin corazón y eso te define”, sostuvo Gálvez.

Por su parte, Jorge Álvarez Máynez, afirmó que durante su gestión como senadora de la República, Xóchitl Gálvez no presentó ni una sola propuesta en materia educativa, mientras que la bancada de Movimiento Ciudadano en la cámara alta propuso invertir el 1% del producto interno bruto “en el conocimiento, para que sea de beneficio público”.

Para lograr financiarlo, propuso imponer impuestos a industrias, como la tabacalera, la cual, aseguró que recibe “subsidios” de más de 100 mil millones de pesos en enfermedades relacionadas al tabaco.

ARISTEGUINOTICIAS


Entre propuestas y ataques; primer encuentro de los tres presidenciables

El primer debate entre los candidatos presidenciales estuvo marcado por los ataques que se lanzaron los tres aspirantes.

Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez intercambiaron un total de 32 acusaciones, reproches y recuerdos de sus pasados, pero fue Jorge Álvarez Máynez quien, a los 10 minutos de iniciado el encuentro, puso la pauta al señalar que durante el mandato de Sheinbaum en la CDMX aumentó el número de personas sin servicios de salud. Luego, criticó a Gálvez por copiar la propuesta de Peña Nieto sobre los vales para medicamentos.

El debate, que duró una hora con 50 minutos, también destacó por las quejas de Sheinbaum y Máynez sobre el reloj que marcaba la duración de las intervenciones, pues en varias ocasiones dijeron no saber cuánto tiempo les quedaba para hablar.

Algunos golpes bajos fueron el de Gálvez contra Sheinbaum por los desplomes del colegio Rébsamen y la Línea 12 del Metro, pero la morenista la acusó de mentir sobre la donación de un departamento y de beneficiarse del Cártel Inmobiliario.

Álvarez Máynez centró sus ataques contra Gálvez, pues de las diez veces que les dio raspones verbales, seis fueron para la senadora con licencia. Acusó a las dos candidatas de pertenecer a la vieja política y en un momento sacó una foto con anuncios espectaculares para denunciar el derroche en publicidad durante el proceso interno de la 4T.

Entre sus propuestas, Sheinbaum dijo que impulsará la digitalización en la administración pública para disminuir la corrupción, además de que le dará continuidad a las políticas sociales del actual gobierno.

“El pueblo de México quiere que sigamos avanzando con la transformación. Tenemos un modelo, que es el humanismo mexicano, que ha demostrado resultados. A diferencia del pasado neoliberal, donde se decía que a la economía había que regarla desde arriba para que llegara abajo, que nunca fue”, sostuvo.

Máynez ofreció duplicar el total de becas universitarias, abandonar el esquema de estaciones migratorias y sustituirlas por refugios que brinden vivienda y alimentación. “Este México con prosperidad y justicia incluye un sistema de salud verdaderamente universal, financiado equitativamente y no sólo con algunos empresarios, que le dé medicina a cada niño desde el primer día de nacimiento”, agregó el emecista.

Gálvez afirmó que mantendrá los programas sociales e impulsará el pago de una pensión para adultos mayores a partir de los 60 años, así como crear la tarjeta Mi Salud, para otorgar atención médica y medicinas en hospitales públicos y privados. También, regresar las estancias infantiles y ampliar su servicio con guarderías de tiempo completo. “México tendrá una presidenta, pero no será cualquier mujer, será la primera mujer de raíces indígenas; en mí vas a tener una mujer con carácter y capacidad que siempre te va a decir la verdad”, aseguró.

Dominan ataques en el debate

Las aspirantes oficialista y opositora se lanzaron un total de 32 acusaciones, reproches y recuerdos de sus pasados en torno a 17 temas, que incluyeron diferentes tópicos.

Durante el encuentro hubo suspicacias sobre el manejo del reloj; la moderadora Denisse Maerker le dijo que si se tenía que reponer tiempo así se harían, pero al final todo quedó sin cambios.

Entre los temas que salieron a relucir estuvieron el colegio Rábsamen, el Cártel Inmobiliario, los contratos de adjudicación directa, el manejo de la pandemia y violencia contra mujeres.
Sólo habían transcurrido 10 minutos con 37 segundos cuando Jorge Álvarez Máynez soltó el primer puyazo y de esa forma marcó la tónica del primer debate presidencial 2024, en el que él, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez se lanzaron un total de 32 acusaciones, reproches y recuerdos de sus pasados en torno a 17 temas, que incluyeron a los dirigentes nacionales del PAN y el PRI y al exsubsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, como signo de vergüenza.

Un debate en el que fueron pocas las propuestas y diversos los golpes verbales que, nuevamente, incluyeron gráficos y fotografías que, otra vez, fueron colocados mal, como ocurrió con Xóchitl Gálvez, que mostró el Escudo Nacional y una gráfica de cabeza sobre la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México y Jorge Álvarez Máynez, que enseñó una noticia en horizontal.

Un debate que duró una hora con 50 minutos en el que Claudia Sheinbaum, la candidata oficialista, asentó en dos ocasiones para respaldar las críticas que Jorge Álvarez Máynez, primer candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, le lanzó a Xóchitl Gálvez, candidata opositora respaldada por el PAN, PRI y PRD.

Una, cuando Álvarez Máynez recordó el pacto político que el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, ventiló en redes sociales y en el que evidenció que negoció notarías a cambio del apoyo al priista Manolo Jiménez para ganar la gubernatura de Coahuila, y otro cuando Máynez defendió al expanista Javier Corral, a quien consideró que no se le debe comparar con Manuel Bartlett, dado que Xóchitl Gálvez mostró fotografías de Claudia Sheinbaum con Bartlett y Corral para recordarle que los integrantes del llamado PRIAN hoy están con Morena.

Un debate en el que Xóchitl Gálvez sacó un pañuelo blanco para recordar a Claudia Sheinbaum que el Presidente de la República mostró uno igual para presumir que ya se había acabado con la corrupción, lo cual no ocurrió; en el que Álvarez Máynez usó sus manos para señalar con los pulgares a cada una de sus adversarias políticas para decir que ambas representan el pasado, y después para dirigirse a la comunidad sorda con lenguaje de señas, a fin de mostrar lo que, dijo, es su convicción de inclusión.

Fue evidente que los tres estaban nerviosos. Claudia Sheinbaum mantuvo una expresión inescrutable, incluso cuando lanzó fuera de su guión una acusación contra Xóchitl Gálvez: “Hasta la bolsa de tiempo la candidata del PRIAN se la quiere robar”, porque según ella y Máynez, a quienes con frecuencia les sonaba la alerta de haber rebasado el tiempo para hablar, alegaron que el reloj estaba mal y que “favorecía” a Gálvez.

Denisse Maerker y Manuel López San Martín dieron garantías a los candidatos presidenciales que si había algún problema se iba a corregir. Maerker incluso les informó que en caso de que hubiera que compensar el tiempo se iba a hacer, pero jamás ocurrió, porque no había una falla en el reloj, sino un mal cálculo de los candidatos en la medición de su tiempo.

Jorge Álvarez Máynez también estaba nervioso. Durante 60% del tiempo en que no le tocó hacer uso de la palabra mantuvo una sonrisa casi congelada que mostró como si hiciera un comercial de pasta de dientes.

Y Xóchitl Gálvez mostró que hizo un esfuerzo por mantenerse sentada de manera formal, de frente a la cámara, aunque no la tomara, pero que la obligó a ver a sus adversarios políticos de reojo, con una mirada que parecía de molestia.

A diferencia de los debates presidenciales del 2012 y 2018, cuando los aspirantes estaban de pie, e incluso podían moverse en torno a su atril, como ocurrió hace seis años, en esta ocasión el debate fue con los aspirantes sentados.

A la izquierda estaba Claudia Sheinbaum, al centro Álvarez Máynez y a la derecha de la pantalla Xóchitl Gálvez, porque así lo decidió el sorteo realizado para determinar el orden de participaciones.

Los golpes bajos
Claudia Sheinbaum lanzó a Xóchitl Gálvez 11 ataques directos. Xóchitl le lanzó a Claudia 10 pullazos y a Álvarez Máynez uno más; Jorge Álvarez Máynez centró sus ataques contra Xóchitl Gálvez, pues de las 10 veces que les dio raspones verbales, en seis fueron para la senadora con licencia.

“A Claudia se le olvidó hablar del colegio Rébsamen. Es increíble, Claudia, que hayan muerto 19 niños y siete adultos. Saludo. Mireya, que está aquí en el auditorio, mamá de Paola, quien desafortunadamente falleció con el colapso de ese colegio. Un año antes, Claudia, tú tenías los elementos para clausurar ese colegio y no lo hiciste. Insisto. Eres una mujer fría y sin corazón y eso te define completamente.

“(…) Eso se llama negligencia criminal. Y no lo hiciste, porque no tiene corazón”, le lanzó Xóchitl Gálvez a Sheinbaum.

“El tema de los niños solamente sale cuando hay ataques de la vieja política. Lucró políticamente Morena con el caso ABC y lucrar con el Rébsamen, sin realmente atender las causas de la infancia, me parece una definición de la vieja política. A la vieja política no le importan niñas niñas ni los niños, fundamentalmente, porque no votan. Yo digo que por el bien de todos, primero las niñas y los niños”, expresó Álvarez Máynez.

“Siempre he estado del lado de las víctimas y la justicia durante toda mi vida. El caso Rébsamen, como seguramente otros que va a plantear la candidata del PRIAN, los he aclarado, inclusive ha habido justicia. Lo que es deleznable realmente es lucrar con el dolor de las personas. Nunca seremos así. Siempre hemos defendido la educación y la salud pública”, respondió Sheinbaum.

“Aquí no se lucra. Aquí se defiende a las personas que siguen buscando justicia, Y bueno, tú te defines como científica, pero te olvidaste en la pandemia. Le diste un medicamento para piojos a los pacientes de covid, cuando no había ni sustento científico ni médico. Yo te pregunto, ¿cómo es posible que hayas permitido que trataran a seres humanos como animales de laboratorio? Y eso no es lucrar. Es simplemente algo que los científicos dijeron”, reviró Gálvez.

El colegio Rébsamen, el Cártel Inmobiliario, los presidentes nacionales del PRI, Alejandro Moreno y del PAN, Marko Cortés; feminicidios; donativo al Colegio Salesiano, fentanilo, tono tabasqueño, corrupción, Línea 12 del Metro, pacto notarías-gubernatura de la oposición; órganos autónomos, Presidente de la República, programas sociales, terapias de conversión y Hugo López-Gatell fueron los 17 temas y referencias que más ocuparon la atención de los candidatos presidenciales.

La violencia contra las mujeres fue el único tema que unificó a Xóchitl Gálvez y a Jorge Álvarez Máynez, porque ambos criticaron las expresiones de Claudia Sheinbaum, al afirmar que cuando ella gobernó la Ciudad de México, los feminicidios disminuyeron, pero sus adversarios políticos le mostraron con cifras que no fue así; incluso aumentaron.

Álvarez Máynez criticó a Claudia que haya dado contratos para comprar fentanilo a una empresa que está acusada de actos de corrupción; ella respondió que todo fue transparente y que el fentanilo era necesario para atender a los enfermos.

También por presumir los premios y reconocimiento que recibió, según ella contó, por su trabajo transparente en la Ciudad de México, a lo que Álvarez Máynez le contestó que no se trata de conseguir premios ni reconocimientos, sino de atender la realidad y dar soluciones.

Claudia Sheinbaum acusó a Xóchitl Gálvez de haber prometido que iba a donar su casa al Colegio Salesiano y al final se la vendió a una de las sobrinas de Felipe Calderón; de tener contratos con el Inai y por eso lo defiende y de ser corrupta y mentirosa, incluso mostró su desacuerdo con Maerker, por decir que no hay corruptos importantes en la cárcel, sino chivos expiatorios.

“No estoy de acuerdo con lo que planteas Denise, porque se han ahorrado 2.4 millones de pesos, si no, no se habría podido hacer lo que se ha hecho en estos casi seis años del presidente (Andrés Manuel) López Obrador”, dijo como introducción a su respuesta de cómo planea combatir la corrupción, como la Agencia Nacional Anticoprrupción.

Luego, al responder a Xóchitl Gálvez sobre la Línea 12, expresó que “son muchas cosas por aclarar, quizá no tenga tiempo; pero mejor lo voy a decir antes. Vamos a hablar de la corrupción, porque lo peor además de ser mentirosa, pues es ser corrupta y ser mentirosa. Vamos a hablar de los contratos de la candidata del PRIAN.

“Número uno, Residencial Mariano Escobedo. Dio permiso cuando fue Jefa Delegacional y después tuvo un contrato con esa misma empresa por 70 millones de pesos. Número dos, ¿saben por qué defiende tanto al Inai? Porque la candidata del PRIAN ha tenido contratos con el Inai desde 2013, el último es del 2023, pero lo peor de todo es que falsificó invitaciones restringidas en el caso de contratos con el Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Aquí están las pruebas que se las voy a dejar a los conductores, que son periodistas”, dijo.

“Ni es bueno desaparecer el Sistema Nacional Anticorrupción ni los organismos autónomos. Pero tampoco podemos justificar, cómo hizo el Presidente de tu partido, que niegas, repartir notarías, repartirse los órganos autónomos. Todos vimos y no tuvo que investigarlo nadie, porque fue Marko Cortés el que publicó el tuitazo donde decía cómo se quería repartir Coahuila. Qué bueno que Manolo Jiménez lo mandó por un tubo”, planteó Álvarez Máynez.

“Sí, la verdad soy empresaria. Ser empresaria no es un delito. Si había un problema con Mariano Escobedo, ella era Jefa de Gobierno, ¿por qué no lo demolió? Y la verdad de las cosas es que yo tengo las manos limpias, soy una mujer honesta y trabajadora. No tengo nada de qué avergonzarme.

“Y yo te pregunto Claudia. Contéstale a los mexicanos. Con las evidencias que hay de la corrupción de los hijos del Presidente ¿los investigarías; a él, a sus primos y a sus amigos, de contratos millonarios?”, respondió Xóchitl Gálvez.

“Sí, si tiene pruebas que las presente ante el Ministerio Público”, reviró Claudia Sheinbaum,

Xóchitl Gálvez le dijo a Claudia Sheinbaum que el mandatario federal la escogió como candidata para que cubra todos los actos de corrupción en este gobierno; le dijo que es falsa, tanto como “el acento tabasqueño que usas” y criticó que carece del carisma de López Obrador.

EXCELSIOR

Más notas sobre el tema