Ecuador pidió ante la OEA actualizar las normas del asilo, tras asalto a la Embajada de México

950

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos escuchó la posición de Ecuador sobre la irrupción en la Embajada de México y la captura de Jorge Glas. Una docena de países rechazaron la medida.

Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunieron en Washington, este 9 de abril de 2024, en una sesión extraordinaria, solicitada por Ecuador, después del rompimiento de relaciones con México.

El impasse diplomático nació tras las afrentas del presidente mexicano, Andrés López Obrador; el asilo otorgado al exvicepresidente y prófugo de la justicia, Jorge Glas; la incursión de la Policía ecuatoriana a la Embajada mexicana en Quito; y la captura del exmandatario.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Dávalos, representó al gobierno ecuatoriano, en la cita, en lugar de la canciller Gabriela Sommerfeld. El orden del día previsto tratará las “Normas de las Relaciones Diplomáticas y del Asilo”.

La argumentación de Ecuador

El embajador Dávalos empezó recordando las participaciones de la misma Canciller ante la OEA y del presidente Daniel Noboa ante la ONU, en las que explicaron al mundo que Ecuador atraviesa una crisis de seguridad vinculada al crimen organizado y el terrorismo.

El embajador Dávalos explicó el marco legal en el que se desarrolla el conflicto armado interno, decretado por el Primer Mandatario, y la existencia de los casos de corrupción que han demostrado la infiltración del crimen organizado en el sistema Judicial.

En medio de ese contexto, el representante ecuatoriano hizo un recuento del caso del exvicepresidente Glas y cómo tenía la obligación de presentarse ante las autoridades, por dos sentencias ejecutoriadas por asociación ilícita y cohecho, así como otro proceso por presunto peculado.

Y contó que el exmandatario logró salir de la cárcel por un habeas corpus que fue anulado por la Corte Constitucional y que, pese a ello, la Embajada mexicana lo recibió como huésped el 17 diciembre de 2023.

El viceministro Dávalos recordó a los países miembros de la OEA que:

  • La Convención de Caracas establece que no es lícito conceder asilo a personas sentenciadas o procesadas por delitos comunes ante tribunales ordinarios. Por lo que el presidente de López Obrador contravino ese instrumento internacional.
  • El gobierno mexicano contravino las normas internacionales que dictan que las sedes diplomáticas no se utilizarán para otros fines y que los funcionarios diplomáticos deben respetar las leyes del país que los acoge.
  • El presidente López Obrador intervino en asuntos del Estado ecuatoriano al especular sobre las elecciones extraordinarias de agosto de 2023 y sobre el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio.
  • Solo una vez que el Gobierno ecuatoriano declaró persona non grata a la embajadora mexicana, el Ejecutivo mexicano decidió otorgar el asilo a Jorge Glas. Es decir, tres meses después de que hubiese entrado en su Embajada.

El diplomático ecuatoriano advirtió que la concesión del asilo propicia la evasión de la justicia y la impunidad.

Dávalos también hizo un llamado a la comunidad internacional para revisar y actualizar las normas sobre asilo diplomático y otros instrumentos internacional a fin de erradicar los nuevos fenómenos delictivos del crimen organizado transnacional.

Finalmente, el viceministro Dávalos expresó que Ecuador quiere retomar las relaciones diplomáticas con México y llamó a los miembros de la OEA a buscar una solución que satisfaga a ambas partes.

Las posiciones de los países

De los 32 países miembros de la Organización de Estados Americanos, apenas 12 intervinieron en la sesión extraordinaria solicitada por Ecuador. Todos coincidieron en que no hay justificación alguna para irrespetar la inviolavidad de las sedes diplomáticas.

Asimismo, la línea central del discurso fue para enfatizar la necesidad del respeto a los instrumentos internacionales y la solución pacífica de controversias. El rechazo al uso de la fuerza estatal para ingresar a la sede diplomática mexicana fue generalizado.

A continuación un resumen de las principales posturas:

  • Bolivia se centró en la actuación de Ecuador y no dijo nada sobre los argumentos de la representación ecuatoriana. Y calificó como un “accionar irreflexivo y equivocado del Gobierno de Ecuador”, la incursión en la Embajada.

  • Brasil dijo que el precedente que sentó Ecuador al irrumpir en la Embajada mexicana es peligroso para la diplomacia. Advirtió que las divergencias políticas deben tratarse con más diplomacia y no con menos y que no hay justificación alguna para la acción de Ecuador.

  • Argentina celebró la rápida convocatoria a la sesión y agradeció la presentación del viceministro Dávalos. Y expresó que la inviolabilidad de una embajada no acepta excepciones. Pero recordó que el tema del día trata sobre el asilo diplomático, no sobre las posiciones ya expresadas por los países.

    El embajador argentino fue el primero en mencionar que no se puede otorgar el asilo a una persona sentenciada por delitos comunes. Pero aclaró que la decisión de una persecución política por parte del estado aislante puede resultar controvertida. Y agregó que los Estados están obligados a conceder la garantía para que el asilado pueda salir a territorio extranjero.

  • Perú defendió la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y la importancia del asilo. Pero explicó que, aunque México tenía la potestad de calificar el asilo político, su decisión no puede estar aislada de la obligación previa de no conceder asilo a personas inculpadas por delitos comunes.

    El embajador peruano hizo énfasis en la responsabilidad del Estado que otorga el asilo de hacerlo bajo una revisión exhaustiva del caso y de la no intervención en los asuntos internos del otro Estado.

  • Costa Rica habló de la responsabilidad compartida de los Estados de respetar los principios del asilo y no concederlo a personas sentenciadas por delitos comunes, para que no se permita un abuso de esa valiosa figura.

    Por ello, la embajadora llamó a mantener una política de asilo responsable y bien gestionada. Y agregó que nunca se debe utilizar la inobservancia del derecho internacional como una justificación para violar la sede diplomática de otro Estado.

  • Canadá enfatizó que todos los Estados tienen que respetar el derecho internacional y los procesos jurídicos internos e instó a que Ecuador y México busquen una solución pacífica al impasse diplomático.

  • Honduras dijo que el embajador Dávalos intentó convencerles de que Jorge Glas es un delincuente común y habló de la judicialización política y de los casos de los expresidentes Lula da Silva y Manuel Zelaya.

    Pero aclaró que ese no es el tema y advirtió que no se puede ignorar que Roberto Canseco recibió golpes durante la violación de la Embajada. El embajador enfatizó que se trata de un tema de respeto al derecho internacional.

     

Primicias


Ecuador se defiende en la OEA, donde 13 países reiteraron su rechazo a la irrupción en la Embajada de México

La crisis diplomática entre Ecuador y México fue analizada este martes 9 de abril ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que la semana pasada había convocado a dos reuniones de emergencia para abordar la irrupción de la Policía ecuatoriana en la Embajada de México en Quito para capturar al exvicepresidente de la República, Jorge Glas, y la concesión del asilo político al exfuncionario.

La reunión inició alrededor de las 14:00 (hora de Ecuador continental). El primero en intervenir fue el viceministro de Movilidad Humana de Ecuador, Alejandro Dávalos. Él expuso las razones por las que el Gobierno de Daniel Noboa dispuso ingresar a la sede diplomática, entre esas que la concesión del asilo a Glas fue un «acto que vulnera» la Convención sobre el Asilo Diplomático (1954) y la Convención del Asilo Político (1933).

Dávalos reiteró que existía el riesgo de que el exvicepresidente requerido por la justicia ecuatoriana escape del país.

En ese sentido, subrayó: «Es evidente que el asilo concedido a Jorge Glas puede responder a valoraciones de afinidad política mas no de naturaleza jurídica y diplomática».

«Esperábamos que México dispusiera la salida de Glas, quien no reunía los requisitos para el asilo y quien de ninguna manera se puede considerar un perseguido político», agregó el funcionario ecuatoriano.

Luego fue el turno de los delegados de Antigua y Barbuda, Argentina, Costa Rica, Canadá, Bolivia, Honduras, República Dominicana, Perú, España, El Vaticano, Panamá, Guatemala y Brasil. Todos condenaron la irrupción en la Embajada, pero hicieron un llamado al diálogo entre Ecuador y México.

El delegado de Brasil, por ejemplo, indicó que la incursión en la sede diplomática merece «el enérgico repudio» de los países de la región.

El representante de Honduras, de su lado, criticó que la mayor parte del tiempo de la intervención de Dávalos fue para «intentar convencer» de que Glas «es un delincuente común».

Mientras que, el comisionado de Uruguay resaltó que «el otorgamiento del asilo diplomática no constituye injerencia en el otro Estado».

En cambio, el delegado de Guatemala expresó su rechazo «por la inobservancia de la Convención de Viena».

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, señaló que lo sucedido en Quito «no puede quedar como precedente».

La representante de México ante el organismo, Luz Elena Baños, no participó en esta reunión de emergencia, dado que fue convocada por Ecuador.

El miércoles está prevista otra sesión, esta vez a petición de Colombia y Bolivia, gobiernos cercanos al de Andrés Manuel López Obrador, para abordar el asalto a la embajada mexicana.

Finalmente, el viceministro ecuatoriano pidió en esta sesión que se actualicen las normas sobre el asilo diplomático y «otros instrumentos internacionales».

Ecuavisa

Más notas sobre el tema