El Congreso aprueba polémica reforma constitucional y genera el rechazo de organizaciones

774

Asamblea acuerda reforma a la Constitución para permitir que una misma legislatura ratifique reformas constitucionales

La Asamblea Legislativa aprobó este lunes un acuerdo de reforma a la Constitución de la República con el fin de que una misma legislatura pueda ratificar una reforma constitucional con el voto de las tres cuartas partes de los diputados electos.

El acuerdo fue aprobado a las 3:29 p.m. con 66 votos a favor y hubo 16 votos en contra. La dispensa de trámite de este acuerdo de reforma se dio con 64 votos y 14 votos en contra.

Actualmente, para que una reforma constitucional sea decretada, la legislatura siguiente debe ratificar un acuerdo de reforma constitucional, con el voto de los dos tercios de los diputados electos, mecanismo que también seguiría vigente.

El diputado Rodrigo Ayala, de Nuevas Ideas, fue quien pidió modificar la agenda legislativa, para introducir un acuerdo de reforma al inciso segundo del artículo 248 de la Constitución de la República, “para que cada reforma” a la Constitución sea “ratificada en la siguiente Asamblea Legislativa por dos tercios o por la misma Asamblea Legislativa con el voto de las tres cuartas partes de los diputados electos”.

La iniciativa de acuerdo de reforma está firmada por los diputados Rodrigo Ayala, Raúl Castillo, William Soriano, Rubén Flores, Suecy Callejas, Ernesto Castro, Christian Guevara, Ana Figueroa, Elisa Rosales y Alexia Rivas, todos de Nuevas Ideas.

Esta reforma requeriría, aún, la ratificación por la Asamblea Legislativa 2024-2027 con 56 votos (dos tercios). La diputada Alexia Rivas, de Nuevas Ideas, aseguró que «en la próxima Asamblea tendrá que ser ratificada».

A partir de esa ratificación del acuerdo aprobado hoy, cualquier otra reforma a la Constitución podría solo requerir una sola legislatura, solo que con tres cuartas partes de los votos, es decir, 45 de los 60 votos de la próxima legislatura.

Después de la votación, el diputado John Wright Sol, de Nuestro Tiempo, aseguró que «por primera vez en nuestra historia» se le dará ese «poder constituyente a una sola legislatura» en El Salvador.

«Al eliminar el candado de la doble legislatura, los salvadoreños pierden posibilidad de defender políticamente cualquier cambio a la Constitución que dañe los intereses generales. Tristemente esta legislatura termina como empezó, transgrediendo la Constitución», aseguró el diputado de Nuestro Tiempo.

William Soriano, diputado de Nuevas Ideas, aseguró que dijeron que estaban equivocados con el régimen de excepción pero «no era así». «Y el pueblo salvadoreño nos puso en la balanza hace unos meses y ustedes fueron aniquilados en las urnas por el pueblo salvadoreño… Vamos a refundar nuestro país, los salvadoreños quieren cambios radicales», afirmó el legislador cian.

El cambio sería el siguiente [lo nuevo en negrita y corchetes]:

Artículo 248 reformado:
“La reforma de esta Constitución podrá acordarse por la Asamblea Legislativa con el voto de la mitad más uno de los diputados electos.
Para que cada reforma pueda decretarse, deberá ser ratificada en la siguiente Asamblea Legislativa con dos tercios [o por la misma Asamblea Legislativa con el voto de las tres cuartas partes de los diputados electos].
Así ratificada, se emitirá el decreto correspondiente, el cual se mandará a publicar en el Diario Oficial.
La reforma únicamente puede ser propuesta por los diputados en un número no menor a 10.
No podrán reformarse en ningún caso los artículos de esta Constitución que refieren a la forma y sistema de gobierno, al territorio de la República y a la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República”.

El argumento de Nuevas Ideas
En la solicitud, los diputados de Nuevas Ideas aseguraron que «no es posible que una Constitución permanezca invariable con el paso de los años», que la Constitución salvadoreña «es rígida» y que también es «viviente».

Sostuvieron en la pieza de correspondencia, leída por la diputada Elisa Rosales, que en alguna medida «nuestra Constitución es viviente» por lo que es «necesario e indispensable» modificar el procedimiento de reforma constitucional y «generar la cláusula de reforma» que permita realizar cambios a las nuevas generaciones. Así mismo, aseguraron que las reformas vía interpretación de la misma no siempre constituyen un proceso sano.

También, aseveraron que la reforma constitucional sería respaldada por «una mayoría suficientemente cualificada», al introducir «un número mayor» de votos para la ratificación de una reforma constitucional en una misma legislatura. Este elemento, según los legisladores, genera «rigidez».

La rigidez constitucional derivada como consecuencia de este proceso de reforma que se pretende genera la dificultad necesaria a la alteración del texto constitucional».
Solicitud de reforma constitucional de Nuevas Ideas.

Los diputados agregaron que en la reforma introducen también una «garantía del elemento de rigidez», para que la legislatura que ratifique la reforma constitucional en el mismo periodo «tendrá la carga de justificar de por qué hizo uso» de dicha regla. «Deberá justificar las circunstancias de hecho y de derecho, lo cual deberá documentar y establecer que no se puede pasar a la siguiente legislatura (por un peligro inminente)», indican.

La discusión
El diputado Christian Guevara, de Nuevas Ideas, explicó la reforma, señalando que se introducían 14 palabras en el texto del artículo 248 de la Constitución. Explicó que una reforma constitucional podrá ser ratificada por la siguiente legislatura y también podrá ser ratificada por la misma legislatura.Cuando se abrieron esas ventanas, estamos haciéndolo en plena luz del día. Estamos haciendo lo que la Constitución nos permite con las mismas reglas del juego que ellos nos dejaron.
Christian Guevara (Nuevas Ideas).

La diputada Marcela Villatoro, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), aseguró que el tiempo para reformar la Constitución «ya pasó», ya que por sentencia 33-2015 de la Sala de lo Constitucional el acuerdo constitucional debió haberse aprobado antes de las elecciones del 4 de febrero de 2024.

«¿Adónde queda la seguridad jurídica?, ningún gobierno tiene derecho a romper con ello y mucho menos utilizarlo con cualquier justificación que se puede ver disfrazada con una forma de mantenerse en el poder. Lo que quieren hacer es agarrar la Constitución y en la próxima legislatura hacer todas las modificaciones que les convengan», cuestionó.

Dentro de una misma se va a poder ratificar según lo que dice aquí. Nos estamos viendo ante una situación complicada y real de inseguridad jurídica cuando queremos cambiar las reglas del juego a menos de un día de que nosotros tomemos posesión la próxima legislatura.
Marcela Villatoro (Arena).

El diputado Romeo Auerbach, de Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), restó valor a la sentencia 33-2015, que exigiría hacer el acuerdo constitucional antes de las elecciones del 4 de febrero y aseguró que la Asamblea puede hacer propuestas de reforma hasta las 11:59 p.m. del 30 de abril. «Terminamos legislatura con broche de oro, estamos haciendo lo correcto», afirmó.

La diputada Claudia Ortiz, del partido Vamos, aseguró que con esta reforma «se les cae el último pedazo de la máscara» a los diputados de Nuevas Ideas y sus aliados. Ortiz señaló a Nuevas Ideas de estar recetándose más poder y aseguró que se deberían reformar la Constitución para otorgar más derechos a los ciudadanos o para ponerle más límites al poder.¿Saben lo que están haciendo? Se están autorrecetando poder, ¿no les da vergüenza? Yo les quiero decir a los salvadoreños que no nos demos por vencido… No vamos a renunciar a nuestra dignidad. Este no es el fin. Claudia Ortiz (Vamos).

El diputado Reynaldo López Cardoza, del Partido de Concertación Nacional (PCN), aseguró que están haciendo lo que «hace tiempos» debieron haber hecho «en esta Asamblea Legislativa». «Esto es para ayudar al pueblo salvadoreño», aseguró.

Este es un tiro a la democracia de nuestro país. Un colega decía ‘si solo son 14 palabritas’. Lo único que están demostrando es los intereses mezquinos y la ambición por mantener y por no dejar ir el poder. Rosa Romero (Arena).
Creo que siempre seguimos recetas de organismos internacionales y de gobiernos extranjeros, y sabemos cómo terminamos. Hoy que estamos tomando nuestras propias decisiones soberanas, hoy todo ha cambiado. Ana Figueroa (Nuevas Ideas).
Estamos dejando las herramientas necesarias para hacer los cambios que se necesitan en El Salvador.
Juan Carlos Mendoza (Gana).
Cada generación tiene derecho a vivir su propia Constitución. Ustedes (salvadoreños) son quienes nos los ha pedido y me atrevería a decir exigido esta reforma constitucional.
Alexia Rivas (Nuevas Ideas).

Durante la aprobación, la organización Acción Ciudadana (AC) aseguró en un comunicado que la reforma «elimina otro contrapeso político que contiene» la Constitución de la República, ya que el mecanismo actual de reforma busca «preservar a la misma Constitución y proteger los derechos de la población ante abusos de mayorías legislativas coyunturales».

El acuerdo de reforma constitucional, para su vigencia, requiere la ratificación de la legislatura 2024-2027, que podrá utilizar este nuevo mecanismo, acordando y ratificando reformas constitucionales. Nuevas Ideas no ha informado cuáles reformas constitucionales podrían aprobar bajo este mecanismo.

El vicepresidente de la República, Félix Ulloa, en una entrevista a El Mundo, manifestó la posibilidad de reformas que den paso a la reelección presidencial indefinida o a la modificación de la conformación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), declaraciones que generaron críticas por parte de organizaciones ciudadanas.

DIARIO EL MUNDO


Organizaciones rechazan “precipitada” reforma a la Constitución

Luego de aprobarse una reforma a la Constitución de la República por parte de Nuevas Ideas y sus aliados en la sesión plenaria de este lunes, organizaciones de sociedad civil emitieron un pronunciamiento en el que rechazan el acuerdo de reforma, la que calificaron como precipitada e inconsulta

Las organizaciones expresan su preocupación y rechazo, pues al cumplirse el proceso de reforma, que sería la ratificación por parte de la legislatura que inicia el 1 de mayo de 2024, se “vulnera uno de los pilares de la democracia: el diálogo ciudadano”.

El pronunciamiento es suscrito por el Foro Nacional de Salud, la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), la organización Amate, el Centro de Estudios Jurídicos (CEJ), la Red Salvadoreña de Defensoras de Derechos Humanos, el Instituto de Derechos Humanos de la UCA (Idhuca), la federación LGBTI El Salvador, Acción Ciudadana, TRACODA, el Servicio Social Pasionista (SSPAS) y Cristosal.

Agregan que según la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la sentencia 7-2012 una reforma a la Constitución consta de siete fases. La primera es la iniciativa para la reforma, la segunda la fase de diálogo y deliberación pública del acuerdo de modificación constitucional. La tercera fase es la de aprobación, la cuarta la fase informativa de la reforma, la quinta es la fase de diálogo y deliberación pública del decreto en el que se ratifica la modificación, luego la fase de ratificación de la reforma y por último la publicación en el Diario Oficial.

Indica que en la fase informativa se debe garantizar un intervalo de tiempo para que la ciudadanía se informe y comprenda la dimensión de la reforma y que pueda expresarse en la conformación de la Asamblea Legislativa que decidirá la ratificación, esto por medio del voto en las urnas.

“Por ello, es necesario que medie una elección legislativa para que la ciudadanía se pronuncie a favor o en contra de la reforma, de acuerdo con las propuestas políticas de los candidatos a diputados”, dice el comunicado.

Añade que una reforma constitucional debe ser discutida ampliamente por la sociedad salvadoreña y no aprobarse por dispensa de trámites, un mecanismo exprés de aprobación, tal como hizo el oficialismo este lunes.

“Hacerlo de esa forma viola la esencia de una Asamblea Legislativa como órgano deliberante, donde el debate público debe primar sobre las imposiciones de un solo partido ¿Para quiénes se está reformando la Constitución?, ¿para quién se está diseñando un nuevo país?”, cuestionan las organizaciones.

Cabe destacar que el texto del proyecto no fue conocido con anticipación al inicio de la sesión plenaria, sino hasta que fue aprobada la modificación de la agenda para que se conociera inmediatamente.

El cambio se hizo al inciso segundo del artículo 248, así: “Para que toda reforma pueda decretarse deberá ser ratificada en la siguiente Asamblea Legislativa con dos tercios o por la misma Asamblea Legislativa con el voto de la tres cuartas partes de los diputados electos”.

Eso permitiría a una legislatura hacer reformas en cualquier momento y hasta en repetidas ocasiones, según sus intereses.

“Con esta reforma se debilita el carácter democrático que es la base de nuestro sistema constitucional y deja en entredicho las verdaderas razones que la motivan, evidenciando el predominio del interés de perpetuarse en el poder”, destacan las organizaciones.

Alertan, además, que el artículo 248 es parte de las denominadas “cláusulas pétreas” y que la mencionada reforma permite “manipular” la Constitución por una sola legislatura; por lo que deja a la sociedad salvadoreña “sin defensa” ante los abusos de parte del Estado y a expensas de las decisiones de un partido político. En este caso, el que tiene los votos suficientes para aprobar cualquier cambio a la Carta Magna.

EL SALVADOR

Más notas sobre el tema