Argentina | Yamile Socolovsky, secretaria de Relaciones Internacionales de la Federación de Docentes Universitarios (CONADU): “La jornada del 23 fue histórica por su masividad y su carácter federal”

503

Yamile Socolovsky, secretaria de Relaciones Internacionales de la Federación de Docentes Universitarios (CONADU): “La jornada del 23 fue histórica por su masividad y su carácter federal”

Yamile Socolovsky es Docente de Filosofía Política en la Universidad Nacional de La Plata, es Directora del Instituto de Estudios y Capacitación (IEC) y Secretaria de Relaciones Internacionales de la Federación de Docentes Universitarios (CONADU). En diálogo con NODAL compartió su mirada sobre la marcha federal universitaria en Argentina.

¿Cuáles son los principales reclamos de la marcha federal?

La Marcha Federal Universitaria fue convocada para reclamar al gobierno nacional por el ajuste presupuestario que está sufriendo el sistema universitario público. Este ajuste es producido desde que Javier Milei asumió la presidencia con la brutal devaluación de los salarios de trabajadoras y trabajadores docentes y no docentes, y con el desfinanciamiento de las instituciones a partir del recorte y la subejecución de partidas, y fundamentalmente por el impacto de la inflación que ha provocado la actual gestión económica del país, sobre un presupuesto cuyos montos permanecen congelados desde el año pasado. Pero también se trató de una protesta contra la virulenta campaña desplegada en estos meses para intentar desacreditar a la universidad pública, y para reprimir en ella la pluralidad, la libertad académica, el pensamiento crítico y una politización que sólo la disposición dictatorial del actual gobierno puede pretender cancelar.

¿Qué sectores participaron de la marcha? ¿Qué evaluación hace de la jornada?

La jornada del 23 fue histórica, por su masividad, por su carácter federal y por la composición de las movilizaciones. Hubo movilizaciones masivas en las capitales provinciales de todo el país, e incluso en pequeños pueblos. Y en todas ellas, más allá de los sectores y organizaciones convocantes -los sindicatos de docentes y no docentes de las universidades públicas, el movimiento estudiantil y las autoridades de las instituciones- se sumaron un sinnúmero de organizaciones sindicales, sociales, políticas, junto a una multitud de personas que marcharon por fuera de todo encuadramiento organizativo. Habrá que seguir evaluando este hecho a medida que veamos su impacto y la reacción del gobierno.  Pero más allá de ese resultado, creo que lo más importante es que esta movilización ha demostrado que, pese al triunfo de Milei en la última coyuntura electoral, y a la agresividad de la política del gobierno, el pueblo argentino no está dispuesto a resignar sus conquistas históricas y sus derechos democráticos, y que la universidad pública tiene precisamente ese valor para nuestra gente.

¿Qué impacto cree que tendrá en el gobierno de Javier Milei?

Es difícil prever qué impacto tendrá en la política de Milei, en tanto se trata de un gobierno que no tiene ninguna disposición a escuchar, dialogar y negociar. Una condición que define al proyecto político en el gobierno es su determinación de destruir todas las conquistas democráticas para instituir un régimen de dominación oligárquica que no pueda ser desbaratado por la activación y organización de los sectores populares. De modo que, incluso si hubiera ahora algún reconocimiento de las demandas presupuestarias o salariales, es improbable que la política del gobierno se modifique. Lo más importante es que esta jornada pueda convertirse en un punto de inflexión en la resistencia popular a ese programa. Que efectivamente lo sea dependerá de lo que hagamos en adelante, entendiendo que en esta movilización histórica están las claves para entender por dónde pasa hoy la reconstrucción de un proyecto democrático popular que vuelva a abrir un horizonte de esperanza en Argentina.

Más notas sobre el tema