Zhengzhou, la ciudad que inunda el mundo de autos chinos

175

Zhengzhou, la ciudad que inunda el mundo de autos chinos

Braulio Carbajal

En el corazón de China, rodeada por el río Amarillo y una rica historia que se remonta a la dinastía Shang, se encuentra Zhengzhou, una ciudad que ha trascendido su legado milenario para convertirse en un epicentro de la innovación automotriz. Aquí, entre sus calles que vibran al ritmo de una economía en constante movimiento, se alza la fábrica más grande de SAIC Motor Corporation Limited, el séptimo productor de autos más importante del mundo.

La fábrica de Zhengzhou, con sus 2 millones de autos producidos desde su nacimiento en 2017 hasta finales de 2023, es un testimonio de la capacidad industrial de China. Cada año, 300 mil vehículos salen de sus líneas de ensamblaje, y aproximadamente 17 por ciento de ellos cruzan océanos y fronteras, llegando a países como México, Reino Unido, Canadá, Chile, Australia, India y Arabia Saudita.

La automatización es el alma de la fábrica, con 582 robots importados de Japón, cada uno especializado en una tarea única, asegurando que cada vehículo sea ensamblado con precisión casi quirúrgica, dicen los encargados en un recorrido.

La eficiencia de estos robots, dicen, alcanza 99 por ciento, una cifra que, señala Josimar Hernández, gerente de producto y planeación estratégica de MG Motors México, marca insignia de SAIC Motor, habla del compromiso de la compañía con la vanguardia tecnológica.

Las líneas de producción están diseñadas para ser flexibles, capaces de adaptarse y mezclar hasta ocho variantes de vehículos según las demandas de los mercados a los que van dirigidos. Las máquinas inspeccionan cada vehículo, pero es la revisión humana final la que garantiza un sellado perfecto.

La tecnología en todo el proceso de la fábrica china es una mezcla de componentes japoneses, ingleses y alemanes.

SAIC Motor comenzó a inundar el mercado global a raíz de la pandemia de covid-19, particularmente a México con su marca MG, con ventas superiores a 61 mil unidades en 2023, con lo que entró al grupo de las 10 marcas más vendidas.

Como la séptima compañía automotriz más grande del mundo, SAIC Motor es un jugador clave en una China que se ha catapultado al tercer lugar en producción automotriz global, un ascenso meteórico si se toma en cuenta que hasta antes de la emergencia sanitaria no figuraba entre los 20 mayores fabricantes de autos del mundo.

LA JORNADA

Más notas sobre el tema