Brasil: extrema derecha y nacimiento prematuro de un candidato – Por Florestan Fernandes Jr.

Tarcísio de Freitas (Foto: Mônica Andrade/Governo do Estado de SP)
754

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

 Florestan Fernandes Jr.*

El apoyo que los medios corporativos han dado al actual gobernador de Sao Paulo revela la medida exacta del compromiso de la burguesía nacional con la preservación del Estado democrático de derecho. Ninguno. Recuerdo aquí que hace sólo un año y cinco meses, el país fue víctima de actos terroristas de los bolsonaristas, en el intento de implementar un estado autocrático.

Hay un proverbio popular, muy citado por mi abuela paterna, que fue parte de mi formación: «Dime con quién andas y te diré quién eres». Es decir, nuestras empresas apuntan al lado donde estamos en la historia de nuestro tiempo. Es un hecho que la ideología de extrema derecha siempre apoyó a quienes caminan junto a los señores de la comunicación. Estos, los poderosos y los medios de comunicación, siempre han mantenido una relación simbiótica, en la que todos se retroalimentan para beneficio mutuo, en detrimento de la democracia y de los intereses del país.

Esta vez, el probable candidato de los medios conservadores es precisamente el que se abraza con un conductor de la trama golpista, que cometió multitud de crímenes antes, durante y después de su mandato como presidente. Tarcisio creció y ganó influencia en las huestes políticas de Jair Bolsonaro.

En un reciente mitin en la playa de Copacabana, Tarcísio hizo un punto de jurar lealtad a su «mito», declarando: «Brasil te echa de menos, presidente. Estoy seguro de que en 2026 rescataremos nuestro país de nuevo”.

¿Para rescatar qué: los actos antidemocráticos, la difusión de la desinformación en el área de la salud, la venta ilegal de joyas del Estado, las armas que han estado robando tantas vidas, los campamentos golpistas en la puerta del cuartel, la corrosión del Estado democrático. el ataque al Supremo Tribunal Federal y al Tribunal Supremo Electoral? ¿O todo lo anterior?

En la búsqueda de su reflejo espejo con su “mito”, el cachorro de golpista ya tiene un currículum de cuerpo entero de fascismo explícito; bien del agrado de los más desvariados. Un ejemplo de ello es el número de civiles asesinados por la policía militar de Sao Paulo, que creció 138% sólo en el primer trimestre de este año.

La respuesta del gobernador a los periodistas sobre la violencia de la Policía Militar me recordó a la pocilga de Bolsonaro: «Los personalistas pueden ir a la ONU, pueden ir a la Liga de la Justicia, al rayo que los parta, que ni siquiera estoy allí». También vale la pena recordar el susto de los operadores de la Bolsa cuando el entonces medido, pacifista y equilibrado Tarcisio, éxtasiado, batió con toda la truculencia durante siete veces el martillo en la subasta del Rodoanel Norte.

Al mismo tiempo, hace un guiño a la extrema derecha rentista, perfumada y entusiasta del estado mínimo, del eje Río/Sao Paulo/ Brasilia. Al igual que (el exministro de Economía bolsonarista) Paulo Guedes, Tarcísio está comprometido con privatizaciones, incluyendo Sabesp, la empresa de saneamiento básica que obtiene ganancias y es un modelo de calidad en todo el mundo.

Al comienzo de su mandato, Tarcísio rechazó los libros de texto para las escuelas públicas de Sao Paulo. Prefirió las tablets producidas por la empresa de su secretario de educación. Al igual que su maestro, el gobernador de Sao Paulo promete entregar 100 escuelas cívico-militares para 2026.

La pregunta que muchos deben hacerse es por qué el mercado y los medios de comunicación corporativos lanzan prematuramente la candidatura de Tarcísio de Freitas? ¿Por qué no la del gobernador Eduardo Leite, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB)? Debido al éxito de la máquina de mentiras y al discurso de odio de la extrema derecha que ha estado actuando en las elecciones. Esto da la dimensión de la artillería de esta red bolsonarists, aliada a las grandes compañías de comunicación.

¡Y pensar que hasta hace poco el candidato soñado de la Organización Globo era Sérgio Moro! A falta de un exjuez parcial que detuvo a Lula sin pruebas, prefirieron a un nada moderado gobernador bolsonarista.

Ya que abrí el texto con un proverbio popular, termainaré con un versículo bíblico destinado a aquellos fieles, manipulados por los hombres de negocios de la fe: «Amados, no creais en ningún espíritu, sino examinen a los espíritus para ver si vienen de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo».

*Periodista, escritor y Director de Redacción de Brasil 247

BRASIL 247

Más notas sobre el tema