México | Propuestas, ataques y evasivas marcan el tercer debate presidencial

672

Entre propuestas, ataques y evasivas el tercer debate presidencial

Por ARTURO PÁRAMO

Durante el tercer debate presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), la candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, se pronunció por establecer las condiciones para que México viva en paz y con democracia.

La candidata ofreció durante el intercambio con sus contrincantes y en su rueda de prensa al término del debate que gobernará para todos y rechazó que represente la continuidad de un gobierno autoritario.

“Me comprometo con el pueblo de México a gobernar para todos y para todas y llevar a México por el camino de la seguridad, de la paz y de la prosperidad compartida”, puntualizó.

A lo largo del debate Sheinbaum abordó el tema de eliminar los diputados plurinominales y de lista al Senado, y la necesidad de buscar nuevos mecanismos de representación; reformar al Poder Judicial para reducir el poder de la Suprema Corte de Justicia, que, dijo se ha extralimitado en sus atribuciones.

Adelantó que México tendrá una mayor representación en foros internacionales, en especial de temas relativos al medio ambiente y al calentamiento global, de los que el actual gobierno estuvo ausente durante el sexenio.

“Vamos a tener mayor participación en convenciones internacionales que tienen que ver con el medio ambiente, particularmente con el tema de cambio climático, vamos a fortalecer las acciones para que disminuyan los gases de efecto invernadero”, expuso.

En varios momentos presumió los resultados en materia de seguridad pública que obtuvo cuando fue jefa de Gobierno de la CDMX, negó que el país se encuentre en una situación de emergencia por la inseguridad.

En su mensaje final enfatizó el llamado a sus militantes para que voten masivamente y logren una diferencia importante con el segundo lugar en la contienda.

Claudia Sheinbaum dijo que ya no cuenta con espacio en su agenda para programar un debate con su opositora Xóchitl Gálvez, como ésta lo propuso en la marcha del Zócalo.

“No caí en ninguna provocación”

Claudia Sheinbaum se dijo satisfecha por su participación en el tercer y último debate presidencial. En entrevista para Imagen Noticias, la aspirante presidencial refirió que durante el encuentro habló de sus propuestas y la continuidad de la 4T.

Destacó que “no cayó en ninguna provocación” y argumentó que esa era la estrategia de Xóchitl.

Acusó que la oposición se ha dedicado en los últimos seis años a atacar “sin alguna propuesta, lo que se ha reflejado en la campaña”. Subrayó que los tres debates estuvieron llenos de calumnias, por lo cual se comprometió a aclarar los distintos temas que surgieron. Eduardo Sánchez Jara

Las acusaciones no se hicieron esperar; Xóchitl arremetió hasta con Mario Delgado y Sheinbaum recordó a la “nueva generación del PRI”.

POR HÉCTOR FIGUEROA

Durante el último debate presidencial antes de las elecciones del 2 de junio, la candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, afirmó que modificará la estrategia de seguridad del actual gobierno, y que “se acabaron los abrazos a los delincuentes”.

“Hoy México tiene dos caminos, el camino que yo te ofrezco para recuperar la paz y la tranquilidad pero, sobre todo, recuperar la libertad”, subrayó.

La candidata presidencial del PAN, PRI y PRD señaló que el país está incendiado por culpa del pacto que tiene Morena en diversas partes del país con el crimen organizado.

Acusó que Claudia Sheinbaum ha sido omisa en comprender cómo ha aumentado la inseguridad en el país, los negocios de los grupos criminales o el cobro de piso.

La candidata de oposición sostuvo que la “esperanza ya cambió de manos”, y ya es tiempo de tener un México en paz, con prosperidad, sin que la gente tenga miedo de salir a las calles.

“No tengo ninguna duda, la esperanza ya cambió de manos, la esperanza es nuestra y con esa vamos a construir un país en paz”, destacó.

Expuso que será una presidenta daltónica y argumentó que se reunirá con los representantes de todos los partidos políticos, porque México es un país plural, multiétnico y diverso.

Indicó que formará un gobierno de coalición, donde tendrán representatividad todos los partidos para enriquecer el proyecto nacional para tener un México más viable y próspero.

“Por supuesto que estoy de acuerdo con los gobiernos de coalición, y yo voy representar un gobierno de coalición, pero no sólo con los partidos que me trajeron a la presidencia.

“Yo sí me voy a sentar con todos, voy a ser una presidenta daltónica, con los guindas, con lo rojos, con los verdes, con los amarillos, los naranjas, los azules, con todos, porque somos un país plural”, afirmó.

Recriminó el uso de símbolos religiosos por parte de Claudia Sheinbaum, como cuando se mostró usando una falda con la imagen impresa de la Virgen de Guadalupe, sin que profese la fe católica y practicar el ateísmo.

“¿Le contaste al Papa que usaste a la Virgen de Guadalupe en una falda a pesar de no creer en ella? dijo Gálvez Ruíz.

Recordó que personajes como Manuel Bartlett participaron en el fraude electoral de 1988, cuando “se le robó” la presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas.

“Uno de los hombres que estaban en Gobernación en las épocas del autoritarismo, que se robó la elección de Cuauhtémoc Cárdenas, no tienen vergüenza. Es más, de la mayoría de los candidatos a gobernadores ninguno es de Morena”, sentenció.

En el tema de migracióndijo que los delincuentes controlan la migración ilegal hacia nuestro país y recriminó que el gobierno de la 4T “se “dobló” ante la política migratoria de Donald Trump.

Añadió que en su gobierno defenderá la división de poderes y no permitirá presión a los jueces o magistrados.

POR ALEJANDRINA FRANCO

“Mi meta es mucho más grande que ser presidente, mi meta es hacerte sentir más orgulloso que nunca de ser mexicano, de ser mexicana”, aseguró el candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, durante el tercer debate presidencial.

Al finalizar en encuentro cara a cara con las candidatas Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, el emecista se dijo contento por los resultados, descartando que exista un ganador o ganadora, ya que menciona, su única intención es que la gente tenga buenas propuestas para comparar y salir a votar este próximo 2 de junio, tomando la mejor decisión para México.

“En 10 semanas hemos logrado lo que parecía imposible, darle la vuelta a la elección, pero tenemos un reto más importante que es cambiar el futuro del país; pacificarlo con una nueva estrategia de seguridad y construir prosperidad con igualdad de oportunidades, construir un México Nuevo”, dijo.

Aprovechando su asistencia al Centro Cultural Tlatelolco, el abanderado naranja honró a los jóvenes que murieron el 2 de octubre del 68, presentando su propuesta en materia de seguridad.

“La mejor manera de honrar la memoria de los estudiantes asesinados en Tlatelolco en el 68 es con una nueva estrategia de seguridad que se aleje de la militarización como lo he planteado. La candidata del PRIAN dice que va a enfrentar a los criminales pero los tiene en las primeras posiciones de las listas de candidatos plurinominales”, detalló.

Además de mencionar que México necesita un presidente que asuma la tarea de pacificar al país. “Lo vamos a hacer por una vía civil, con inteligencia, estrategia y orden. Con una policía con salarios dignos y gastos médicos, con incentivos para que se jueguen la vida por nosotros. Nunca más una mujer en la cárcel por decidir sobre su cuerpo, nunca más un joven en la cárcel por fumar marihuana. La fuerza del Estado va a concentrarse en los delitos de alto impacto”, dijo.

También habló sobre la necesidad de que exista una reforma al poder judicial, pero dije, una que no vulnere su autonomía ni una que centralice más el poder: “Debemos lograr que la corte sea un verdadero tribunal constitucional, que la justicia sea accesible para todas y todos y no solo para quien pueda pagarla”.

Respecto al tema de migración, aseguró que como Presidente va a defender a las mexicanas y mexicanos estén en donde estén, al igual que a los que miles de migrantes  originarios de otros países que atraviesan diariamente por el país, muchos de ellos de tránsito rumbo a EU y otros tantos cambiando el “sueño americano”, por el “sueño mexicano”.

“México necesita un presidente que actúe con firmeza e inteligencia frente a los Estados Unidos. Más aún, si llega a la presidencia un racista como Donald Trump al poder, al que Peña Nieto recibió y le hizo una campaña. Una vergüenza”.

En materia económica, enfatizó que México es el noveno país más pobre del mundo, por lo que planteó crear alianzas con otros países, además de modificar el salario mínimo, así como los días de descanso y vacaciones, para que los empleados mexicanos, puedan tener una mejor calidad de vida.

“Vamos a hacer a México una de las 10 principales potencias económicas del mundo”, aseguró.

EXCELSIOR

Más notas sobre el tema