Mulino anuncia su futuro gabinete con 11 varones y sólo 3 mujeres

611

Mulino designa 14 de los 17 ministros; solo hay tres mujeres

José Raúl Mulino, presidente electo, designó 14 de los 17 ministros que integran el Consejo de Gabinete. Entre los elegidos hay 11 hombres y 3 mujeres, y queda pendiente la designación en Educación, Gobierno y Vivienda.

En el Gabinete de Mulino, que toma posición el próximo 1 de julio, hay nombres conocidos. Felipe Chapman, quien dirigirá el Ministerio de Economía y Finanzas, es un economista que ha sido banquero y asesor de inversiones financieras y estratégicas. Su nombramiento provocó un alza de los bonos panameños.

En sus primeras declaraciones aseguró que no tiene “urgencia” de salir a los mercados a buscar dinero. Entre sus retos está recuperar el grado de inversión del país, aunque eso no ocurrirá de forma inmediata. Mulino prometió escoger a los mejores. No importaba los vínculos políticos, y entre los designados hay dos miembros del Partido Revolucionario Democrático (PRD). Uno es el geógrafo y ambientalista Juan Carlos Navarro quien estará al frente del Ministerio de Ambiente (Miambiente).

El también exalcalde de Panamá es reconocido por fundar la Asociación Nacional de la Conservación de la Naturaleza (Ancon). Sobre sus espaldas recaerá el cierre de la mina Cobre Panamá, el desastre de cerro Patacón y la agenda de cambio climático del país, entre otros.

Como buen ambientalista detesta la minería. “Eventualmente se tiene que cerrar (la mina)… Mi posición será siempre defender la naturaleza”, afirmó. Navarro, quien apuesta por el cierre ordenado de la mina Cobre Panamá.

Navarro apuesta por la ampliación de la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá. “No es opcional. El Canal está funcionando a un 60% de capacidad. Estamos perdiendo más de $700 millones que es plata que no vamos a tener …”, dijo.

El otro perredista es Javier Martínez Acha, quien fue designado ministro de Relaciones Exteriores, una entidad a la que le tocará tomar la decisión sobre el asilo del expresidente Ricardo Martinelli.

Otro conocido es Frank Ábrego, quien dirigirá el Ministerio de Seguridad. Fue director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) en la gestión de Martín Torrijos y Ricardo Martinelli. Ábrego es el encargado de impulsar el concepto de “cierre de la frontera” de Panamá con Colombia para frenar la migración irregular.

“No es un imposible”, dice Ábrego que conoce bien el terreno tras haber estado trabajando en el área durante más de dos gobiernos: “No podemos decir que vamos a hacer un muro de extremo a extremo … Pero si establecemos los puntos de control donde podemos detener a los inmigrantes y proceder con la repatriación y deportación, pienso que eso va a bajar el volumen (de migrantes)”, expresó en su primera aparición pública.

María Eugenia “Maruja” Herrera regresa a Cultura. En la administración de Ricardo Martinelli dirigió el desaparecido Instituto Nacional de Cultura, que en este gobierno se convirtió en Ministerio de Cultura. Se ha destacado por ser la primera bailarina del Ballet Nacional. Es artista, maestra de danza y gestora cultural.

Una de las caras nuevas es Jackeline Muñoz de Cedeño, vicepresidente del Partido Alianza y diputada del Parlamento Centroamericano. Hija de José “Pepe” Muñoz. Es abogada en derecho de familia, civil, mercantil, electoral y migratorio.

El resto del Gabinete lo componen Julio Moltó (Ministerio de Comercio), Fernando Boyd Galindo (Salud), Beatriz Carles (Ministerio de Desarrollo Social), José Ramón Icaza (Asuntos del Canal y secretario de Metas), José Luis Andrade (Obras Públicas), Niurka Palacios (Ministerio de la Mujer), Juan Carlos Orillac (ministro de la Presidencia), Roberto Linares (Ministerio de Desarrollo Agropecuario),

El Gabinete es una mezcla de “juventud”, “experiencia” y “competencia”, resaltó el presidente electo al referirse a las personas que lo componen. “Las escogí por su capacidad y compromiso por Panamá. No hay ninguna otra regla por encima de eso…”, concluyó.

LA ESTRELLA DE PANAMA


Panamá comienza contactos diplomáticos para concretar el plan de ‘cerrar’ el Darién

El Gobierno electo de Panamá, que asumirá el próximo 1 de julio, inició “contactos diplomáticos” y “estudios a través de organismos internacionales” para concretar sus planes de “cerrar” la frontera del Darién, la peligrosa jungla que limita con Colombia y que cada día cruzan miles de migrantes irregulares que viajan hacia Norteamérica.

Esa promesa de campaña del gobernante electo, José Raúl Mulino, “es una prioridad”, aseguró este jueves 16 de mayo el ministro designado de Seguridad Pública, Frank Ábrego, quien deberá asumir el reto de cerrar la frontera selvática y repatriar a todo migrante irregular que la cruce.

“Ya iniciamos una serie de estudios, a través de organismos internacionales, él [Mulino] ha hecho algunos contactos a nivel diplomático y estamos en la preparación de un plan que con posterioridad se dará a conocer”, afirmó Ábrego a los periodistas tras el anuncio de su designación.

Ábrego fue el primer director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), creado en el año 2008. Mulino destacó este jueves al designarlo como titular del Ministerio de Seguridad Pública que fue el responsable de la expulsión del Darién de la guerrilla colombiana.

El nuevo ministro reconoció que “tratar de lograr el cierre de la frontera no es una cosa fácil, son 260 kilómetros de selva”, pero se mostró convencido de que “sí” se puede hacer.

Sobre el temor de que en esta tarea de repatriación masiva anunciada por Mulino no se respeten los derechos humanos de los migrantes, Ábrego respondió que Panamá siempre ha sido garante de estos.

“Tenemos que partir de que Panamá siempre ha respetado los derechos humanos de todas las personas”, una práctica que se confirma con el trato que ahora reciben los miles de viajeros irregulares en unas estaciones situadas en la frontera, donde reciben alimentación, servicios de salud y se les toma los datos biométricos.

En lo que va de año, más de 153.003 migrantes irregulares en tránsito llegaron a Panamá tras cruzar el Darién. El año pasado, esta cifra superó los 520.000, algo inédito y que revela la dimensión de esta crisis humanitaria.

Entre enero y abril más de 30.000 menores y adolescentes cruzaron la selva, un 40 % más que en el mismo lapso del año pasado, alertó el miércoles Unicef, que dijo que “se calcula que en 2024 podrían cruzar la selva 800.000 personas, entre ellas 160.000 menores de 18 años, y es probable que muchas necesiten asistencia humanitaria”.

“Panamá y nuestro Darién no es una ruta de tránsito. No señor, esa es nuestra frontera. El concepto de cierre que he esbozado implica un concepto filosófico que guarda relación con cerrar la frontera en función de que iniciaremos con ayuda internacional un proceso de repatriación con todo apego a los derechos humanos”, dijo Mulino al ser proclamado presidente electo el pasado 9 de mayo.

LA ESTRELLA DE PANAMA

Más notas sobre el tema