Se realiza la 29ª Marcha del Silencio en reclamo de justicia por las víctimas de la dictadura

830

Marcha de Silencio: Familiares exige que se entregue la información que las fuerzas armadas retiene

Este lunes 20 de mayo se celebrará la 29ª edición de la Marcha del Silencio, un evento organizado por Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, con el respaldo de diversas organizaciones sociales y de derechos humanos. Esta marcha tuvo su inicio en 1996 y desde entonces se ha convertido en un símbolo de la lucha por la verdad y la justicia en Uruguay.

En Montevideo, la convocatoria está fijada para las 19:00 horas en la intersección de avenida Rivera y Juan Jackson. Los participantes caminarán hasta la plaza Cagancha, situada en 18 de Julio, donde se leerá una proclama. Simultáneamente, se llevarán a cabo actividades similares en otros departamentos del país, uniendo voces en un mismo clamor por la memoria y la justicia.

En una conferencia de prensa celebrada este domingo, la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos ofreció detalles sobre la convocatoria. Alba González, miembro de la organización, destacó: «Nuevamente las calles de la avenida principal de la capital se llenarán de personas reclamando por verdad, memoria y justicia». Este año, la consigna de la marcha es: «Ellos saben dónde están. Exigimos respuestas. Nunca más terrorismo de Estado. Memoria, verdad y justicia».

González enfatizó que esta consigna se replicará «a lo largo y ancho de todo el país» y también en otros países, subrayando la importancia y la justicia del reclamo. «Nuestro pueblo ha abrazado esta causa, entendiéndola como justa y necesaria. Mayo es el mes de la memoria, la marcha es una síntesis del trabajo que se viene realizando. Hace mucho tiempo que esta marcha ha dejado de ser nuestra, de los y las familiares, para ser de una gran parte del pueblo uruguayo que la abriga y sostiene», afirmó.

La Marcha del Silencio no solo busca recordar a los detenidos desaparecidos, sino también exigir respuestas y justicia, manteniendo viva la memoria y la lucha contra el terrorismo de Estado. Esta manifestación se ha consolidado como un espacio de encuentro y reflexión, donde la sociedad uruguaya reafirma su compromiso con los derechos humanos y la verdad.

Rompan el silencio: que digan dónde están
Durante la dictadura militar en Uruguay, que abarcó desde 1973 hasta 1985, decenas de uruguayos fueron víctimas de desapariciones forzadas. Este período oscuro de la historia uruguaya estuvo marcado por una intensa represión política, donde el Estado utilizó el terror como herramienta para silenciar a la oposición y a cualquier forma de disidencia.

Las desapariciones forzadas comenzaron a ser una práctica sistemática en los primeros años del régimen. Los detenidos, en su mayoría militantes de izquierda, estudiantes, sindicalistas y personas sospechosas de tener vínculos con grupos subversivos, eran secuestrados por las fuerzas de seguridad y llevados a centros clandestinos de detención. En estos lugares, eran sometidos a torturas brutales y, en muchos casos, ejecutados sin juicio previo. Sus cuerpos nunca fueron devueltos a sus familias, y su paradero sigue siendo desconocido.

El dolor de los familiares de los desaparecidos ha sido un elemento central en la lucha por la verdad y la justicia en Uruguay. Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos es una de las organizaciones más emblemáticas que surgieron en respuesta a esta tragedia. Desde su formación, han trabajado incansablemente para localizar a los desaparecidos, exigiendo respuestas y justicia por los crímenes cometidos durante la dictadura.

A lo largo de los años, se han logrado algunos avances en esta búsqueda. La creación de la Comisión para la Paz en 2000 y la apertura de archivos militares han permitido identificar restos de algunos desaparecidos, brindando un poco de consuelo a sus familias. Sin embargo, muchos casos siguen sin resolverse, y la lucha continúa.

LR 21

Más notas sobre el tema