También Jamaica quiere poner fin a su dependencia del Reino Unido – Por Álvaro Verzi Rangel

937

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Álvaro Verzi Rangel *

El gobierno de Jamaica anunció que antes de las elecciones generales del próximo año realizará “reformas estructurales” que tendrán como objetivo ponerle fin a su dependencia nominal con la corona británica a cargo de Carlos III y consolidarse definitivamente como una república.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, informó al Príncipe Guillermo de Inglaterra, que la isla caribeña tiene la intención de independizarse por completo y de romper con la corona de Gran Bretaña. El anuncio se produjo cuando otros países de la zona también se plantean cortar los lazos con la monarquía.»Tenemos la intención… de cumplir nuestras ambiciones y nuestro destino como país independiente, desarrollado y próspero», sentenció.

Gran Bretaña gobernó Jamaica durante más de 300 años. Cientos de miles de esclavos traídos a la fuerza desde África fueron explotados hasta la extenuación durante más de tres siglos.A finales de 2021, Barbados se convirtió en el cuarto Estado caribeño en tomar su independencia, tras Guyana en 1970, Trinidad y Tobago en 1976 y Dominica en 1978. Ahora, además de Jamaica, otras islas de la región estarían considerando la misma ruta.

Aunque logró su independencia en 1962, el país no cortó lazos con el Reino Unido y mantuvo a la reina Isabel II como su jefa de Estado. Sin embargo, en marzo el parlamento jamaiquino inició el proceso para convertir a la isla caribeña en una república independiente con la creación del Comité de Reforma Constitucional.

“Esperamos poder realizar estas reformar para 2025 y librarnos del monarca británico como cabeza de nuestra democracia”, anunció el viceministro de Asuntos Exteriores jamaicano Alando Terrelonge, quien puntualizó que “solo de esa manera” se podrá rendir honores a los antepasados que sufrieron las atrocidades y esclavitud por parte del Reino Unido.

Jamaica está en camino de remover al rey Carlos III como su jefe de Estado. Para convertirse en una república, Jamaica debe presentar el proyecto de ley de la Constitución de Jamaica que tendría que ser aprobado en ambas cámaras del parlamento de Jamaica con una mayoría de dos tercios de votos, según la ministra de Asuntos Jurídicos y Constitucionales de Jamaica, Marlene Malahoo Forte.

Luego deberá realizarse un referéndum sobre la cuestión de si Jamaica debería convertirse en una república, que tendrá que ser aprobada por la mayoría de las personas que están registradas para votar en las elecciones generales.

En una entrevista con el periódico británico The Independent, Terrelonge reivindicó que “el poder real (en su país) pertenece al gobierno y al pueblo de Jamaica”, no a Carlos III. Jamaica se independizó de Gran Bretaña en 1962 y desde entonces adoptó el sistema republicano, cuya máxima autoridad es el primer ministro, pero Isabel II y ahora Carlos III fueron los jefes nominales de esa nación.

«Creo que es un paso adelante muy importante», dijo Carla Gullota, directora de Stand Up for Jamaica, una organización de derechos humanos que se unió a decenas de otros grupos y líderes en la firma de una carta exigiendo disculpas y reparaciones por parte de Gran Bretaña, por los crímenes del pasado.

Las declaraciones del primer ministro se produjeron, un día después de que Gullota y otros activistas se sumaran a una protesta, horas antes de que la pareja real -del Príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton-,llegara a Jamaica el martes, como parte de una gira de una semana por Centroamérica y el Caribe.

«Esta visita (de la pareja real) me ha hecho ver que muchos jamaicanos están deseando que Jamaica se convierta en una república totalmente independiente», añadió Gullota, quien especificó que la isla tiene todas las posibilidades y el potencial para lograrlo.

Jamaica es miembro de la Commonwealth (Mancomunidad de Naciones) integrada por 53 estados independientes conformada por el Reino Unido y casi todos sus excolonias y protectorados, más Mozambique y Ruanda. A la cabeza de la Mancomunidad está ahora Carlos III.

Terrelonge dijo que la nación se está preparando para convertirse en una república después de más de 350 años de dominio colonial.La medida significa que la antigua colonia británica se liberaría al tiempo que honraría a sus ancestros africanos que fueron traficados, brutalizados y esclavizados por Gran Bretaña durante siglos, dijo en una entrevista exclusiva con The Independent.

«Seguimos esperando que para 2025 hayamos completado esas reformas y removido al monarca británico como jefe de nuestra democracia», dijo, añadiendo que no se trata de una figura y que el poder real reside en el gobierno de Jamaica y el pueblo de Jamaica.

Carlos es actualmente rey de Jamaica y un monarca británico ha gobernado Jamaica desde que los imperialistas colonizaron el país en 1655.Sin embargo, en 2022, el primer ministro del país Andrew Holness anunció intenciones para que el reino se convirtiera en una república durante una desafortunada gira real por el país por el Príncipe y la Princesa de Gales.

“Siempre he sostenido que se lo debemos a nuestros ancestros que lucharon y murieron para que pudiéramos ser libres, se lo debemos a los redactores de nuestra constitución, el trabajo hecho por nuestros héroes nacionales, para que Jamaica camina ahora como verdaderamente liberado e independiente”, dijo Terrelonge, durante una visita a Londres.

Con tener un jefe de Estado jamaiquino, cada joven rey y joven reina en Jamaica puede aspirar a ser un día el jefe de Estado de su propio país, y ya no tendremos que, figurativamente o no, presentar respeto o jurar lealtad a un monarca extranjero.

El año pasado, el primer ministro Andrew Holness nombró a 14 miembros de un Comité de Reforma Constitucional para discutir los pasos necesarios para transformar a Jamaica en una república, incluida quién será el presidente, en sustitución del monarca británico. Hubo quejas, al señalarse que supuestamente carece de diversidad (la mayoría son abogados), y excluye a los antimonárquicos y representantes de las comunidades LGBT, o se que    no refleja la población de Jamaica.

El escándalo Windrush

En los últimos años, varios representantes del gobierno jamaiquino han reafirmado el compromiso de la nación con abandonar la monarquía y destacado el pobre historial de Gran Bretaña en el racismo, el fracaso en disculpas por la esclavitud y la perpetración del escándalo de Windrush contribuyeron a las razones por las que Jamaica está dispuesta a convertirse en una república.

En 2018, la ministra del Interior británica, Amber Rudd, debió dimitir luego de que se descubriera que algunos miembros de la generación Windrush habían sido declarados inmigrantes ilegales.El escándalo se dio a conocer tras la filtración de documentos que mostraban que el gobierno conservador de Theresa May había establecido cuotas de deportaciones de inmigrantes, que incluían a personas de origen caribeño que habían llegado en la posguerra para ayudar con los esfuerzos de reconstrucción.

Ahora, una investigación de la BBC ha descubierto una nueva polémica: documentos desclasificados revelaron que cientos de estos inmigrantes que padecían enfermedades crónicas o de salud mental fueron enviados de regreso al Caribe, algo descrito por el gobierno británico actual como una «injusticia histórica».

Los documentos de la época muestran que los gobiernos británicosbuscaron restringir la “inmigración de color”, para no dar la impresión de que estaban «intentando deshacerse activamente… de los ciudadanos de la Mancomunidad que no servían de nada a Gran Bretaña». Esto no parece haber convencido a los funcionarios de Jamaica.

En 1963, la Oficina del Alto Comisionado escribió al gobierno británico quejándose de que los hospitales de Reino Unido solicitaban repatriaciones «en gran parte por la presión sobre las camas u otros servicios hospitalarios».

Eliminar las visas

Terrelonge dijo a The Independent Jamaica que sigue presionando al gobierno británico para que elimine las restricciones de visado para sus ciudadanos para que puedan viajar libremente al Reino Unido.El tema fue debatido durante un visita de los parlamentarios británicos a Jamaica en noviembre, dirigida a fomentar discusiones significativas a través de un programa de intercambio parlamentario.

Como punto de compromiso, el ministro de Estado sugirió que Gran Bretaña debería comenzar por levantar las restricciones de viaje a creativos, dueños de negocios y miembros del gobierno jamaiquinos.Jamaica es actualmente el único país con el monarca británico como jefe de Estado que requiere visados para entrar en el Reino Unido. Todos los ciudadanos jamaiquinos están sujetos a las restricciones si desean entrar en el Reino Unido.

Dijo que la nación se está preparando para convertirse en una república después de más de 350 años de dominio colonial. “Dado los lazos históricos entre Jamaica y el Reino Unido, creemos que sería bueno que se levantaran las restricciones de visado (…) Cuando viajo por trabajo, todavía necesito un visado para venir al Reino Unido a pesar de que viajo con un pasaporte diplomático,” explicó.

El racismo y los negocios

El gobierno jamaiquino enfrenta continuos llamados a dejar de hacer negocios con Frank Hester, donante del Partido Conservador,  después de sus comentarios racistas sobre Diane Abbott, la primera mujer negra en la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña (desde 1987) , quien resulta ser de herencia jamaicana: Ver y escuchar a Abbott le hacía “odiar a todas las mujeres negras, y habría que pegarle un tiro”, dijo.

En 2022, la empresa de Hesteres, TPP, recibió un contrato de 5 millones de dólares para implementar su sistema electrónicoi de registros de salud en Jamaica. El escándalo en torno al donante conservador emergió coincidiendo con la ampliación por el Gobierno de la definición de extremismo, para incluir a grupos islamistas, lo cual expone aún más el doble rasero de la Administración Sunak, que resiste las presiones a devolver el dinero.

Al fin y al cabo se trata de su principal patrocinador, que ha aportado casi la mitad de los fondos para la campaña. El oro causa avaricia y trae problemas, ya sea el del Rin, el de los nazis o el de Frank Hester.

Mientras, Abott es objeto de veneración por la izquierda por su activismo en materia de derechos humanos e igualdad racial, su campaña por el matrimonio gay y contra el Brexit y la guerra de Irak, por el medio ambiente y contra las armas nucleares, por las matrículas universitarias gratuitas y contra la austeridad. El primer ministro británico Rishi Sunak dijo que el comentario era “poco educado” pero no constituía racismo, tan sólo para tener que rectificarse bajo presión al cabo de veinticuatro horas.

Hija de inmigrantes jamaicanos (su padre soldador, su madre enfermera), fue la primera de su familia en estudiar más allá de la primaria, y ya en el colegio supo lo que era la discriminación racial, cuando un profesor, convencido de una negra era incapaz de hacer trabajos tan buenos como los suyos, la acusó de copiar.

*Sociólogo  y analista internacional, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Más notas sobre el tema