Bukele juramentó para ejercer su segundo mandato

824

Nayib Bukele juramentado para su 2° mandato como presidente de El Salvador

El sábado 1 de junio, Nayib Bukele fue juramentado nuevamente como presidente de El Salvador para un nuevo periodo de cinco años (2024 – 2029),  marcando así su reelección. La ceremonia tuvo lugar en el histórico Palacio Nacional, en el Centro Histórico de San Salvador, donde también fue juramentado Félix Ulloa como vicepresidente para el mismo quinquenio.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, tomó el juramento constitucional a Bukele y Ulloa, en presencia de altos funcionarios, dignatarios internacionales y ciudadanos salvadoreños.

Durante la juramentación, realizada en el Palacio Nacional, Ernesto Castro preguntó: “Ciudadano Nayib Armando Bukele Ortez, electo por el pueblo salvadoreño para el cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador para el periodo comprendido desde el 1 de junio de 2024 hasta el 1 de junio de 2029, ¿jura usted bajo palabra de honor ser fiel al mandato del pueblo, protegiéndolo de cualesquiera obstáculos o amenaza, asegurando un mejor porvenir para los salvadoreños, así como cumplir la Constitución de la República y demás leyes que aseguren los derechos establecidos en la Carta Magna?”. A lo que Bukele respondió con un contundente “Sí, juro”.

Tras la juramentación, Castro exclamó: “Si así lo hiciere, que la patria lo premie y, si no, que ella lo demande. Queda en posesión del cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador, que Dios lo bendiga, presidente”. Acto seguido, el presidente legislativo impuso la banda presidencial a Bukele, quien recibió los aplausos de los invitados especiales en el Palacio Nacional.

En su segundo discurso presidencial, Bukele destacó los logros de su administración y delineó su visión para el futuro. “El 4 de febrero, ustedes reafirmaron que este es el camino que El Salvador eligió para salir adelante y cambiar para siempre. Pero, a partir de ahora, tenemos una enorme tarea: Proteger, como un león, nuestro legado”, expresó Bukele, señalando la importancia de continuar con las transformaciones iniciadas en su primer mandato.

Bukele resaltó que su gobierno ha logrado cambiar significativamente la situación del país. “Poco a poco, empezamos a crear algo mucho más significativo: un espejo donde toda Latinoamérica se ve ahora. Nuestra generación detuvo la inercia de la historia. Frenamos casi un siglo de violencia sistemática, avalada por poderes extranjeros e impulsada por la maldad, y la incompetencia de los gobiernos en turno”, afirmó el presidente.

El mandatario también se refirió a los desafíos económicos, indicando que “El Salvador necesita tres cosas para arreglar la economía: la ayuda de Dios, el trabajo incansable del Gobierno, y que el pueblo defienda a capa y espada cada una de las decisiones que tomemos”. Enfatizó la necesidad de un cambio de mentalidad entre los salvadoreños: “También es urgente que cambiemos algo más. La idea de que nos merecemos solo lo malo y lo feo. De quejarnos cuando las cosas cambian para bien. A eso le llamo yo mentalidad del fracaso y debemos combatirla nosotros mismos”.

La ceremonia de juramentación y el discurso del presidente Bukele marcaron el inicio de un nuevo capítulo en la historia de El Salvador, con un enfoque en la consolidación de los logros obtenidos y la implementación de nuevas políticas para el desarrollo y bienestar del país.

A la ceremonia de investidura presidencial asistieron diversas personalidades y representantes de diferentes sectores:

Integrantes de los tres poderes del Estado
Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE)
Empresarios
Representantes de gremiales
Líderes internacionales como:
Rey Felipe VI de España
Presidente de Argentina, Javier Milei
Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas
Presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves
Presidente de la República de Paraguay, Santiago Peña
Presidenta de Honduras, Xiomara Castro
El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, tomó el juramento constitucional a Bukele y Ulloa en presencia de estos dignatarios y ciudadanos salvadoreños. Durante la juramentación, Castro preguntó solemnemente: “Ciudadano Nayib Armando Bukele Ortez, electo por el pueblo salvadoreño para el cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador para el periodo comprendido desde el 1 de junio de 2024 hasta el 1 de junio de 2029, ¿jura usted bajo palabra de honor ser fiel al mandato del pueblo, protegiéndolo de cualesquiera obstáculos o amenaza, asegurando un mejor porvenir para los salvadoreños, así como cumplir la Constitución de la República y demás leyes que aseguren los derechos establecidos en la Carta Magna?”. A lo que Bukele respondió con un contundente “Sí, juro”.

Tras la juramentación, Castro exclamó: “Si así lo hiciere, que la patria lo premie y, si no, que ella lo demande. Queda en posesión del cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador, que Dios lo bendiga, presidente”. Acto seguido, el presidente legislativo impuso la banda presidencial a Bukele, quien recibió los aplausos de los invitados especiales.

En su segundo discurso presidencial, Bukele destacó los logros de su administración y delineó su visión para el futuro. “El 4 de febrero, ustedes reafirmaron que este es el camino que El Salvador eligió para salir adelante y cambiar para siempre. Pero, a partir de ahora, tenemos una enorme tarea: Proteger, como un león, nuestro legado”, expresó Bukele, subrayando la importancia de continuar con las transformaciones iniciadas en su primer mandato.

Bukele fue reelecto en el cargo en las elecciones del pasado 4 de febrero junto al vicepresidente Félix Ulloa bajo la bandera del partido Nuevas Ideas. Ambos candidatos de Nuevas Ideas recibieron los votos de 2,701,725 salvadoreños, un 84.65 % de sufragios válidos, superando ampliamente a su principal contrincante, Manuel Chino Flores, de la exguerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien obtuvo 204,167 votos.

CONTRAPUNTO

Más notas sobre el tema