El Presidente Biden inicia cierre de frontera con México

493

Biden ‘blinda’ a EU de migrantes: Ordena cerrar hoy la frontera con México por solicitudes de asilo

El presidente Joe Biden presentó una serie de medidas para frenar las solicitudes de asilo y evitar un aumento de los cruces fronterizos este verano, en un intento políticamente polémico de hacer frente a una de sus mayores vulnerabilidades internas.

Con las medidas, que entrarán en vigor a última hora de este martes 4 de junio, se cerrará la frontera sur a algunas solicitudes de asilo hasta que el nivel de cruces en la frontera entre Estados Unidos y México disminuya sustancialmente y se elevará el umbral para que las personas permanezcan en el país.

Para Biden, la verdadera prueba de su política consistirá en saber si la medida puede restablecer las percepciones sobre su gestión de la inmigración sin alienar a los votantes y aliados políticos.

Donald Trump, el oponente de Biden en las elecciones de noviembre y los republicanos lo han criticado por la crisis en la frontera suroeste, destacando lo que, según las encuestas, se ha convertido en una cuestión decisiva.

Las medidas de Biden también generarán con toda seguridad recursos judiciales y amenazan con fracturar aún más a los demócratas, que ya están divididos sobre cómo manejar el aumento de los flujos migratorios.

Los progresistas han tildado de draconianas las medidas de Biden, afirmando que empeorarán una crisis humanitaria sin abordar las causas profundas de la migración, mientras que los moderados y los legisladores de los estados indecisos están presionando a la Administración para que frene el flujo de inmigrantes, que están poniendo a prueba los recursos de las ciudades de todo el país.

Antes del anuncio de Biden, la representante Pramila Jayapal, presidente demócrata del grupo progresista del Congreso, calificó los planes de “muy decepcionantes” y agregó que “no resuelven el problema en la frontera”.

Los republicanos han calificado las propuestas de demasiado pequeñas y demasiado tarde.

Biden suspenderá solicitudes de asilo a EU

Biden pronunciará un discurso sobre las medidas en la Casa Blanca este martes a las 2:00 p.m, hora de Nueva York. Los cambios suspenderán las solicitudes de asilo para las personas que crucen entre puertos de entrada cuando los niveles de cruce superen los 2 mil 500 encuentros fronterizos al día.

Los cruces fronterizos ya superaban ampliamente esa cifra en abril, cuando las autoridades estadounidenses registraron unos 4 mil 300 encuentros diarios con inmigrantes indocumentados entre puertos de entrada. Las restricciones no se levantarán hasta que disminuyan a menos de mil 500 al día durante al menos una semana.

Según las autoridades, la norma introduce tres cambios fundamentales en la tramitación bajo las autoridades del denominado Título 8. El primero es que, por lo general, las personas que cruzan la frontera no podrán solicitar asilo cuando los niveles superen el umbral, con algunas excepciones, como en el caso de los menores no acompañados.

En segundo lugar, no todos los solicitantes serán remitidos a una prueba de miedo creíble, un umbral más bajo para la concesión de asilo en el que un funcionario determina si una persona tiene miedo de sufrir daños si es devuelta a su país. Y, por último, Estados Unidos elevará el umbral para quienes no reúnan los requisitos de asilo, pero aleguen temor al regreso, y se les aplicará una prueba más difícil.

Las modificaciones se aplican a todos los no ciudadanos. Las excepciones incluyen a las personas con visas que les permiten entrar a Estados Unidos y los casos de emergencia médica, dijeron los funcionarios.

Las solicitudes de asilo también siguen estando permitidas para quienes conciertan citas a través de la aplicación CBP One y luego lleguen a un puerto de entrada. Esos casos no se consideran para el límite.

Las personas serán expulsadas en algunos casos en cuestión de horas o días, señalaron los funcionarios, aunque reconocieron que depende del país de origen. Estados Unidos ya realiza vuelos de repatriación a algunos países, entre ellos India, según funcionarios estadounidenses. Los ciudadanos mexicanos, así como los procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, serán devueltos a México, como se hacía anteriormente, dijeron los funcionarios.

Los esfuerzos demócratas por revivir un acuerdo bipartidista sobre inmigración que Trump había rechazado fracasaron, lo que llevó a Biden a actuar ahora, antes del verano, cuando suelen aumentar los cruces fronterizos, según los funcionarios estadounidenses.

El financiero


EU endurece restricciones a migrantes en la frontera y suspende solicitudes de asilo

El Presidente Joe Biden reveló el martes planes para aprobar de inmediato importantes restricciones a las y los migrantes que buscan asilo en la frontera con México, en momentos en que la Casa Blanca trata de neutralizar la migración como tema de controversia política de cara a las elecciones de noviembre.

“La frontera no es un tema que deba ser politizado”, expresó Biden, añadiendo que hubiera preferido una acción más duradera mediante una legislación, pero que “los republicanos no me dejaron otra opción”.

Por lo tanto, dijo, está eludiendo la obstrucción republicana para “hacer lo que puedo para encarar el tema fronterizo”, al tiempo que insistió en que “creo que la inmigración siempre ha sido el alma de Estados Unidos. Esta acción ayudará a tomar control de nuestra frontera, a restaurar orden al proceso”.

“Los republicanos no me dejaron otra opción”, aseguró.

La Casa Blanca detalló la muy anticipada proclamación presidencial firmada por Biden, que impediría otorgar asilo a migrantes cuando funcionarios estadounidenses determinen que la frontera sur está siendo abrumada. El Presidente demócrata ha contemplado una acción unilateral desde hace meses, especialmente después de la caída de un acuerdo entre los dos partidos sobre el tema fronterizo, luego de que las y los republicanos lo rechazaron bajo presión de Trump, el virtual candidato presidencial republicano.

La orden entrará en vigor cuando la cantidad de encuentros en la frontera entre los puertos de entrada alcance los dos mil 500 al día, de acuerdo con funcionarios de administración de alto nivel. Esto significa que la orden de Biden debería entrar en vigor de inmediato, debido a que esa cifra es más alta que los promedios diarios actuales. Las restricciones seguirían vigentes hasta dos semanas después de que el número diario de encuentros sea igual o menor que mil 500 al día entre puertos de entrada, en un promedio de siete días. Estas cifras fueron reportadas por primera vez el lunes por The Associated Press.

Una vez que la orden entre en vigor, las y los migrantes que lleguen a la frontera, pero que no expresen temor de regresar a sus países de origen estarán sujetos a ser expulsados de inmediato de Estados Unidos en cuestión de días e incluso de horas. Esos migrantes enfrentarían penas que podrían incluir una prohibición de cinco años de volver a entrar a Estados Unidos, así como la posible presentación de cargos penales.

Mientras tanto, cualquier persona que exprese ese temor o la intención de buscar asilo será examinada por un oficial de asilo de Estados Unidos, pero con unas normas más estrictas que las que se utilizan actualmente. Si la persona aprueba el proceso, podrá buscar formas más limitadas de protección humanitaria, incluida la Convención contra la Tortura de la ONU.

La orden de Biden fue detallada por cuatro funcionarios de administración de alto nivel, que insistieron en mantenerse en el anonimato para describir este esfuerzo a los reporteros. La directriz se produce en un momento en que el número de migrantes encontrados en la frontera ha ido en declive de forma constante desde diciembre; pero aún así, los funcionarios mencionados justificaron la orden argumentando que las cifras siguen siendo demasiado altas, y que podrían aumentar cuando mejore el clima, cuando suele incrementarse el número de encuentros.

Sin embargo, sigue habiendo muchas preguntas y complicaciones sobre cómo se pondrá en práctica la nueva directriz.

Por ejemplo, el Gobierno de Biden ya tiene un acuerdo con México, en el que este último convino aceptar hasta 30 mil ciudadanos al mes provenientes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, una vez que se les haya negado la entrada a Estados Unidos, y las y los funcionarios citados dicen que dicho acuerdo continuará según esta orden. Sin embargo, no se sabe qué ocurrirá con las y los ciudadanos de otros países a quienes se les niega la entrada según la directriz de Biden.

Los funcionarios de alto nivel también reconocieron que el objetivo del Gobierno de deportar rápidamente a las y los migrantes se complica debido a la financiación insuficiente por parte del Congreso. El Gobierno también enfrenta ciertas limitaciones legales en lo relacionado con la detención de las familias migrantes, aunque el Gobierno afirma que seguirá cumpliendo esas obligaciones.

La autoridad legal invocada por Biden se produce de conformidad con la Sección 212(f) de la Ley de Migración y Nacionalidad, que permite que un Presidente limite la entrada de ciertos migrantes si ésta se considera “perjudicial” para los intereses nacionales. Los funcionarios mencionados expresaron su confianza en que podrán poner en práctica la orden de Biden, a pesar de las amenazas de prominentes grupos legales de demandar al Gobierno debido a la directriz.

Los funcionarios citados insistieron en que la propuesta de Biden difiere notablemente de la de Trump, que se apoyó en las mismas disposiciones de la Ley de Migración y Nacionalidad utilizadas por Biden, incluida su directriz de 2017, de prohibir la entrada a las y los ciudadanos de naciones de mayoría musulmana y sus esfuerzos para frenar el asilo.

Por ejemplo, en la orden de Biden se menciona a varios grupos de migrantes que estarían exentos por razones humanitarias, entre ellos las víctimas de tráfico humano, las y los menores no acompañados, y las personas con emergencias médicas graves.

La directriz también exentaría a las y los migrantes que llegan en lo que los funcionarios de alto nivel describieron como una forma ordenada, que incluye a las personas que hacen citas con funcionarios fronterizos en los puntos de entrada utilizando la aplicación CBP One de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Se han hecho alrededor de mil 450 citas al día mediante la aplicación, que se puso en marcha el año pasado.

La última vez que el número promedio diario de arrestos por cruzar desde México estuvo por debajo de dos mil 500 fue en enero de 2021, el mes en que Biden asumió el cargo. La última vez que el número de encuentros en la frontera se redujo a mil 500 al día fue en julio de 2020, en el apogeo de la pandemia de COVID-19.

Los republicanos del Congreso, que a principios de este año rechazaron casi unánimemente la propuesta bipartidista del Senado sobre la frontera, desestimaron la orden de Biden, diciendo que no es más que un “ardid político” con el objetivo de mostrar una aplicación más severa de la Ley migratoria antes de las elecciones.

“Durante todo este tiempo, trató de convencernos a todos de que no había ninguna forma en que pudiera arreglar el desastre”, señaló el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, en conferencia de prensa. “Recordemos que fue él quien la fraguó”.

AMLO RESPONDE A LA MEDIDA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó este martes que sostendrá una llamada telefónica con su homólogo estadounidense por la medida, y aseguró que la frontera norte no se cerrará, a pesar del decreto firmado.

El mandatario mexicano señaló que hay buen entendimiento entre ambos gobiernos, por lo que pidió que no se pensara en cerrar la frontera o en la militarización.

“Que se atiendan las causas de la migración, que ya no se esté pensando ni en muros, ni en militarizar la frontera, ni en cerrar la frontera porque eso no se puede”, declaró.

“Tenemos pendiente una llamada telefónica con el Presidente Biden, probablemente hoy, sobre esto, sobre el tema migratorio. Hemos venido avanzando bien, hay posturas de los dos gobiernos, primero, que mantengamos una relación de respeto a nuestras soberanías, que busquemos una política de buena vecindad”, agregó.

Sin embargo

Más notas sobre el tema