El Salvador | Bukele asumió su segunda presidencia

1.006

Nayib Bukele juramentado para su 2° mandato como presidente de El Salvador

Este sábado 1 de junio, Nayib Bukele fue juramentado nuevamente como presidente de El Salvador para un nuevo periodo de cinco años (2024 – 2029),  marcando así su reelección. La ceremonia tuvo lugar en el histórico Palacio Nacional, en el Centro Histórico de San Salvador, donde también fue juramentado Félix Ulloa como vicepresidente para el mismo quinquenio.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, tomó el juramento constitucional a Bukele y Ulloa, en presencia de altos funcionarios, dignatarios internacionales y ciudadanos salvadoreños.

Durante la juramentación, realizada en el Palacio Nacional, Ernesto Castro preguntó: “Ciudadano Nayib Armando Bukele Ortez, electo por el pueblo salvadoreño para el cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador para el periodo comprendido desde el 1 de junio de 2024 hasta el 1 de junio de 2029, ¿jura usted bajo palabra de honor ser fiel al mandato del pueblo, protegiéndolo de cualesquiera obstáculos o amenaza, asegurando un mejor porvenir para los salvadoreños, así como cumplir la Constitución de la República y demás leyes que aseguren los derechos establecidos en la Carta Magna?”. A lo que Bukele respondió con un contundente “Sí, juro”.

Tras la juramentación, Castro exclamó: “Si así lo hiciere, que la patria lo premie y, si no, que ella lo demande. Queda en posesión del cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador, que Dios lo bendiga, presidente”. Acto seguido, el presidente legislativo impuso la banda presidencial a Bukele, quien recibió los aplausos de los invitados especiales en el Palacio Nacional.

En su segundo discurso presidencial, Bukele destacó los logros de su administración y delineó su visión para el futuro. “El 4 de febrero, ustedes reafirmaron que este es el camino que El Salvador eligió para salir adelante y cambiar para siempre. Pero, a partir de ahora, tenemos una enorme tarea: Proteger, como un león, nuestro legado”, expresó Bukele, señalando la importancia de continuar con las transformaciones iniciadas en su primer mandato.

Bukele resaltó que su gobierno ha logrado cambiar significativamente la situación del país. “Poco a poco, empezamos a crear algo mucho más significativo: un espejo donde toda Latinoamérica se ve ahora. Nuestra generación detuvo la inercia de la historia. Frenamos casi un siglo de violencia sistemática, avalada por poderes extranjeros e impulsada por la maldad, y la incompetencia de los gobiernos en turno”, afirmó el presidente.

El mandatario también se refirió a los desafíos económicos, indicando que “El Salvador necesita tres cosas para arreglar la economía: la ayuda de Dios, el trabajo incansable del Gobierno, y que el pueblo defienda a capa y espada cada una de las decisiones que tomemos”. Enfatizó la necesidad de un cambio de mentalidad entre los salvadoreños: “También es urgente que cambiemos algo más. La idea de que nos merecemos solo lo malo y lo feo. De quejarnos cuando las cosas cambian para bien. A eso le llamo yo mentalidad del fracaso y debemos combatirla nosotros mismos”.

La ceremonia de juramentación y el discurso del presidente Bukele marcaron el inicio de un nuevo capítulo en la historia de El Salvador, con un enfoque en la consolidación de los logros obtenidos y la implementación de nuevas políticas para el desarrollo y bienestar del país.

A la ceremonia de investidura presidencial asistieron diversas personalidades y representantes de diferentes sectores:

  • Integrantes de los tres poderes del Estado
  • Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE)
  • Empresarios
  • Representantes de gremiales
  • Líderes internacionales como:
  • Rey Felipe VI de España
  • Presidente de Argentina, Javier Milei
  • Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas
  • Presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves
  • Presidente de la República de Paraguay, Santiago Peña
  • Presidenta de Honduras, Xiomara Castro

El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, tomó el juramento constitucional a Bukele y Ulloa en presencia de estos dignatarios y ciudadanos salvadoreños. Durante la juramentación, Castro preguntó solemnemente: “Ciudadano Nayib Armando Bukele Ortez, electo por el pueblo salvadoreño para el cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador para el periodo comprendido desde el 1 de junio de 2024 hasta el 1 de junio de 2029, ¿jura usted bajo palabra de honor ser fiel al mandato del pueblo, protegiéndolo de cualesquiera obstáculos o amenaza, asegurando un mejor porvenir para los salvadoreños, así como cumplir la Constitución de la República y demás leyes que aseguren los derechos establecidos en la Carta Magna?”. A lo que Bukele respondió con un contundente “Sí, juro”.

Tras la juramentación, Castro exclamó: “Si así lo hiciere, que la patria lo premie y, si no, que ella lo demande. Queda en posesión del cargo de presidente constitucional de la República de El Salvador, que Dios lo bendiga, presidente”. Acto seguido, el presidente legislativo impuso la banda presidencial a Bukele, quien recibió los aplausos de los invitados especiales.

En su segundo discurso presidencial, Bukele destacó los logros de su administración y delineó su visión para el futuro. “El 4 de febrero, ustedes reafirmaron que este es el camino que El Salvador eligió para salir adelante y cambiar para siempre. Pero, a partir de ahora, tenemos una enorme tarea: Proteger, como un león, nuestro legado”, expresó Bukele, subrayando la importancia de continuar con las transformaciones iniciadas en su primer mandato.

Bukele fue reelecto en el cargo en las elecciones del pasado 4 de febrero junto al vicepresidente Félix Ulloa bajo la bandera del partido Nuevas Ideas. Ambos candidatos de Nuevas Ideas recibieron los votos de 2,701,725 salvadoreños, un 84.65 % de sufragios válidos, superando ampliamente a su principal contrincante, Manuel Chino Flores, de la exguerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien obtuvo 204,167 votos.

Contra Punto


Organizaciones desconcen a nuevo gobierno de Nayib Bukele

El Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular (BRP) desconoció el segundo gobierno de Bukele, por lo que inició una campaña de repudio a escala nacional e internacional. Este uno de junio será la juramentado Nayib Bukele, como presidente inconstitucional, surgido de unas votaciones ilegales porque la Constitución prohíbe la reelección.

Según el representante del BRP, Fran Omar Rodríguez, con esta campaña se pretende denunciar que las pasadas elecciones inconstitucionales y fraudulentas, dejaron como resultado autoridades impuestas, ilegales e ilegítimas, que no son reconocidas por una gran parte de la población.

“A nuestra campaña se suma la comunidad salvadoreña en el exterior y organizaciones hermanas de otros países, las cuales llevarán plantones, manteadas, videos, comunicados y otras acciones de repudio al gobierno de facto que pretende instalarse indefinidamente en nuestro país y en solidaridad con el pueblo y el movimiento popular salvadoreño”, detalló.

“El pueblo enfrentará el inicio de una nueva etapa de lucha surgida del fraude, la corrupción y mentiras del clan empresarial de los Bukele, el cual pretende perpetuarse en el poder, para tratar de liquidar a las fuerzas de izquierda y del movimiento popular, y transitar a hacia la oligarquía a través del acaparamiento de los recursos públicos”, señaló.

Rodríguez afirmó que el BRP está comprometido a no permitir la consolidación de la dictadura, la cual se ha venido configurando por medio de la violencia y las violaciones al marco legal; seguirán fortaleciendo y enfrentando con firmeza al nuevo gobierno de facto, hasta derrotarlo con la lucha organizada del pueblo.

Asimismo, reiteró el llamado al pueblo, fuerzas revolucionarias, democráticas y progresistas, a luchar unidas contra la dictadura, a rescatar al país para enrumbarlo por la senda de la democracia y justicia social.

“Como organizaciones en resistencia entramos a una nueva etapa de lucha ante la imposición de Bukele como presidente de la República, para otro período de 5 años. El 1 de junio se consumará un nuevo golpe al proceso democrático abierto con los Acuerdos de Paz en 1992, la pérdida de muchos derechos ganados por y para mujeres y hombres luchadores a lo largo de todos estos años”, expresó el BRP.

A la vez, se solidarizó con las víctimas del régimen y llaman a impulsar las luchas populares, para poner alto a los desalojos y expropiación de tierras, violación de los derechos laborales; abandono del sector agropecuario; ataques contra las mujeres; al acoso al personal de salud y al desfinanciamiento a la educación, en particular a la Universidad de El Salvador (UES).

Este nuevo período de Bukele se da en medio de un aumento del costo de la vida, el desempleo, la pobreza, la migración, la persecución política y las violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen dictatorial, que golpean con más fuerza a la población empobrecida, personas adultas mayores, mujeres, juventud y comunidad LGTBIQ+.

Diario Colatino


“La sociedad salvadoreña es como una persona enferma aún»: Bukele sobre «larga lista» de problemas que necesitan soluciones

Nayib Bukele, al iniciar su segundo mandato presidencial consecutivo, defendió las medidas que tomó para abordar los problemas de inseguridad en el país, y pidió plena confianza para las decisiones que adoptará en materia económica en los próximos cinco años, algunas de las cuales podrían ser amargas, adelantó.

“La sociedad salvadoreña es como una persona enferma aún; ha tenido múltiples enfermedades desde que nació, problemas en economía, en salud, en educación, en infraestructura, en empleo, en vivienda y en una larga lista”, dijo Bukele desde el balcón principal del Palacio Nacional ante un plaza Gerardo Barrios, abarrota de personas, y luego, agregó: “pero hace 30 años apareció una enfermedad más grave, y más urgente, el cáncer de las pandillas”.

“Hace cinco años aquí, en esta misma plaza les pedí que confiaran y que defendieran nuestras decisiones, aunque algunas sonaran a medicina amarga… el pueblo salvadoreño tomó la decisión de seguir al pie de la letra la receta y juntos nos libramos del cáncer de las pandillas”, aseguró y recordó parte de la receta: “el 1 de mayo de 2021 quitamos al Fiscal anterior y quitamos a los magistrados de la Sala de lo Constitucional anteriores, y en menos de un año ya éramos el país más seguro de toda la región”, aseguró.

“La oposición, que es numéricamente insignificante pero rabiosa, sigue defendiendo una democracia que solo nos dejó hijos, padres, abuelos, amigos y hermanos asesinados”.
Nayib Bukele, presidente de El Salvador

Las medidas que tomó el gobierno en seguridad pública en los pasados cinco años, según Bukele, dieron resultado incluso por arriba de sus expectativas, gracias a que la población salvadoreña lo ha apoyado en todo momento y a que él nunca ha escuchado las sugerencias o críticas de los expertos o de quienes adversan su políticas en el país o en el extranjero.

En 2019, Bukele recibió un país con una tasa de homicidios de 38 por cada 100,000 habitantes. Esa cifra, aunque alta, no es la más alta que ha tenido el país en su historia reciente, ya que en 2015 llegó hasta 106 por cada 100,000 habitantes.

En los cuatro años entre 2015 y 2019, la tasa de homicidios bajó de manera consecutiva, y la tendencia se mantuvo en los siguientes cinco años. Al cierre de 2023, la tasa de homicidios fue de 3.1 por cada 100,000 habitantes, aunque esta cifra no incluye a todos los homicidios.

“La sociedad salvadoreña sigue enferma, pero ya no tiene cáncer”, aseguró Bukele al referirse al problema delictivo de las pandillas. “Ahora que ya resolvimos lo más urgente que era la seguridad, vamos a enfocarnos de lleno en los problemas importantes, empezando por la economía, y quizá en este tratamiento para sanar la economía también haya que tomar medicina amarga”, agregó.

“El país ya se curó de las pandillas, y ahora quiere curarse de la mala economía”, aseguró tajante Bukele, e indicó que el país necesita tres cosas para arreglar la economía: la guía de Dios, el trabajo incansable del gobierno y que la población defienda “a capa y espada” cada una de las decisiones que él tome.

En su discurso, Bukele no hizo mención específica a políticas económicas, ni fiscales que podrían ser implementadas en los próximos años, y para las cuales tiene a su favor una Asamblea Legislativa bajo su control, con 57 diputados de 60.

Lejos de ello, en cierre de su discurso, Bukele, al igual que hace cincos años, pidió a sus seguidores que hicieran un juramento: “juramos defender incondicionalmente nuestro proyecto de nación, siguiendo al pie de la letra cada uno de los pasos, sin quejarnos, pidiendo la sabiduría de Dios para que nuestro país sea bendecido con otros milagro, y juramos nunca escuchar a los enemigos del pueblo”.

Bukele fue juramentado como presidente de la República, luego de terminar un período de cinco años. La reelección inmediata está prohibida por la Constitución, pero ese texto fue reinterpretado por la Sala de lo Constitucional que Bukele y su Asamblea Legislativa impuso el 1 de mayo de 2021 sin seguir el debido proceso legal.

“Propagandístico”

Mientras, las primeras respuestas a la juramentación para la ampliación del mandato de Bukele cuestionaron no solo la legitimidad de la misma, sino su discurso inaugural, analistas consideraron que hubo falta de precisión y claridad sobre qué cosas piensa hacer en el quinquenio.

“Fue un discurso propagandístico. Tuvo que justificar su constitucionalidad, pues sabe que su mandato es ilegítimo. De hecho, con eso comenzó el discurso”, consideró Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana, en un primer momento.

“Su petición de defender como león lo logrado, se refiere a defenderlo a él, cumplir lo que el gobierno hace sin quejarse”, agregó Escobar.

Mientras, organizaciones sociales, de derechos humanos y de la Universidad de El Salvador rechazaron la ampliación del mandato de Bukele.

“Fue un discurso propagandístico. Tuvo que justificar su constitucionalidad, pues sabe que su mandato es ilegítimo. De hecho, con eso comenzó el discurso”.
Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana

“(Bukele) juró cumplir la Constitución y no lo hizo. Ahora se consolida una dictadura y una serie de violaciones de derechos humanos, desde los sectores más vulnerables hasta llegar al momento de tener presos políticos y capturas arbitrarias”, afirmó Ivania Cruz, vocera de la Unidad de Defensa de los Derechos Humanos y Comunitarios (UNIDEHC).

El Colegio Médico también emitió un comunicado en el que, aunque no hizo alusión directa al discurso de Bukele, sí mencionó que “parte de la realidad de El Salvador de hoy sigue siendo un sistema de salud deficiente”, lo que hizo extensivo a la situación de médicos. “Se están sometiendo al igual que el personal de salud a una serie de ataques (…) actual ambiente de represión a sus derechos”, indicaron en su comunicado.

La Prensa Gráfica


Más notas sobre el tema