Paraguay | Un viraje a la derecha que sigue avanzando – Por Adolfo Giménez , especial para NODAL

652

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Un viraje a la derecha que sigue avanzando

Por Adolfo Giménez*, especial para Nodal

El presidente Santiago Peña comenzó un giro a la tradicional política conservadora y neoliberal que venía sosteniendo el hegemónico Partido Colorado, como parte de un retroceso democrático que comenzó en junio de 2012 con el golpe de Estado parlamentario que derrocó al presidente Fernando Lugo (2008-2012).  Se trata de un viraje más hacia la derecha y la ultraderecha. Para ello utiliza su mayoría en las dos  Cámaras del Congreso y el control del aparato de Estado, además de 15 de las 17 gobernaciones del país.

Es una tendencia totalitaria que coincide con la participación de dirigentes del oficialismo en los  últimos encuentros de la Conferencia Política de Acción Conservadora  en México (abril 2023) y en Hungria (abril 2024).  Y una profundización de las relaciones con el Estado de Israel al que prometió trasladar la embajada a Jesusalén y otorgó su voto  en la ONU en contra del cese del fuego en Gaza para detener el genocidio del pueblo Palestino.  Desde que asumió el poder  en agosto del año pasado, Peña encaró el acercamiento de manera preferente con  el presidente argentino Javier Milei, visitándolo en cuatro ocasiones en los últimos meses. También visitó a Nayib Bukele de El Salvador y participó de su última asunción del cargo presidencial.

Esta ubicación en la política internacional tiene también una relación directa con el liderazo actual del expresidente Horario Cartes en la actual conducción del Partido Colorado (aunque poco se conoce de las ventajas que tendría esta reubicación). El gobierno de Peña aceptó los acuerdos para dejar a cargo del Cuerpo de Ingenieros de la Marina de Estados Unidos la supervisión de la Hidrovía, en el trayecto que corresponde a territorio paraguayo y reitero que no habrá apertura de relaciones diplomáticas con China.  Es probable que esta nueva posición tenga relación  con  el crecimiento de la derecha y la ultraderecha en los principales países de la Unión Europea, evidenciado en las última elecciones del Parlamento Europeo y la cercanía de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

A nivel interno comenzó una política de sanción directa a políticos de la oposición que generan molestias e incomodidades. Aconteció con la senadora Katya González, del Partido Encuentro Nacional, quien fue expulsada del Senado por fuertes disputas y acusaciones a personajes de la bancada colorada y del gobierno por corrupción y otros delitos. La inquisición también alcanzó al expresidente Mario Abdo Benítez,  imputado junto a otros exfuncionarios de su  gobierno por supuesta revelación de secretos mediante la filtración de informes  de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad). La Comisión Bicameral del Congreso había hecho una investigación al respeto y publicó un informe (1).

Además, la fiscalía formuló acusación y solicitó la apertura de juicio oral y publico a Miguel Prieto, intendente de Ciudad del Este, la segunda ciudad del país, por supuesta lesión de confianza y asociación criminal por el supuesto desvío de fondos en la compra de alimentos durante la pandemia, una acusación que tiene todos los indicios de lawfare. Prieto pertenece al movimiento Yo Creo y está alineado en el campo de la oposición.  Esta nueva tendencia política de Peña, sin embargo, logró el apoyo de legisladores de partidos de la oposición (2).  Varios Senadores y Diputados pasaron al campo oficialista, fugas que no significan solamente casos de  corrupción, sino también un alineamiento político, un acuerdo con la actual línea política del gobierno que de esta manera aumentó su capacidad de imponer decisiones. Otro hecho a resaltar es que el nuevo gobierno amplió la militarización al sur de la Región Oriental, abarcando los departamentos de Itapúa, Misiones y Ñeembucu para combatir el crimen organizado, según la disposición oficial. Hace ya diez años se encuentra militarizada la zona norte de la Región Oriental, en los departamentos de Concepción, San Pedro, Amambay y Kanindeju en respuesta a la aparición de grupos armados (aunque los resultados y las intervenciones realizadas hasta ahora son inciertas y confusas). (3)

En el plano económico, el golpe mas reciente contra el derecho de trabajadores y jubilados fue la expropiación  de los fondos de reserva de la Caja de Jubilaciones  del Instituto de Previsión Social (IPS) que estaban depositados en bancos hace más de 70 años, resguardados por leyes de protección que ahora fueron eliminadas. La conducción económica utilizará estos fondos  para pagar deudas e invertir en operaciones desconocidas. También fue eliminado el arancel cero en la Universidad Nacional de Asunción (UNA), la principal del país, recorte que desencadenó grandes movilizaciones de estudiantes en las principales ciudades. Paraguay conforma una economía pequeña y abierta, muy dependiente de factores externos y climáticos, con un sector industrial débil.  En las últimas décadas se consolidó un modelo económico agroexportador,  extrativista, concentrador de la tierra, que coincide hoy con un auge de la inversión inmobiliaria ligada al crecimiento del sector de la construcción y el aumento de las maquilas.

En paralelo, una economía encubierta, creciente, un mercado ilegal de tráfico de drogas, armas y cigarrillos que genera dinero en importantes volúmenes que requiere canales para lograr el blanqueo.  Las autoridades económicas mencionan como un éxito la estabilidad macroeconómica, pero lo indicadores sociales señalan otra cosa. La pobreza llega al 25 por ciento de la población (y el 36 por ciento en niños y adolescentes de 0 a 17 años de acuerdo a datos oficiales).  El 25 por ciento de niñes no acuden a escuelas, según UNICEF y el Ministerio de Educación.  El Estado necesita recursos urgentes para sostener a su clientela política tradicional mediante  contratos, adjudicaciones, empleos, pero sostiene la misma presión tributaria de siempre del 10 por ciento  y la misma política de crecimiento: aumento de las exportaciones de productos primarios y de las maquilas o recurrir a nuevos prestamos cuando el nivel de la deuda externa hace rato pasó el límite permitido y está en alerta roja.

La oposición en su conjunto quedó desarticulada después de la derrota electoral de abril de 2023, en la que la principal sorpresa fue Paraguayo Cubas, un agitador de derecha cuyo partido Cruzada Nacional pasó a constituirse en la tercera fuerza política, pero en menos de tres meses se desintegraron sus bancadas en el Congreso. El progresismo, la izquierda y sectores democráticos muestran una debilidad y una dispersión que no se veía hace mucho tiempo y se encuentran ahora en un nuevo proceso de recuperación. Ante un retroceso democrático y consolidación de un nuevo régimen autoritario con ropaje de democracia, la responsabilidad de haber llegado a esta situación es grande de los partidos de la oposición y de las demás fuerzas políticas, de las organizaciones y dirigentes del campo popular.

* Periodista paraguayo.


(1) https://drive.google.com/drive/folders/1NooXX7ALO_CbHQZaeYaqMXVE1DizXYuc?usp=sharing.
(2) https://www.ultimahora.com/transfuguismo-sintoma-de-la-crisis-de-representacion-y-de-los-partidos)
(3) En la última reunión de ministros del Interior del Mercosur que se realizó en Asunción, Patricia Bulrich, ministra de Seguridad de la Argentina, reiteró que -ante peticion de autoridades paraguayas-  continuará las gestiones para lograr la repatriación de la familia Villalba, con estatus de  refugiado otorgado por la Comisión Nacional de Refugiados de la Argentina.  Esta familia, acusada de organización criminal y otros delitos,  reclama al Estado paraguayo  por el asesinato de las niñas Lilian Mariana y María Carmen, además de la desaparición forzada de Lichita, una prima de las dos fallecidas.

 

 

Más notas sobre el tema