Cultura


Crisol cultural

Otro aspecto de suma importancia. Entre las potencias dominantes, figuran Inglaterra, Holanda, Francia, España, Dinamarca y, Estados Unidos. Luego de disminuir la mano de obra de la mayor parte de los agricultores de las diversas naciones del continente africano, el comercio esclavista se extendió a tierras hindúes, chinas, japonesas y malayas, principalmente.

El crisol cultural que se produjo en este intercambio de sudor y explotación, convivencia forzosa entre civilizaciones, crearon importantes esquemas de comunicación que posteriormente se convertieron en legados universalmente reconocidos. Los vecinos del Caribe no sólo aprovecharon el legado de los idiomas heredados de las potencias colonizadoras, además crearon su propio idioma: el papiamento, mezcla de español, portugués, francés, inglés, que se habla en las islas de Aruba, Bonaire, y Curazao.

La resistencia cultural de estos pueblos no sólo se expresó a través del lenguaje. También generó un conjunto de expresiones de alcance universal en los campos de la música, la literatura, las artes plásticas, la gastronomía, y otras ramas.

El Caribe es un reservorio de riquezas energéticas, acuícolas y es rico en yacimientos de minerales estratégicos. Se trata de una región llamada a convertirse en una potencia turística mundial y de prestación de servicios marítimos por su ubicación geoestratégica.

Cuando el 29 de junio de 2005, 14 mandatarios de igual número de países de Centroamérica y el Caribe, encabezados por los presidentes para ese entonces, Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y Fidel Castro Ruz, presidente de la República de Cuba, se reunieron en la ciudad de Puerto La Cruz para fundar Petrocaribe, la realidad y las perspectivas energéticas de la región estaban dominadas por la presencia cuasi hegemónica de las grandes compañías transnacionales que controlaban ese mercado.

Por otra parte, Venezuela, como proveedor regional y mundial de hidrocarburos, había tenido una presencia relativamente tímida en el área, marcada básicamente por el suministro a algunos países a través del denominado Acuerdo de San José.


Volver