Se logra bajar la contaminación

La unión hace la fuerza, y cuando todos los empeños se canalizan hacia objetivos comunes, es posible lograr resultados efectivos y alcanzar metas edificantes.
Es lo que ha ocurrido este domingo de víspera de San Juan, en el que, por fin, se logró controlar, si no del todo, en gran medida las fogatas y quemas indiscriminadas que en el pasado dejaban al 24 de junio obscurecido por el humo y la contaminación, hasta el extremo de que se tenían que suspender los vuelos de las compañías de aeronavegación en las principales ciudades del país.

 Las quemas se han reducido notablemente en todo el territorio, pero especialmente es necesario destacar el trabajo coordinado realizado en La Paz y Santa Cruz. Es encomiable y digno de un reconocimiento general el trabajo de prevención, que ha dado resultado que agradece la salud de la población, el medio ambiente y la madre naturaleza, frente a una festividad que en años anteriores era incontrolable, pese a tratarse de una costumbre ajena, que llegó con la fiesta religiosa de San Juan, que en Europa, y especialmente España, tenía como tradición la quema de todo los viejo e innecesario.

Pero este año en La Paz, la Gobernación, los municipios de la sede de gobierno, y la policía, efectuaron una labor, primero de prevención y comprensión de lo negativo de esta práctica. Los vecinos de La Paz también, esta vez, decidieron organizarse, para anular el encendido de fogatas, mientras que en Santa Cruz los nuevos helicópteros de la Policía se estrenaron ayudando a detectar las fogatas y coordinar con las patrullas, que procedieron a apagarlas y multar a los irresponsables.

 

En El Alto y Cochabamba también se redujeron estas prácticas, aunque todavía la población no ha alcanzado a comprender la magnitud del daño que ocasiona el encendido de hogueras y la quema de arbustos, ni las autoridades han logrado imponer su autoridad. Esperemos que se cumplan las sanciones anunciadas, con multas económicas y procesos legales a los infractores. En la ciudad de La Paz, la contaminación se redujo en 68% el año pasado, y se espera que las mediciones que hoy se efectuarán den un nivel inferior.

Unos mil 500 funcionarios municipales además de brigadas de la policía y cuerpo de bomberos, grupo SAR y voluntarios ambientalistas se movilizaron para la labor de control y freno al encendido de fogatas y uso de fuegos pirotécnicos.

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) La Paz, se comprometió a organizar a todas las juntas zonales para hacer una labor de toma de conciencia ambiental. Asimismo, se anunció que se denunciaría el encendido de fogatas, para que las brigadas de control lleguen hasta los lugares donde los infractores debieron ser sancionados.

El resultado ha sido positivo este año, pero todavía existen algunas ciudades donde no se ha logrado desterrar esta costumbre, ni tampoco la de efectuar quemas indiscriminadas. Es necesario seguir con estas acciones conjuntas que permitan canalizar esfuerzos en una loable tarea que beneficia a la salud de la población. Con seguridad que en esta jornada se reducirán notablemente los casos de complicaciones respiratorias por el humo, conjuntivitis, asma y otras enfermedades que se agravaban y desencadenaban una mayor concurrencia de enfermos a los centros hospitalarios.

La población boliviana ha ganado con este esfuerzo conjunto que después de siete años de empecinamiento, logró aglutinar el trabajo del gobierno central, las gobernaciones departamentales y los municipios en un esfuerzo para preservar la salud de la población y cumplir los principios de protección al medio ambiente que hasta ahora han sido simples enunciados de la Constitución Política del Estado y las leyes.