Argentina: la suba del mínimo jubilatorio en la última década estuvo muy por encima de la inflación

En términos de cobertura, la moratoria permitió incorporar al sistema unos 2,4 millones de mayores con aportes incompletos, logrando que la cobertura previsional avance desde el piso del 55% registrado en 2005 al 94% de este año. En números absolutos, los beneficiarios del sistema pasaron de tres millones a comienzos de la década, a cerca de cinco millones en el corriente año. Respecto a los ingresos, la mínima que es percibida por el 75% jubilados, pasó de $ 150 en 2001 a los $ 2477 anunciados recientemente. Ese incremento supera ampliamente el aumento de los precios, aún si se miden según las estadísticas provinciales. Si se descuenta la inflación de las provincias (de aproximadamente un 550% desde el 2001 a la fecha), la mínima de hoy equivale a unos $ 380 pesos en el año 2001, lo que implica un aumento del 150% en su poder de compra real.

Respecto a la sustentabilidad, el sistema de capitalización privado introducido en 1994 había obligado al Estado a continuar con el pago de haberes, mientras que los aportes pasaban a ser percibidos por las AFJP. El resultado de ese esquema fue un fuerte déficit del sistema público que obligó al Estado a endeudarse con las mismas AFJP que le prestaban los aportes que éste le había cedido, pagando por ello una tasa de interés. Cuando comenzaron a jubilarse los aportantes al sistema privado, las elevadas comisiones del 30% que cobraban las administradoras junto a sus malas inversiones financieras, impidieron que la inmensa mayoría alcance a cobrar la mínima, debiendo el Estado hacerse cargo también de esos pagos. La estatización del sistema vino a dar fin con esa verdadera estafa, permitiendo al Estado recuperar los aportes de los activos y absorbiendo internamente la deuda pública ficticia que el sistema anterior había creado. En la actualidad, el sistema se financia en un 44% por aportes del Estado a partir de la recaudación de impuestos, y el resto por los aportes de los trabajadores activos. Mientras, los fondos recuperados del sistema de las AFJP se utilizan para financiar políticas productivas, sociales y de vivienda, que contribuyan a fortalecer la actividad económica y el empleo, de donde provienen los ingresos corrientes que sustentan el sistema.

http://tiempo.infonews.com/2013/08/11/editorial-107233-la-suba-del-minimo-jubilatorio-en-la-ultima-decada-estuvo-muy-por-encima-de-la-inflacion.php