El paro agrario en Colombia cumple una semana y se suman protestas por declaraciones de Santos

Los boyacenses manifestaron que es necesario crear una política agraria que incluya a paperos, lechero, fruticultores y cultivadores de clima frío.

Más de 300 mil personas se tomaron las calles de Tunja y se congregaron en la Plaza de Bolívar para rechazar las declaraciones del presidente Juan Manuel Santos sobre el paro agrario que cumple ocho días.

Los boyacenses manifestaron que es necesario crear una política agraria que incluya a paperos, lechero, fruticultores y cultivadores de clima frío.

La manifestación que se desarrolló pacíficamente fue considerada como un respaldo a los campesinos y en contra de las políticas del Estado, que según ellos consideran son injustas frente a la crisis que viven más de 500 mil familias que se dedican a cultivar la tierra.

A Tunja arribaron ciudadanos del común procedentes de por lo menos 15 municipios de Boyacá.

 

http://www.caracol.com.co/noticias/regionales/cacerolazo-en-tunja-por-declaraciones-de-santos-sobre-paro-campesino/20130825/nota/1957397.aspx

 

Detienen a un líder del paro nacional agrario

Al tiempo que saca pecho elogiando sus virtudes de demócrata excelso, respetuoso de la protesta social, el señor Santos ha sacado las garras autoritarias para descalificar el potente paro nacional agrario en curso desde el 19 de agosto e iniciar la operación rastrillo contra las organizaciones que han proyectado la acción colectiva campesina, con medidas violentas de la policía y con acciones judiciales fraudulentas para encarcelar los líderes de la revuelta popular.

Hoy ha sido capturado por elementos del CTI, policía judicial de la Fiscalía, el compañero Hubert Ballesteros, destacado dirigente de Fensuagro y de la CUT, a quien falsamente se le acusa de los delitos de rebelión y terrorismo.

Esta acción desenmascara la falsa retorica del señor Santos de respeto por la protesta agraria, que ha proclamado por los medios.

Hay que denunciar ante el mundo este acto despótico del actual gobierno que quiere presentarse como progresista y transformador. Que se suma a los asesinatos y torturas contra centenares de campesinos que integran la protesta antineoliberal.

La clase dominante colombiana corresponde a los intereses oligarquicos más retrógrados y pretende seguir con su viejo sistema de exclusión y desconocimiento de los derechos democráticos de los campesinos.

Es la razón de la rebelión campesina en curso y expansión que Santos no lograra intimidar con sus medidas arbitrarias y carceleras.

Pedimos la libertad inmediata de Hubert Ballesteros y el respeto de sus derechos políticos.

Los zarpazos de Santos son salidas en falso que profundizan su deslegitimación.

http://prensarural.org/spip/spip.php?article11826