Luego de la crisis diplomática, el presidente de España recibe a Evo Morales

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, recibirá al presidente de Bolivia, Evo Morales, el próximo martes 3 de septiembre en lo que constituye el primer encuentro entre ambos tras la crisis diplomática por la retirada del permiso de vuelo sobre diversos países europeos del avión presidencial boliviano el pasado 2 de julio.

Fuentes de Presidencia del Gobierno han destacado que Morales realizará una “visita de cortesía” a Rajoy durante una escala en suelo español.

Morales, que regresaba de Moscú el pasado 2 de julio tras participar en una reunión de países productores de gas, permaneció varado en el aeropuerto de Viena después de que Portugal, Francia e Italia le impidieran aterrizar o sobrevolar sus territorios, en una situación que el Gobierno boliviano calificó de “secuestro”.

Los países europeos actuaron bajo sospecha de que el avión presidencial boliviano pudiera transportar al ex analista de la CIA Edward Snowden, buscado por Estados Unidos.

Finalmente el presidente boliviano pudo abandonar Viena con un plan de viaje que incluyó escalas técnicas para repostar en las Islas Canarias y en la ciudad brasileña de Fortaleza, desde donde voló a La Paz.

La Cancillería de Bolivia llamó a consulta a los embajadores de Francia e Italia en La Paz, así como al cónsul de Portugal, para que ofrecieran explicaciones por lo sucedido.

La gestión del embajador español en Austria, Alberto Carnero, durante la crisis fue tachada de “grotesca” por el ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero.

Romero lamentó, además, que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, hubiera “considerado el hecho como un debate artificial”, y afirmó entonces que el ministro de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, “ha incurrido en varias contradicciones en sus declaraciones publicas” al respecto.

Rajoy consideró el 3 de julio lógico que España permitiera aterrizar en su territorio, en concreto en las islas Canarias, el avión de Morales porque no viaja junto a Snowden y, por ello, consideró “artificial” el debate generado en torno a este asunto.

“Lo importante es que Snowden no va en ese avión y, por tanto, todo este debate que se ha producido es un poco artificial”, recalcó Rajoy.

 

http://www.jornadanet.com/n.php?a=93855-1