Puerto Rico: se suman voces a favor de la legalización de la marihuana

Los representantes José L. Báez Rivera (D-4 de San Juan) y Carlos J. Vargas Ferrer (D-29, Cayey y Cidra) radicaron el pasado miércoles un proyecto para regular el uso de la marihuana para propósitos medicinales. La misma se suma a la radicada el pasado mes por el senador popular Miguel Pereira, que busca que las personas mayores de 21 años puedan poseer legalmente hasta una onza de marihuana.

El Proyecto de la Cámara 1362 propone enmendar la Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico de 1971 con el propósito de reclasificar la marihuana y sus derivados de ‘Clasificación I’ a ‘Clasificación II’ para legalizar su uso terapéutico medicinal. Además, establecerá la ‘Ley para el Uso Medicinal de la Marihuana’. De ser aprobado el proyecto, se creará un sistema de licenciamiento y registro especial para las organizaciones y personas que producen y utilizan la marihuana para propósitos médicos. A través de este sistema, el Departamento de Salud podrá regular el uso de la marihuana como medicamento controlado.

Esta ley, además de crear una clasificación de condiciones médicas y requisitos para que las personas puedan beneficiarse de la marihuana medicinal, establece la creación de dispensarios autorizados por el Departamento de Salud para proteger la seguridad pública y regular la producción de marihuana de manera restrictiva y controlada por el Gobierno.

Por otro lado, la medida establece que los pacientes solo podrán hacer uso de la marihuana medicinal en sus hogares. De hacerlo en público, será catalogado como un delito menos grave. El Departamento de Salud emitirá un permiso especial de cultivo para todo paciente que presente evidencia de necesidad económica, incapacidad física o por falta de un centro de tratamiento a una distancia razonable.

Actualmente, los estados de Massachusetts, Nuevo México, Nueva York, Colorado, California, Washington, Montana, Vermont, Nueva Jersey, Michigan, Arizona, Hawaii, Maine, Connecticut, Rhode Island, Alaska y Oregón han aprobado legislación para el uso de la marihuana. Por otro lado, países como Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Egipto, Holanda, México, Portugal y Uruguay también han legalizado el uso de la misma.

“Está comprobado científicamente que la marihuana termina con el desarrollo de la glaucoma, disminuye el estrés, el dolor y la depresión de los pacientes de VIH/SIDA, disminuye las náuseas y dolor causados por la quimioterapia en los pacientes de cáncer, epilepsia, fibromialgia, artritis, entre otras enfermedades”, expresó Báez Rivera.

Vargas Ferrer puntualizó que “existe un compromiso programático del PPD en atacar el asunto de la drogadicción en Puerto Rico desde un enfoque salubrista y este proyecto adelanta y promueve ese enfoque”.

http://www.vocero.com/se-suman-voces-por-la-marihuana/