A un año del fallo de La Haya, el gobierno sigue reclamando territorio a Colombia

Colombia no tiene otro camino que aceptar el fallo emitido hace un año por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que otorgó a Nicaragua una extensa zona en el mar Caribe, dijo este lunes el agente nicaragüense ante ese tribunal, doctor Carlos Argüello.

“Colombia tendrá que aceptar el fallo, no queda otro camino”, señaló el también embajador nicaragüense en Holanda en una entrevista al Canal 4 de la televisión local.

“Ahorita, por razones políticas, dirán otra cosa, pero eso (negar el fallo) no tiene ningún sentido ni va a progresar”, sostuvo el diplomático nicaragüense.

Este martes 19 de noviembre de 2012, hace un año que la CIJ definió, tras 11 años de juicio, los límites en el Caribe entre ambos países y dejó bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Colombia en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 90.000 kilómetros cuadrados.

Argüello basó su seguridad en que la CIJ es el máximo tribunal de las Naciones Unidas y lo único que cabe, tras sus sentencias, es acatarlas y obedecerlas.

Aunque Nicaragua asegura haber tomado posesión de esas áreas delimitadas por el fallo, Colombia continúa sin reconocer de manera oficial la resolución y renunció al Pacto de Bogotá (1948) que reconoce la jurisdicción de la CIJ.

Pese a esa posición oficial colombiana, Argüello ponderó que Nicaragua ha actuado con “la mayor prudencia” en este caso.

“Para todos es evidente, cualquier colombiano sensato sabe que Nicaragua no anda buscando cómo remachar o molestar, o siquiera tener nada que ver en los problemas internos que ellos tienen”, sostuvo Argüello.

Además, aseguró que Nicaragua no ha afectado en esas aguas las labores de pesca de los nativos del archipiélago de San Andrés.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis M. Powers, confirmó el viernes pasado que su país, con la fuerza naval nicaragüense, realiza operaciones antinarcóticos en esos espacios marítimos delimitados por la CIJ con Colombia en el Caribe.

El Servicio de Control de Drogas de la Federación de Rusia también coopera en esa zona con la Armada nicaragüense, de acuerdo al Ejército de Nicaragua.

Tras el fallo de 2012, Nicaragua presentó en septiembre pasado otra demanda contra Colombia ante la CIJ en un intento de que ese tribunal le conceda una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe, con base en los límites definidos en la sentencia del 19 de noviembre de hace un año.

 

http://www.rlp.com.ni/noticias/general/152503/colombia-debe-cumplir-fallo-de-la-haya-sostiene-argello