Brasil pedirá reducir las emisiones de gases en la cumbre de la ONU sobre cambio climático

Brasil propondrá a las naciones desarrolladas reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero en la cumbre de las Naciones Unidas sobre cambio climático de la semana próxima en Varsovia, Polonia.

Vamos a pedir a los países más ricos que hagan consultas internas con todos los sectores de la sociedad con miras a rebajar las metas de disminución de los gases que propician cambios climáticos, resaltó el subsecretario de Medio Ambiente, Energía, Ciencia y Tecnología de la cancillería brasileña, José Antonio Marcondes de Carvalho.

Hace falta aumentar inmediatamente los compromisos y que los más desarrollados implementen acciones y políticas voluntarias que favorezcan el descenso de estas dañinas emisiones, subrayó el funcionario.

Marcondes de Carvalho consideró importante que la sociedad participe en los debates con el propósito de alcanzar metas concretas y faciliten un avance en las negociaciones sobre un nuevo acuerdo climático global, el cual se firmaría en 2015 en la Conferencia sobre el Clima en París.

La intención es romper la inercia y en este esfuerzo de reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero no hemos visto la misma ambición de parte de las potencias más desarrolladas, aseveró.

El subsecretario abogará también por la creación de un Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el cual -dijo- se encargará de determinar la responsabilidad histórica de las naciones en la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera, registrada durante el período de la Revolución Industrial.

Se trata de diseñar una metodología, muy parecida a la medición del Producto Interno Bruto (PIB) de un país, con la sumatoria de todas las riquezas producidas por una nación en un determinado período, explicó.

Dicha propuesta de comprobación fue planteada por Brasil en 1997, en las negociaciones del Protocolo de Kioto y ahora, varios países desean que rescatemos esta idea, indicó.

Al referirse a su país, aclaró que este se anticipó de manera voluntaria y realizó reducciones muy significativas en sus emisiones con la disminución de la tala indiscriminada de bosques y desestimó que exista alguna contradicción entre la política energética nacional y los compromisos asumidos en este aspecto.

Según las Naciones Unidas, la temperatura del planeta subirá entre 0,3 y 4,8 grados centígrados en el siglo XXI y el nivel del mar aumentará significativamente, debido a una mayor concentración de gases que causan el efecto invernadero.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2032211&Itemid=1