Como en Guatemala, deportaciones desde EEUU son récord en Honduras

En 10 meses Estados Unidos deportó 613 hondureños más que lo registrado en todo el año 2012, que hasta hace algunos días era considerado el más alto con 32,340 compatriotas deportados.

En 10 meses el país superó la cifra más alta en la historia de hondureños deportados de Estados Unidos en períodos de un año.Todo apunta a que el 2013 será el intervalo más negativo de todos los tiempos en materia de deportaciones de compatriotas que no lograron alcanzar el “sueño americano”.

Eso indican las cifras del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) al finalizar el mes de octubre con un dato superior al de 2012, que había sido considerado el más adverso y elevado en los últimos 12 años.Y es que al viernes 1 de noviembre un total de 32,953 hondureños habían sido deportados desde los Estados Unidos, es decir, 613 más que lo registrado en todo el año anterior, que cerró en 32,340 hondureños expulsados del territorio norteamericano.Aracely Romero, representante del CAMR, manifestó que a la fecha se registra un incremento de alrededor del 12 por ciento en las deportaciones de compatriotas en comparación con el año anterior.

“En los 10 meses del 2013 nosotros hemos recibido unos 300 vuelos de hondureños que han sido deportados desde Estados Unidos y cada vuelo con un promedio de 103 hondureños más o menos”, explicó Romero.Según los datos, en lo que va del 2013 en promedio unos 3,000 hondureños han sido deportados cada mes y no se descarta que este comportamiento se repita en los meses de noviembre y diciembre.

De ser así, el país podría cerrar el año con una cifra superior a 38 mil hondureños expulsados del territorio estadounidense por ingresar sin documentos e infringir las leyes de esa nación.Deportados por hora Al ejecutar una sencilla operación matemática significa que a diario alrededor de 102 hondureños son expulsados del territorio norteamericano, es decir, cuatro catrachos llegan deportados cada hora al país.Este sería el registro de compatriotas deportados por la vía aérea más alto desde el año 2000, cuando inició el conteo de hondureños expulsados, con un total de 2,610 catrachos en todo ese período.

Las masivas deportaciones evidencian el flujo de hondureños que continúan buscando el “sueño americano” a pesar de los peligros y las amenazas que existen en el paso entre Honduras y Estados Unidos.En recientes declaraciones la secretaria de Relaciones Exteriores, Mireya Agüero, lamentó que en el marco de la política migratoria que impulsa el gobierno norteamericano “hay una tendencia a ser más insistentes con el tema de deportaciones”.

Según los registros, en el presente año, mayo y junio han sido los meses más críticos, pues durante ese período de 60 días fueron deportados 8,292 hondureños en 60 vuelos que arribaron al aeropuerto Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula.Los informes señalan que entre enero y agosto del año en curso, 131 menores de edad del sexo masculino fueron deportados al igual que 51 menores del sexo femenino.

Reinserción

De acuerdo con Relaciones Exteriores, actualmente se coordinan acciones con la Secretaría del Interior y Población a fin de establecer mecanismos que garanticen la reinserción de todas las personas que son regresadas de Estados Unidos.“El Estado en su conjunto tiene la obligación de dar las condiciones para que nos quedemos en el país, para que tengamos las posibilidades y un futuro y reducir el interés por la migración”, ha considerado la canciller de la República.Se estima que en la actualidad unas 400,000 personas de diversas nacionalidades son afectadas anualmente por las deportaciones en Estados Unidos. En los últimos años las cifras se han disparado como consecuencia directa de la aplicación de diversas medidas orientadas a garantizar la seguridad en el territorio estadounidense.

Actualmente, el gobierno de los Estados Unidos discute un proyecto de reforma migratoria que supone la legalización de unos 11 millones de indocumentados de diferentes nacionales.La propuesta plantea la aprobación inmediata de permisos de trabajo y la emisión de la residencia después de un período de 10 años y la ciudadanía luego de los tres años subsiguientes a todos aquellos indocumentados que han vivido por años en ese país y no han tenido problemas con la justicia norteamericana.

Se estima que actualmente hay alrededor de 1.2 millones de hondureños residiendo en Estados Unidos, la mayoría en condición ilegal.Guatemala también tiene récord en deportaciones Al igual que en Honduras, la deportación de guatemaltecos desde Estados Unidos registró un récord en octubre pasado al superar el total de los expulsados en todo 2012, según la Dirección General de Migración de Guatemala.

“Con la deportación este martes (22 de octubre) de 292 guatemaltecos en tres vuelos desde Estados Unidos se está superando el total del año pasado”, dijo el vocero de la entidad guatemalteca, Fernando Lucero.Lucero explicó que, con el arribo de los tres vuelos, Estados Unidos ha deportado este año un total de 40,938 guatemaltecos, cifra que supera el récord de 40.647 expulsados en 2012. El presidente Otto Pérez ha calificado de “lamentable” la cantidad de deportados pese a las gestiones de su gobierno ante las autoridades estadounidenses.“Somos los primeros en lamentar las deportaciones como se están dando y en el número que hasta ahora se ha suscitado”, dijo el mandatario.

 

http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Pais/Deportaciones-alcanzan-record-historico-en-Honduras-en-2013