Funes ve “fines electorales” en acusaciones de Lobo por compra de aviones

Mandatario salvadoreño desliga compra de aviones con medidas para incrementar potencial militar, como plantea Honduras

Redacción ContraPunto

El presidente Mauricio Funes calificó como “desafortunadas” las intenciones de su homólogo de Honduras, Porfirio Lobo, de intentar llevar la investigación por la reciente compra salvadoreña de aviones “Dragonfly” al gobierno de Chile, a instancias como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El mandatario salvadoreño señaló a través de su programa radial, que dichas pretensiones son “injerencistas” y motivadas como parte de la coyuntura electoral que vive Honduras, que tendrá elecciones presidenciales el próximo fin de semana.

Funes interpretó que el presidente Lobo sacó el tema de la soberanía sobre la Isla Conejo, como una forma de ayudarle al candidato presidencial Juan Orlando Hernández del Partido Nacional de Honduras, que de acuerdo a reportes provenientes del país vecino, se muestra en desventaja respecto a la izquierdista Xiomara Castro de Zelaya, favorita para ganar la elección presidencial.

Asimismo cuestionó que Honduras habría rentado equipo militar a Estados Unidos, y que en ningún momento, El Salvador se había mostrado preocupado por indagar dicha adquisición.

“Este es un esfuerzo que viene haciendo el gobierno de El Salvador para apoyar a la Fuerza Armada, y particularmente a la Fuerza Aérea, desde el inicio del mandato, no ahora que se ha dado la coyuntura con la isla Conejo”, argumentó Funes, respecto de la compra de los aviones militares.

Semanas atrás, antes que la compra de aviones A-37 por parte de El Salvador, Lobo habría ironizado sobre el tema, llegando incluso a decir que las aeronaves costaban menos que un vehículo terrestre.

En cuanto a la intención hondureña de querer investigar la compre concretada la semana pasada, Funes anunció que enviará una carta a la ONU y la OEA, para reiterar la “vocación pacifista de El Salvador”.

“Estamos haciendo lo que debemos hacer como gobierno, agotando los medios legales, pacíficos, los medios de la conciliación, que es lo que nuestra vocación pacifista y democrática nos establece y nos indica a seguir”, dijo el gobernante.

De acuerdo a Funes, se notificará en la correspondencia que Honduras comenzó con las “acciones ofensivas” al ocupar militarmente la Isla Conejo, a mediados de 1980.

El litigio comenzó cuando el 1 de septiembre, elementos militares de Honduras izaron su pabellón nacional en la Isla Conejo. Desde ese entonces la discusión solo se ha mantenido a nivel de los cancilleres de ambos países, sin que los presidentes Lobo y Funes buscasen una reunión bilateral para zanjar la querella.

 

http://www.contrapunto.com.sv/gobierno/funes-injerencistas-y-con-motivacion-electoral-intenciones-de-lobo