Guatemala: organizaciones de DDHH rechazaron posible amnistía al dictador Ríos Montt

Cinco organizaciones internacionales de derechos humanos rechazaron este lunes la eventual aplicación de una ley de amnistía a favor de  Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio.

 “La aplicación de esta amnistía sería una prueba más de la debilidad del sistema judicial” , explicó en conferencia de prensa Jimena Reyes, responsable de la oficina de las Américas de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

Junto a la FIDH, también se pronunciaron la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) de Perú, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) de Argentina y la Iniciativa de Justicia de la Sociedad Abierta (OSJI, por sus siglas en inglés).

Los delegados de las cinco entidades manifestaron su preocupación por el “riesgo” de que la justicia guatemalteca aplique un decreto de amnistía que data de 1986 a Ríos Montt y explicaron que, de hacerlo, Guatemala “violaría el derecho internacional, así como el derecho nacional guatemalteco”.

El pasado 23 de octubre, la Corte de Constitucionalidad, aceptó un amparo de Ríos Montt y solicitó a una Sala de Apelaciones que argumentara por qué le denegó el derecho a acogerse a una ley de amnistía vigente.

Los magistrados aclararon que este fallo no constituye una orden al tribunal para que le conceda la amnistía a Ríos Montt sino para que dicte una nueva sentencia con una fundamentación pormenorizada, que no contiene la anterior.

El procedimiento aun se encuentra pendiente de resolver en la Sala de Apelaciones.

El pasado 10 de mayo, un tribunal condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión por la matanza de 1.771 miembros de la etnia Ixil-maya, perpetrada por militares durante su mandato de facto (1982-83) en la zona norte del país.

Sin embargo, el fallo fue anulado 10 días después por la misma Corte de Constitucionalidad que alegó errores procesales y ordenó retrotraer el proceso; el nuevo juicio oral y público iniciará el 5 de enero de 2015 debido a la saturada agenda del tribunal que lleva el caso.

“El reciente anuncio de que el nuevo juicio se abrirá en enero de 2015 es una nueva vulneración de los derechos de las víctimas”, aseguró a los periodistas Jo-Marie Burt, asesora principal de WOLA.

El gobierno de facto de Ríos Montt fue uno de los más sangrientos de la guerra civil en Guatemala (1960-1996) con un saldo de 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe de la ONU.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20131118/pais/238156/