Colombia: centrales obreras inconformes con el incremento del salario mínimo

Después de seis reuniones formales y varias informales, los empresarios y las centrales obreras acordaron que el salario mínimo para el próximo año será de 616.027 pesos y que tendrá un subsidio de transporte de 72 mil pesos.

Dicho incremento representa el 4.5%, tal como lo anunció el presidente Juan Manuel Santos ayer a través de su cuenta de Twitter al decir que “me complace informar que hubo acuerdo entre trabajadores, empresarios y el gobierno para incrementar 4.5% el salario mínimo. Salario mínimo se incrementa a 616 mil pesos y subsidio de transporte sube a 72 mil pesos. Es un acuerdo justo, equilibrado y conveniente”.

El Jefe de Estado destacó que el incremento y la concertación “es un respaldo a la política social del Gobierno, y este incremento y concertación más las buenas cifras de generación de empleo es un cierre del año con broche de oro. La inflación por debajo del dos por ciento y un incremento del 4.5 por ciento constituyen un ajuste salarial, en términos reales, como el más alto en décadas”.

También agradeció a las partes como a Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT, a Miguel Morantes de la CTC, y a John Jairo Díaz de la Confederación Democrática de Pensionados, así como a la ANDI, SAC, Fenalco, Asobancaria y Acopi “por su buena disposición para lograr acuerdos. Dialogando se puede. Felicitaciones ministro Rafael Pardo y a su equipo y ministro Mauricio Cárdenas por facilitar acuerdos. Qué bueno que es poder concertar”.

Recordó que el aumento real del salario mínimo en el cuatrienio de su mandato fue de 7%, “de Uribe II 4.1%, Uribe I 4.6%, Pastrana 1.5%, Samper -1.5%, Gaviria -6.7%, Barco 0.7%”.

Inconformismos

Sin embargo, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza, manifestó su desacuerdo porque exigía un incremento alrededor del 6.5%, “y por eso llegó a la negociación con los empresarios con una propuesta del 8%. Pero el aumento es irrisorio e inconsecuente con lo que es el estado actual del trabajador”.

Tildó el ajuste como “a la Central Unitaria le parece que este reajuste es absolutamente desconsiderado, en relación a los mismos anuncios que hizo el gobierno con el crecimiento de la economía y no da opción a que el salario mínimo alcance los costos de la canasta básica familiar”.

Pedraza agregó que insiste en que “es un incremento precario, no da para el pago de un servicio público de transporte en una sola ruta en el día. No da para comprar dos terceras partes de una bolsa de leche y eso nos parece muy delicado y muy grave”.

Ante ello, el presidente Santos respondió diciendo que el aumento este año en poder adquisitivo del salario mínimo (superior en 2.5% a la inflación) es el más alto de los últimos ocho gobiernos y que “un sector de la CUT que por principio no puede aparecer llegando a acuerdos con empresarios o gobierno es el único que no suscribe acuerdo”.

Para el presidente del Consejo Gremial Nacional, Rafael Mejía, el acuerdo se logró el lunes pasado pero se estaban ultimando los detalles del documento que se firmó ayer. “Creemos que es justo pero hay que hacer un gran esfuerzo para buscar la formalización de los trabajadores, seguir buscando esa reducción en la brecha de la pobreza entre lo urbano y lo rural. Tenemos que buscar que estos ingresos adicionales se conviertan en demanda especialmente en el sector agropecuario, en el que hemos tenido un par de meses con deflación graves y otros bastante incipientes y creemos que esto le dará tranquilidad al país en 2014”, indicó.

Condicional

Para el presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, lo hubiera dejado satisfecho si lograra el acuerdo en 8% que solicitaron inicialmente, “al menos el 5%, pero de todas maneras de lo que se trataba era de romper la barrera de ese 4% que fue en el que se plantaron  los empresarios en la última reunión. Estaremos totalmente satisfechos el día en el que el salario mínimo legal en Colombia sea el equivalente al costo de la canasta familiar para los sectores más empobrecidos, que hoy debe estar en el orden de un millón 200 mil pesos”.

Agregó que esta negociación les deja de experiencia “que sí era posible romper prácticamente en 3 puntos un incremento por encima de la inflación causada en 2013, prácticamente la inflación va a llegar según el DANE al 1.8% un incremento del 4.5% significa 2.7% por encima de la inflación y esa es una conquista que no fue nada fácil para el movimiento sindical”.

En palabras del excandidato presidencial Aurelio Suárez, otra vez más Colombia renuncia a eliminar desigualdad por vía más directa, “el alza de los salarios. Lo demás son cuentos y asistencialismo. En promedio en los últimos años, elevación del salario mínimo está entre el 4% y el 4,5%. Se renuncia a usarlo para reducir desigualdad”.

Sus declaraciones las hizo a través de su cuenta personal en Twitter en la que argumentó que el alza de salarios “es mecanismo expedito para reducir desigualdad. En Colombia es una variable macroeconómica. Neoliberalismo puro. Todos los estudios en ALC muestran que elevación de salario mínimo reducen inequidad. En Colombia, los neoliberales se resisten”.

Gobierno

Por su parte, el ministro de Trabajo, Rafael Pardo dijo que  “es el mayor aumento de salario mínimo por encima de la inflación en los 18 años que lleva la Comisión de Concertación. Y es muy significativo  que todos hayamos estado de acuerdo en hacer ese aumento en el salario mínimo”.

Pardo también señaló que este aumento lo hace el Presidente Santos para mejorar la capacidad adquisitiva de los sectores más vulnerables y más pobres sin afectar la política de formalización laboral.

“Esta concertación es la circunstancia más afortunada que pueda haber en el mundo laboral, pues es un mecanismo en el cual Gobierno, empleadores y sindicatos encuentran una fórmula unificada para aumentar el salario mínimo, muy satisfactorio para el Gobierno”, puntualizó el titular de la Cartera.

Por otro lado, el Vicepresidente Angelino Garzón destacó que se haya logrado una concertación en torno al ajuste del salario mínimo. “Se impuso la cultura de la concertación y aquí todos ganan con este acuerdo. Lo más importante fue que se impuso el diálogo”.

El titular de la cartera recordó que el porcentaje de incremento fue superior al de 2013, que tuvo un aumento del 4.02%, es decir, 589.500 pesos y en 2011 el ajuste del salario fue concertado en un  4%. Este año nuevamente se repite la concertación.

Para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, “es el aumento más alto de los últimos años. Este es un incremento que beneficia a los trabajadores y a los pensionados y es reflejo de los buenos momentos de la economía nacional. Este es el aumento real más alto, en más de tres décadas”.

En cuanto al salario integral que aplica para ejecutivos que ganan 10 salarios mínimos mensuales legales, “que son 6 millones de pesos, el aumento será de 166 mil  pesos el salario integral”.

 

http://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/12-2013-sinsabor-por-ajuste-del-salario-m%C3%ADnimo.html