Cuba: entró en vigor nueva forma de comercialización agrícola

Con el objetivo de eliminar intermediarios y bajar los precios de los productos agrícolas, comenzó este domingo un nuevo sistema de comercialización directa en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque.

Ello posibilitará transformar la comercialización de forma tal que se eliminen los mecanismos que actualmente la entorpecen y se logre hacerla más dinámica, eficiente y flexible.

El sistema, amparado por el Decreto -Ley 318, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba el seis de noviembre, contiene el reglamento que regirá en esos establecimientos.

Entre las novedades está la posibilidad de que las cooperativas asuman íntegramente el abastecimiento y administración de las placitas, puntos de ventas o mercados.

Según informó la presidencia nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), ahora solo 130 cooperativas de Artemisa y Mayabeque tienen arrendadas 326 instalaciones, la mayoría en la capital, y esas cifras se incrementarán de manera paulatina, en coordinación con los gobiernos locales.

A las mencionadas unidades ellas llevarán, con sus propios medios de transportación, vegetales, hortalizas, cultivos varios y derivados porcinos.

La iniciativa favorecerá la presencia de una mayor cantidad y variedad de productos agropecuarios, y de acuerdo con los resultados de la experiencia en esos territorios se trasladará al resto del país, afirmaron directivos de los ministerios de la Agricultura y de Comercio Interior.

Para Mario González, residente en San Miguel del Padrón, los productos ofertados este domingo son de muy buena calidad, aunque tiene que recurrir a otras unidades de oferta y demanda a buscar plátano macho.

Respecto al precio dijo que siguen siendo muy altos, aunque no deja de reconocer que resultan más bajos que en otros dos lugares ubicados a menos de 300 metros del establecimiento.

Emilio Cruz, administrador del mercado de Rafael de Cárdenas y Segunda, en ese municipio, señaló que es la primera vez que asume esta labor, ya que antes se desempeñaba como trabajador agrícola en la Cooperativa de Créditos y Servicios Nelson Fernández.

Mi prioridad es mantener la calidad en los 21 surtidos de que hoy dispongo en la tarima, rescatar el inmueble y progresivamente ir incorporando otras producciones, como la porcina.

http://www.ain.cu/2013/diciembre/01ya-vigor_forma_de_comercializacion.htm