Honduras: informe registra 123 muertos y 6 desaparecidos por el conflicto agrario en el Bajo Aguán

Al menos 123 personas fallecieron y seis más se encuentran como desaparecidas por el conflicto por la tenencia de tierras en el Bajo Aguán, denunció esta semana el Observatorio de Derechos Humanos del Aguán, al presentar su Informe Preliminar sobre muertes violentas en el Bajo Aguán.

Al evento asistieron algunos operadores de justicia de la región, medios de comunicación, representantes de las Fuerzas Armadas de Honduras tanto de la Operación Xatruch III y del XV Batallón de Fuerzas Especiales, con sede en la ciudad de Trujillo.

Según el informe que comprende los hechos suscitados en los últimos seis años, desde octubre del 2008 a octubre de 2013, suman a 123 los muertos, más 6 desaparecidos en este periodo, todos relacionados al conflicto de tierras en el Aguan.
El documenta señala que 89 campesinos, 10 guardias, 1 terrateniente, 7 militares y 1 policía fallecieron directamente por conflictos por la tenencia de la tierra, mientras que otras 15 personas   murieron violentamente en las cercanías de las áreas en conflicto, pero no pertenecen a ninguno de estos grupos. Igualmente, se registraron 6 desapariciones forzadas.
De acuerdo con el Observatorio de Derechos Humanos en el Aguán (ODHA) el año más sangriento para quienes reclaman el derecho a la tierra es el 2011, cuando 39 personas murieron víctimas de conflictos y enfrentamientos armados, mientras que otras seis permanecen como desaparecidos.
Al mismo tiempo el ODHA propuso la creación de una Unidad de Investigación que permanezca en la zona, para que se encargue de investigar las causas de la muerte e identificar a los responsables de estas.
El informe oficial se espera que será presentado en enero de 2014. Para Irma Lemus Amaya, miembro del observatorio, “el objetivo de este informe preliminar es dar a conocer todo este tipo de violencia que se ha visto a raíz del conflicto agrario”.
Lemus Amaya recordó que las seis personas que fueron víctimas de desapariciones forzadas, siguen desaparecidos dos años después del hecho. “Las personas involucradas de manera directa en el conflicto, son 4 guardias y 2 campesinos, que desaparecieron el año 2011, mientras realizaban su trabajo dentro de las fincas o que desaparecieron en el camino cuando se trasladaban de las fincas hacia sus casas y no se sabe dónde están y que paso con ellos porque desde esa fecha no regresaron a sus casas y no se ha sabido nada de ellos, no sabemos si están vivos o si están muertos, invitamos a medios de comunicación y a las autoridades competentes en la región”.
A su juicio en la región existe “poco interés en las autoridades en esclarecer todos estos casos”, porque prácticamente todos estos casos están en la impunidad. Explicó que para que estos crímenes sean esclarecidos es necesario “unir fuerzas en la tarea investigativa con todo el personal capacitado y la logística necesaria, donde se involucren ciudadanos, las autoridades competentes, medios de comunicación y por su puesto el Observatorio de Derechos Humanos”.
“Creemos que una unidad investigativa eficiente y beligerante ayudaría mucho para lograr esclarecer todos estos casos de manera imparcial y objetiva”, concluyó.