Gobierno detalla ocho beneficios del Acuerdo de Asociación Transpacífico

Chile tiene tratados de libre comercio con todos los países negociadores, pero con distintos niveles de profundidad. El pacto permitiría acelerar las desgravaciones y habrá apoyo en políticas medioambientales.

Con absoluto sigilo ha transcurrido la negociación del Acuerdo de Asociación Transpacífico -más conocido como TPP, por sus siglas en inglés-, bloque que hoy conforman 12 países y al que Chile se integró en 2010.

El proceso, tal como ha sido la tónica en las demás naciones, ha estado marcado por las críticas que apuntan a un exacerbado “secretismo”, así como a los posibles efectos adversos que traerían las mayores exigencias de Estados Unidos, por ejemplo, en propiedad intelectual.

En este contexto, la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) -organismo que representa a Chile en las rondas de negociaciones- elaboró un informe detallando los ocho principales beneficios que traería el TPP para el país. Esto, aclara la Direcon, “sin perjuicio de que hay otras áreas importantes que también tendrán ganancias concretas”.

Si bien Chile tiene tratados con los países miembros, el grado de profundidad de los mismos es disímil. Por ejemplo, en materia de aranceles hay claras ventajas con Japón. Las partes siguen negociando y es probable que la próxima administración deba retomar las tratativas, si no se avanza en el período estival.

Reducción de aranceles

El TPP permitirá acelerar las desgravaciones arancelarias establecidas en los acuerdos ya negociados con socios como Vietnam, Japón y Malasia. En el caso de este último -cuyo acuerdo entrará en completa vigencia en 2016- existe un 1,3% del universo de productos que fue excluido de las tratativas y podría quedar cubierto en el TPP. Lo mismo ocurre con Japón, país con el que se negocia mejorar el acceso a los productos excluidos y sujetos a cuotas en la negociación del bilateral.

Control aduanero

Se busca fortalecer el control aduanero, reforzando “con estándares de alta confiabilidad que sean comunes a los países miembros”. Para facilitar el comercio y los procedimientos aduaneros, se reducirán los costos asociados al transporte y al ingreso de los productos a los distintos mercados, asegurando un flujo comercial sin trabas. Esto, dice el gobierno, se podrá evidenciar a través de procesos como la certificación electrónica y las normas sobre ventanillas únicas.

Reglas de origen

Se establecerá un sistema de acumulación de origen entre los socios, que en su conjunto representan un PIB de US$ 27,47 billones. Esto permitirá considerar como propios de un país los materiales originarios provenientes de otro miembro, haciendo “posible tener una mayor participación en las cadenas globales de valor”. Por ejemplo, Chile podrá importar hilados de algodón desde Perú para confeccionar prendas y ser exportadas a otros países TPP, cumpliendo la regla de origen.

Medidas fitosanitarias

Se busca reducir las inspecciones y los plazos asociados a las medidas sanitarias y fitosanitarias, fomentando la utilización de sistemas electrónicos. La idea es contar con reglas más claras, notificando -por ejemplo- en una plataforma on line sobre nuevas medidas y reglamentos. Se avanzará en equivalencia. Además, se creará un comité de medidas sanitarias y fitosanitarias, que permitirá intercambiar información sobre los sistemas de cada país y hacer un seguimiento a los casos específicos.

Menos trabas al comercio

Contiene disposiciones que van más allá de los compromisos OMC y los acuerdos bilaterales. Busca establecer cooperación regulatoria, fomentando la equivalencia en materia reglamentaria para reducir las trabas. Hoy se negocia una serie de anexos sectoriales: cosméticos, farmacéuticos, dispositivos médicos, productos de tecnología de la información, etc. Esto evitará que se apliquen requisitos innecesarios. Se establecerá un comité de obstáculos técnicos al comercio.

Medio-ambiente 

El Capítulo Ambiental del TPP busca promover el apoyo mutuo entre las políticas comerciales y ambientales. Se creará una instancia en la región, que contribuya a la mitigación o resolución de problemas ambientales comunes. Si bien reconoce que existen distintos niveles de desempeño ambiental, se quiere fortalecer la gestión ambiental interna de cada país. También, buscará promover mecanismos voluntarios orientados a mejorar el desempeño ambiental de las empresas.

Coherencia regulatoria

Es uno de los denominados  “temas horizontales”, definidos por los negociadores para hacer del TPP un tratado “moderno y de altos estándares”. El objetivo es negociar más allá de los aspectos de comercio tradiciona- les y abordar temas nuevos que afectan al comercio y las inversiones entre los países. Por ello, se busca establecer un organismo de coordinación en esta materia, así como instaurar una evaluación de impacto regulatorio y consultas públicas.

Servicios e inversiones

Establecerá un régimen para el comercio de servicios y elevará los estándares de protección a la inversión. Resguardará a los prestadores de servicios chilenos en el extranjero, regulando a través de normas “de mayor transparencia” y facilitará la prestación de servicios profesionales. Se reforzará la protección a la inversión extranjera con países como los del P4, donde no había un marco normativo. Además, busca establecer avances en procedimientos de solución de controversias.

 

http://www.latercera.com/noticia/negocios/2014/01/655-558964-9-gobierno-detalla-ocho-beneficios-del-acuerdo-de-asociacion-transpacifico.shtml