China se despegó en 2013 como el mayor socio comercial de Uruguay

La constante obstinación que el presidente José Mujica ha expresado en más de un oportunidad sobre la importancia de China como destino para los bienes locales, se confirma año tras año con un aumento considerable del vínculo con ese mercado.  El comercio bilateral con la mayor potencia asiática alcanzó los US$ 4.072 millones en 2013, un nuevo máximo histórico y más de US$ 500 millones por encima de los US$ 3.465 millones de 2012. Con estos registros –que consideran las ventas que se realizan a través de las zonas francas– China amplió su ventaja respecto a Brasil, que con US$ 3.539, 5 millones intercambiados con Uruguay quedó en el segundo lugar del ranking de socios comerciales.

Según datos de Uruguay XXI a los que accedió El Observador, el año pasado las compras locales de bienes realizadas a la principal economía asiática totalizaron US$ 1.929 millones mientras que las ventas a ese destino sumaron US$ 2.143 millones. Esto dejó a China con una participación en el total del comercio exterior uruguayo del 20,9%, casi tres punto por encima de Brasil que cerró con 18,8%. Argentina, en tanto, quedó en tercer lugar con una participación 18,1%.

Atrás quedó el rotulo de China como cliente de lana sucia. Hoy este producto se ubica en el cuatro lugar del ranking y es superado por rubros como soja, carne y pasta de celulosa. Además, la industria láctea tuvo un récord de colocaciones en este destino con una facturación por US$ 68 millones. La cosecha récord de soja que tuvo Uruguay el año pasado llevaron a que China importara US$ 1.246 millones de la oleaginosa, es decir el 58% del total de las exportaciones a ese destino. Eso significa además que el país comunista absorbió el 66,4% de las ventas de soja locales.

Asimismo, China se transformó en el principal importador en volumen de otro rubro histórico del país: la carne vacuna congelada. En 2013, ingresaron al país asiáticos productos de carne vacuna congelada por US$ 263 millones, desplazando del liderazgo en ostentado por Rusia en los últimos años en ese rubro. Rusia compró en 2013 carne vacuna congelada por US$ 114 millones, y quedó sexta en volumen y en valor exportado.

Pero China también vende. De ahí que la balanza comercial apenas tenga un pequeño saldo a favor de Uruguay, aunque con bienes de mayor valor agregado de los que compra. Entre celulares y computadores se importaron US$ 273 millones a lo largo del pasado año, lo que significa 16% por encima de las compras de 2012 en las mismas partidas arancelarias.

Sin represalias
Los datos de comercio exterior de 2013 muestran que la política comercial bilateral de Uruguay y Argentina son el agua y el aceite. Por un lado, las constantes trabas a los permisos de importación que aplicaron las autoridades de la vecina orilla llevaron a que las ventas de las empresas uruguayas a ese mercado sumaran US$ 496 millones el año pasado, una caída respecto a los US$ 529 millones de 2012. Sin embargo, en 2013, Argentina fue el tercer proveedor de bienes a Uruguay con compras por US$ 1.623 millones, un leve incremento sobre los US$ 1.612 millones.

Por otro lado, el comportamiento de las ventas uruguayas al exterior por bloque no mostró desviaciones significativas respecto al desempeño de 2012. Pese a la estrategia de diversificación comercial que vienen impulsando las autoridades del gobierno y los propios empresarios, la región continúa siendo un mercado nada despreciable para los bienes locales.

América del Sur –como destino de US$ 3.391 millones en bienes locales– mantuvo el liderazgo como principal bloque comprador con una participación del 34% del total. Ese monto supera largamente los US$ 2.662 millones exportados a Asia, que cerró 2013 con una cuotaparte del 26,5% frente al 27% del año anterior.

Por otro lado, Europa perdió tres puntos porcentuales como destino de las ventas de bienes uruguayos en 2013 en la comparación interanual (del 23% al 20%) aunque aún así mantuvo el tercer puesto del ranking con exportaciones por US$ 2.009 millones. Un escalón más bajo quedaron América del Norte (6,7%) y África (5,5%). Dentro de este último bloque sobresalieron los embarques a Egipto por US$ 186 millones, seguido por Túnez (US$ 85 millones) , Sudáfrica (US$ 69 millones) y Argelia (US$ 54 millones).

En el plano importador, también América del Sur fue el principal abastecedor de Uruguay con compras por US$ 3.650 millones. Brasil (46%) y Argentina (44%) fueron los mayores proveedores. Asia quedó en segundo lugar con ventas por US$ 2.732 millones, con China haciendo uso de una cuotaparte del 71%.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/270692/china-se-despego-en-2013-como-el-mayor-socio-comercial-de-uruguay/