Presidente guatemalteco rechaza presiones de EEUU para resarcir a comunidades afectadas por hidroeléctrica

“Nosotros no somos juego de ninguno, nosotros vamos a hacer las cosas que tengamos que hacer”, respondió el presidente Otto Pérez Molina después de ser cuestionado sobre la decisión de los Estados Unidos de condicionar la ayuda a Guatemala, por el poco avance en los casos de adopciones hacia ese país y el resarcimiento a las víctimas de Río Negro, Baja Verapaz, por la instalación de la hidroeléctrica Chixoy.

“Al Ejecutivo, a mí, no me presionan con eso, porque hay una Comisión de Adopciones y nosotros vamos a respetar sus procesos”, añadió el mandatario, durante una conferencia de prensa.

 Pérez Molina lamentó que el Congreso de EE. UU. haya incluido esos dos puntos al sancionar la Ley de Asignaciones Presupuestarias 2014, pues consideró que son muy internos. “Primero hubo presión de Estados Unidos para que hubiera una nueva Ley de Adopciones, y ahora se habla de las mismas adopciones”, acotó el mandatario.

Además, Pérez se molestó por la postura estadounidense y enfatizó que las adopciones serán reguladas por Guatemala. “Antes, la crítica era de que Guatemala era un país exportador de niños, ahora es porque no se dan esas adopciones. No vamos a ser juguete de nadie. Aquí vamos a cumplir con lo que la ley y las disposiciones establezcan”, señaló enfadado.

Sobre el resarcimiento a las víctimas de Río Negro, el Presidente se mostró renuente a efectuar el pago propuesto por la administración de Álvaro Colom. Aunque, antes de criticar al ex Presidente, indicó que ningún Gobierno se había hecho cargo del tema. “Son 30 años en donde ningún Gobierno ha hecho nada. Nosotros hemos seguido el compromiso que firmó el gobierno anterior, pero lo firmaron solo porque a alguien se le antojó hacerlo”, dijo.

 Para el Presidente, la propuesta de la administración pasada no tiene el sustento ni la fuente de financiamiento adecuado para ejecutarla. “En el gobierno anterior estaban hablando de Q1.2 millardos, imagínense darles a estas comunidades Q1.2 millardos, es como decir que vamos a privilegiar a estas comunidades y las otras se van a quedar por un lado”, argumentó.

Estas declaraciones contra el país norteamericano se suman a la condena que Pérez realizó sobre el embargo económico a Cuba, y la propuesta para reforzar las relaciones con la Isla.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140205/pais/242115/