Legislativas: fuerte cruce Santos-Uribe y ocho partidos denuncian irregularidades

Auditores de 8 partidos denuncian irregularidades en elecciones

Ante la Registraduría, con copia a la OEA, fue radicada una queja, firmada por auditores de ocho partidos que aseguran que se les impidió verificar el sistema de escrutinio y realizar pruebas del software que utilizó la entidad para el proceso electoral.

Fabio Valencia, coordinador político del Centro Democrático, citó apartes de la carta que se radicó ante los organismos electorales.

“En ningún momento se informó a los auditores que la información que íbamos a monitorear sería fraccionada y únicamente tendríamos acceso a la información de Bogotá, información que es insuficiente ya que se requiere la información a nivel nacional. De otra parte se nos limita el uso de equipos de cómputo y el acceso a internet, herramientas indispensables para el monitoreo de la información del proceso electoral”, dice el texto de la misiva.

Según los representantes de los partidos políticos, se ven “coartados y limitados” en su labor y dejaron constancia ante las organizaciones internacionales, nacionales y prensa “para que se investigue este tipo de irregularidades las cuales limitan en muchos de los procedimientos que debemos ejercer para contribuir con la transparencia del proceso electoral”.

Los auditores que se quejaron ante la Registraduría pertenecen al Polo Democrático,Opción Ciudadana, Conservador, La U, Movimiento de Autoridades Indígenas, Centro Democrático, Partido Liberal Colombiano y UP.

http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/8203auditores-de-8-partidos-denuncian-irregularidades-en-elecciones/20140311/nota/2122675.aspx

Dudas sobre transparencia en las elecciones

Aunque todavía no se conocen los resultados oficiales de las elecciones parlamentarias del pasado domingo, ya aparecen las acusaciones de fraude, las suspicacias alrededor del escrutinio, los enfrentamientos políticos y los señalamientos a la Registraduría por supuestos errores cometidos durante la jornada electoral.

Ayer, el expresidente y hoy senador electo, Álvaro Uribe, acusó al gobierno de Juan Manuel Santos de haber hecho trampa en las elecciones parlamentarias. “El Congreso es ilegítimo por la mermelada, por la publicidad engañosa, por la violencia. El país va a tener que revisar instituciones como el Consejo Nacional Electoral”, sentenció.

El Gobierno no respondió a las acusaciones de Uribe de manera directa. Sin embargo, el presidente Santos envió un mensaje desde Chile a través de Twitter: “Qué gran ejemplo el del presidente Piñera (primer mandatario chileno), que con nobleza le ofreció todo su respaldo y apoyo a su sucesora (Michelle Bachelet). La patria está por encima de todo”. Como quien dice, al buen entendedor pocas palabras.

Óscar Iván Zuluaga, candidato presidencial por el Centro Democrático, el partido del expresidente Uribe, también entró al juego de las acusaciones. Dijo estar muy “preocupado por el hecho de que, extrañamente, los resultados empezaran a cambiar cuando se fue la luz en la Costa Atlántica. En ese momento se revirtió la tendencia ganadora del Centro Democrático”.

Las dudas sobre la legitimidad de los comicios también vinieron de algunos políticos que no accedieron al parlamento. Es el caso del actual representante Guillermo Rivera, que aspiraba al Senado y que en el preconteo perdió la curul por cerca de 500 votos. “Me dicen que están apareciendo votos. Quiero revisar mesas en algunos departamentos por si hubo errores aritméticos”, dijo.

Juan Luis Castro, hijo de la exsenadora Piedad Córdoba, quien también se ‘quemó’ en el escrutinio, explicó que está a la espera de que la Registraduría adelante el proceso de reconteo e investigación. “No digo que me hayan robado: si perdí, perdí. Lo único que quiero aclarar es por qué las cuentas que teníamos no nos dan y por qué votos de familiares y gente muy cercana no aparecen en las mesas. Eso es muy raro. Por ahora estamos recogiendo las pruebas”, sostuvo.

Y el senador Alexánder López, del Polo Democrático, quien fue reelegido, se fue lanza en ristre contra el nuevo Legislativo: “Este Congreso no cuenta con el respaldo suficiente de la población que se abstuvo de participar. Prevalecieron la corrupción, el soborno, el chantaje a la miseria y al hambre en que se encuentra sumida el pueblo. Los partidos triunfadores, en un derroche perverso de recursos y de manipulación criminal de la democracia, eligieron un parlamento ilegítimo y comprado”, señaló.

Para la Misión de Observación Electoral, muchas de esas dudas tienen asidero. “La tendencia electoral cambió cuando empezaron a llegar los datos de los municipios más alejados. Es normal que primero lleguen a la Registraduría los de las ciudades principales. Pero hay razón para las suspicacias en los partidos. Hay preocupación por el flujo de datos de municipios en la costa Pacífica y el sur de Bolívar”, dijo su directora, Alejandra Barrios.

Además, señaló que es necesario verificar los resultados, las concentraciones de votos y el flujo de información en departamentos como Sucre, Córdoba, Amazonas, Atlántico, Casanare y Meta. Y dijo que, sobre posibles fraudes, hay especial nerviosismo en las votaciones de la Cámara. La MOE también señaló que hay procedimientos de la Registraduría que se deben revisar, como la forma de determinar si una persona ya votó o no, con la planilla de votantes. “No tenemos identificación biométrica en cerca del 90% del país. Tenemos mecanismos muy endebles de verificación que son permeables al fraude”, dijo Barrios.

Según varios observadores de ese organismo independiente, en la mayoría de las mesas de votación hubo un tipo de lapicero que no secaba rápido y, por lo tanto, al doblar el tarjetón quedaban dos casillas marcadas de diferentes partidos o una mancha y, en consecuencia, se anulaba el voto. Una preocupación que también expresó el movimiento Mira, quemado en las votaciones a Senado.

“En el conteo de votos sigue faltando un esfuerzo de capacitación. Algunos jurados, si la persona no marcaba el partido y el candidato, daban el voto como nulo. Si uno marcaba dos números en el mismo partido, el voto era válido y se le entregaba al partido, pero lo daban como inválido. Eso explica tantos votos nulos”, advirtió también Barrios.

Los candidatos, y la misma MOE, le pidieron a la Registraduría que entregue los resultados del conteo oficial antes del viernes para dar paso a las ya tradicionales impugnaciones y solicitudes de reconteo. Asimismo, exigieron que no ocurra lo mismo que en 2010, cuando se dieron los datos oficiales a pocas horas de entregar las credenciales a los supuestos ganadores.

Hasta ahora, la respuesta del registrador Carlos Ariel Sánchez ha sido que se cumplió con transparencia y rapidez en la entrega de resultados a los colombianos. “Las medidas adoptadas por la entidad permitieron obtener las metas propuestas. Aquí a nadie se le van a perder los votos y hay herramientas tecnológicas que permiten hacerle veeduría a los proceso electorales en el país (…) el problema es que en Colombia hay dos tipos de candidatos: los que ganan y los que dicen que la Registraduría se robó las elecciones”, enfatizó el funcionario. Sea como sea, los reclamos siguen a la orden del día.

http://www.elespectador.com/noticias/politica/dudas-sobre-transparencia-elecciones-articulo-480214