Presidenta argentina viajará a Chile a asunción de Bachelet y luego a Francia

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajará la semana que viene a Chile para participar del acto de asunción de su par trasandina, Michelle Bachelet, y algunos días más tarde se embarcará rumbo a Francia, adonde fue invitada por el mandatario de ese país, François Hollande, para inaugurar el Salón del Libro que tradicionalmente se celebra en la capital francesa, en el que este año la Argentina será el país invitado de honor. Así lo confirmó ayer por la mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en el marco de su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno. Consultado por la prensa, el funcionario negó que el acuerdo con el Club de París forme parte del temario previsto para su viaje por tierras galas: “La agenda presidencial es la que se comunicó públicamente, no hay otra agenda que la que se ha comunicado”, aseguró.

El lunes por la tarde, la jefa de Estado partirá rumbo a Santiago de Chile, donde compartirá por la noche una cena con el mandatario saliente de ese país, Sebastián Piñera, su última oficial. Un día más tarde se trasladará unos 127 kilómetros hasta Valparaíso, donde tiene sede el Parlamento chileno; allí se llevará a cabo la ceremonia de transmisión de mando presidencial, que quedará nuevamente en manos de la dirigente de la Concertación, Michelle Bachelet. De ese acto, también formarán parte otros mandatarios de la región, incluso de Estados con una relación conflictiva con Chile, como el boliviano Evo Morales y el peruano Ollanta Humala. Aunque se prevé que Bachelet y CFK compartan una reunión bilateral en algún momento del viaje, esto no ha sido confirmado aún de forma oficial.

Por otra parte, Capitanich confirmó que Fernández de Kirchner recibió una invitación de su par francés, François Hollande, para compartir un encuentro y posterior almuerzo oficial en el Palacio del Elíseo, el próximo 19 de marzo, un día antes de inaugurar junto al primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, el Salón del Libro de París. Este año, al cumplirse cien años del nacimiento de Julio Cortázar, la Argentina fue invitada de honor a ese evento, que constituye la feria de lectores más importante de Francia y una de las principales en Europa.

Consultado por la prensa, si durante el viaje a la capital francesa habría reuniones con el Club de París referentes a la regularización de la deuda que mantiene el Estado argentino con ese organismo, el jefe de Gabinete reiteró que el viaje obedece exclusivamente a una “invitación especial” de Hollande, que “la agenda presidencial es la que se comunicó públicamente” y que “no hay otra agenda”. El miércoles, el gobierno nacional había comunicado el viaje, que incluye “un encuentro y posterior almuerzo oficial en el Palacio del Elíseo, sede del gobierno francés, el próximo miércoles 19”, donde se “tratarán temas de la nutrida agenda que marca las relaciones entre la Argentina y Francia, así como las cuestiones más importantes de la situación internacional”.

Además, agrega el texto, como “este año la Argentina es país invitado de honor en el Salón del Libro”, la Secretaría de Cultura y la Cancillería “han organizado, en París, numerosas actividades de promoción de la cultura nacional y de la obra de escritores argentinos, con el objetivo de profundizar la proyección cultural de nuestro país en los ámbitos y mercados francés, europeo y mundial”. Luego, la mandataria regresará a Buenos Aires y no tiene previsto nuevos viajes oficiales, aunque se estima que en abril se lleve a cabo la postergada cumbre de presidentes del Mercosur en Venezuela, en paralelo con un encuentro de Unasur para tratar los intentos de desestabilización que denunció ese país en las últimas semanas.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-241251-2014-03-07.html