Mujica en la OEA: “A los pobres no se les ataja con alambradas sino con desarrollo”

El presidente uruguayo, José Mujica, advirtió hoy ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que no existen “pobres de América Latina, sino pobres de América” y aseguró que la pobreza no se ataja ni con alambradas ni con leyes.

“No hay pobres de América Latina, hay pobres de América. A los pobres no se les ataja con alambradas o con leyes, a los pobres se les ataja promoviendo el desarrollodonde están para que no tengan que emigrar”, aseveró el mandatario ante el Consejo Permanente del organismo, que hoy lo recibió en una sesión protocolar.

Mujica insistió en su intervención en la necesidad de crear “una agenda internacional” que aborde los problemas que sufre la humanidad y que, ahora, “no tienen cabida en ninguna parte, porque los gobiernos siguen siendo nacionales”.

“Algunos de esos problemas no son superables por las potencias más fuertes, solas. (…)Los gobiernos siguen siendo nacionales y están preocupados por perpetuarse, y por el déficit fiscal. Porque el Senado votó tal reforma o por quién va a ganar las próximas elecciones”, dijo.

“Yo no voy a vivir el tiempo que precipitadamente se nos viene encima, pero ese tiempo no es más de lo mismo. Estamos en un cambio de época”, advirtió el mandatario en su discurso, en el que en ningún momento habló de la legalización de la marihuana, como se esperaba.

El presidente uruguayo insistió en que los gobiernos mundiales deben asumir los retos actuales desde una nueva perspectiva que contemple una actuación conjunta de los países, ante la ineludible presencia de “una civilización que cubre el planeta entero”.

“No somos capaces de crear una agenda de problemas mundiales y honradamente considerarlos”, insistió Mujica, razón por la cual dijo no compartir que exista una “crisis ecológica” en el mundo, sino una grave crisis política.

“Dicen que fui guerrillero, dicen. Sigo siendo guerrillero. Sé que digo algunas cosas que son pica en Flandes y que no me van a dar mucho reconocimiento, pero tal vez es una de las razones, queridos compatriotas de la patria grande, por las cuales estoy acá”, confesó, tras recibir numerosos halagos por su gestión durante su presentación ante los representantes del hemisferio.

Restó importancia a los logros de su Gobierno respecto a la repartición de la riqueza, una virtud, dijo, que le corresponde a su país y no a su Ejecutivo.

Sin embargo, el presidente reiteró que Uruguay tampoco pretende “detener la inversión por una apología paralizante” de querer repartir lo que no se tiene.

“Este es el arte de la política, el procurar que la economía crezca y al mismo tiempo reparta”, agregó.

http://www.espectador.com/sociedad/291131/a-los-pobres-no-se-les-ataja-con-alambradas-sino-con-desarrollo