Paraguay: indígenas desalojados de tierras ancestrales por policías y matones de la empresa Laguna SA


En diálogo con Made in Paraguay, la hermana Raquel Peralta (Conapi) ofreció detalles del salvaje desalojo que sufrió la comunidad Avá de Ybarovaná (Canindeyú) el último 20 de mayo de 2014. El procedimiento se ejecutó el mismo día en que estaba pautada una Audiencia entre las partes involucradas.

El mismo día en que representantes de la empresa Laguna SA y de la comunidad Avá debían reunirse para llegar a una solución respecto al conflicto que mantienen por las tierras ancestrales perteneciente a los indígenas y que la firma reclama.

Para el desalojo de alrededor de 170 indígenas (que tuvieron la prudencia de refugiarse en los montes cercanos para evitar apresamientos y torturas) se dispuso un contingente de más de 300 efectivos.

Los responsables policiales denunciaron “presiones” de las autoridades para cumplir con la orden del juez, pese a que existía la posibilidad de resolver la situación pacíficamente por medio de la Audiencia.

“La orden es limpiar el terreno” comentó la hermana Raquel que le dijeron los uniformados, antes de prender fuego el lugar.

La empresa puso a disposición de la policía un camión para trasladar las pertenencias de los nativos y un grupo de matones que en vehículos con chapa brasilera “colaboró” con el procedimiento.

La religiosa señaló que en esa zona mandan son los que tienen el poder económico que reemplazan los indígenas con “soja y vacas”.

Desde 1900 historiadores y antropólogos hablan de la ancestral presencia de los Avá en los alrededores de la laguna San Antonio, que en su mitología representa el origen el mundo.

“En nombre del desarrollo se pisotean los derechos de los pueblos indígenas” indicó la hermana.

http://www.nanduti.com.py/v1/noticias-mas.php?id=86319&cat=Nacionales