Sánchez Cerén: “Debe democratizarse el espectro radioeléctrico”

El presidente electo tiene claro que el espectro radioeléctrico debe otorgarse equitativamente entre el sector comercial, público y comunitario y no sólo favorecer a los oligopolios mediáticos comerciales para que se lucren con ello.

La polémica sobre la subasta de seis canales de televisión que tiene en proceso la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones, SIGET, sigue en aumento, ya que el mismo presidente electo, Salvador Sánchez Cerén ha dicho que debe democratizarse el espectro radio eléctrico, por ser un bien público.

“Debe de democratizarse el espectro radioeléctrico, creo que es necesario abrir la competencia en el país para que la población tenga más oportunidades de más información y además también sabemos que en ese radioespectro tiene posibilidades tanto el sector público, el sector privado como el sector comunitario”, expresó Sánchez Cerén.

A pesar que el tema de la subasta es legal, pues está plasmado como único mecanismo para otorgar frecuencias radioeléctricas en la Ley de Telecomunicaciones, pero no es democrático, y ese es el punto detonante en esta discusión, ya que el sector público y menos el comunitario pueden acceder a una concesión donde el que gana es el que paga más.

En esta batalla por el derecho a la comunicación, son las organizaciones sociales las que están luchando por ser escuchadas para que se detenga el proceso actual de subasta de las seis frecuencias, una lucha que pareciera como David y Goliat, en la que el gigante son los oligopolios mediáticos que han concentrado a los medios de comunicación radiales y televisivos.

Oscar Pérez, miembro de la Junta Ciudadana por el Derecho Humano a la Comunicación, una organización que está peleando para frenar la subasta y para que los medios comunitarios sean reconocidos se muestra satisfecho con esta primera reacción de Sánchez Cerén y cuestiona al presidente actual, Mauricio Funes por permitir un proceso que atenta contra la democracia.

“Si bien es cierto la SIGET se ampara en la legalidad, no es coherente con la democracia con la democracia de este país, porque puede ser legal, pero no democrático, ni puede ser justo, porque en una subasta solamente los que tienen plata pueden participar, y lo que están subastando no es un carro, no es una casa, es un recurso nacional de las y los salvadoreños que sirve para debilitar o fortalecer la libertad de expresión”, enfatizó Pérez.

Para el recién nombrado Astor Escalante, actual superintendente de Electricidad y Telecomunicaciones, la protesta de las organizaciones sociales para que se detenga el proceso solo es “ronroneo” debido a una coyuntura política y se olvida o deja de lado que la subasta es un mecanismo antidemocrático que ha sido muy cuestionado en toda América Latina por las relatorías de libertad de expresión de la ONU y OEA.

Sin embargo, para Sánchez Cerén el tema está claro, ya que no se trata solo de “ronroneos” sino de democracia y por ello deben abrirse los espacios para los tres sectores, comerciales, públicos y comunitarios.
“Debe de tomarse en cuenta también a los intereses, tanto de las grandes corporaciones, de las corporaciones pequeñas y también de las pequeñas empresas comunitarias porque tiene que ver con la democratización”, enfatizó.

¡Tiro la piedra y escondo la mano!
Sorpresivamente ARENA ha tomado el tema como un caballito de batalla en contra del gobierno, ya que fue en los gobiernos de la derecha que se aprobó la Ley de Telecomunicaciones en 1997, esto en coherencia con sus políticas de privatización, sin embargo ahora es la tricolor la que está cuestionando la subasta de esas seis frecuencias.

“Pido se introduzca pieza de correspondencia para frenar actual subasta de frecuencias de TV, hay muchas cosas que aclarar en ese caso” dijo el diputado arenero Roberto d’Aubuisson, posición nada coherente con los discursos y acciones que siempre ha realizado su partido sobre este tema.

Para Pérez la posición de ARENA está clara, arremeter en contra del saliente presidente Funes y dos la doble moral que siempre ha manejado la derecha.

“ARENA la tiene contra el presidente Funes, entonces ahora resulta que se han montado en este caballito de batalla por la democratización de las comunicaciones, pero para atacar a Funes y segundo la doble moral que tienen, porque esta Ley de Telecomunicaciones donde la subasta es único mecanismo para concesionar frecuencias de radio y televisión fue aprobada por ARENA, entonces por favor, esa doble moral no funciona si queremos construir de verdad patria y democracia”, aseveró Pérez.

¿Cuál es la prisa?

El Superintendente de Competencia, Francisco Díaz Rodríguez, cuestiona la prisa en subastar estos seis canales, un proceso que se abrió a pocos días que termine el mandato de Funes. En este sentido mostró su descuerdo con la subasta y expresó que debería modificarse la Ley de Telecomunicaciones ya que está defasada.

“Ley de Telecomunicaciones, además de estar ya atrasada debido al extraordinario avance tecnológico ocurrido en ese ramo en los últimos quince años, forma parte del paquete de leyes de privatización de los años 90, decretadas sin criterios de competencia, que favorecen o facilitan la concentración económica”, dijo Díaz Rodríguez, quien agregó que la Superintendencia de Competencia emitirá en los próximos días la opinión técnica formal, sobre este tema.

Sánchez Cerén espera que la SIGET escuche a los sectores sociales, pues en un pueblo democrático no puede solo favorecerse a los más poderosos.

“Entiendo de que ellos, lo que están abriendo es esa licitación; sería bueno que escucharan tanto al sector privado como al sector público, al sector social, que pudieran escucharlos para ver si ese proceso, además de estar ajustado a la ley también se toman en cuenta los intereses de los diferentes actores que están en la comunicación, tanto televisiva como radial”, expresó el presidente electo.

Pérez hace un llamado a Funes, y le recuerda que fueron los oligopolios mediáticos comerciales que lo censuraron los que ahora su gobierno está favoreciendo y le solicita que suspenda este proceso de subasta.
“No es coherente esta decisión de la subasta dentro de una presidencia de alguien que fue vilipendiado, ofendido por los oligopolios mediáticos comerciales de este país y ¡cómo es posible que ahora en sus últimas acciones como mandatario quiera favorecer y fortalecer a los oligopolios mediáticos comerciales que lo atropellaron a él como periodista, como comunicador!, manifestó Pérez.

El miembro de la Junta Ciudadana enfatizó que esperan que el presidente Funes “dé la orden al señor Escalante para que detenga la subasta en beneficio de la democratización de las comunicaciones, la libertad de expresión y el derecho humano a la comunicación en este país”.

http://voces.org.sv/2014/05/15/sanchez-ceren-debe-democratizarse-el-espectro-radioelectrico/