Con amplio rechazo a la exclusión de Cuba y el reclamo por Malvinas, culmina la 44ª Asamblea de la OEA

Consenso en OEA para que Cuba participe en Cumbre

Las delegaciones participantes de la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) coincidieron hoy en que la República de Cuba participe sin condicionamientos de la próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Panamá en 2015.

Durante la reunión del Grupo de Revisión de Implementación de Cumbres (GRIC), las delegaciones de la mayoría de los países expresaron la necesidad de una participación de todos los países del continente en la próxima Cumbre de las Américas. Las delegaciones reclamaron particularmente la inclusión de Cuba y algunas incluso condicionaron su presencia si es que no se le invita al país caribeño.La delegación paraguaya, representada por la embajadora Elisa Ruiz Díaz, sumó el apoyo de Paraguay a la inclusión de Cuba señalando que “el gobierno de Paraguay espera que el gobierno de Cuba nos acompañe para que de esa manera estemos representados todos los gobiernos de las Américas”.
El representante de Brasil, José Felicio, sostuvo también que la participación de Cuba es una condición necesaria para la continuidad del diálogo constructivo para la integración en las Américas, mientras que el canciller argentino, Héctor Timerman, advirtió que “va a ver muy difícil” la participación de su país en la cumbre si nuevamente se excluye a Cuba.

“Realmente sería un paso atrás, una triste decisión, que la próxima cumbre vuelva a tener como discordia la ausencia de muchos presidentes porque se haya decidido excluir a Cuba. Lo mejor que le puede suceder a este entonado clima de unidad de las Américas es que participe Cuba, que es al mismo tiempo latinoamericano y caribeño”, sostuvo el canciller argentino.

Por su parte, el representante de Bolivia ante la OEA, Diego Pary Rodríguez, afirmó que “si Cuba es excluida también nos consideraremos excluidos de la próxima cumbre de las Américas”.

Otras delegaciones que se pronunciaron a favor de esta postura fueron las de México, Uruguay, Chile, Venezuela, Nicaragua, Dominica, Guyana, Trinidad y Tobago, Barbados, Saint Lucia, Saint Vicente y las Granadinas, Guatemala y Perú.

Todas las delegaciones coincidieron además en que la participación de Cuba tiene que ser sin condicionamiento alguna, respetando su soberanía y reconociendo el aporte del país caribeño al diálogo constructivo y desarrollo de la región.

En este sentido, el representante permanente de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, dijo que Cuba “ha aprobado todos los exámenes y creo que con altas calificaciones” porque “es un país pacífico y solidario que acostumbra invadir países con maestros, médicos, y diversas ramas de cooperación pacífica”.

http://www.lanacion.com.py/articulo/166995-consenso-en-oea-para-que-cuba-participe-en-cumbre.html

 

La XLIV Asamblea General de la OEA finalizó con la aprobación de la Declaración de Asunción: “Desarrollo con inclusión social”

Los Países Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reunidos en Asunción, Paraguay en la XLIV Asamblea General de la OEA, comprometieron hoy “sus esfuerzos para erradicar el hambre y la pobreza, en particular la pobreza extrema; combatir la inequidad, la desigualdad, la discriminación y la exclusión social; e incrementar el acceso equitativo a los servicios de salud, así como a una educación de calidad e inclusiva” en las Américas.

La “Declaración de Asunción: Desarrollo con inclusión social”, que fue aprobada unánimamente por los Estados Miembros, llama a los gobiernos a “fortalecer la capacidad de los países para hacer frente a los impactos externos, para que los progresos alcanzados en la región en la erradicación del hambre y la pobreza, en particular la pobreza extrema, sean sostenibles”.

La Declaración final de la Asamblea también alienta a la Secretaría General de la OEA a incorporar los resultados de la agenda post 2015, según corresponda, junto con sus programas proyectos y actividades.

El texto aprobado también reconoce que “la inclusión social, la igualdad de oportunidades, la equidad y la justicia social son esenciales para la democracia”.

Cuestión de las Islas Malvinas

La Asamblea General aprobó por aclamación una “declaración sobre la cuestión Islas Malvinas”, a propuesta de Argentina, que reitera la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, cuanto antes, las negociaciones sobre la disputa de soberanía, con el objeto de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia. La resolución señala que se seguirá “examinando la Cuestión de las Islas Malvinas en los sucesivos periodos de sesiones de la Asamblea General, hasta su solución definitiva”.

El Ministro de Relaciones y Culto de Argentina, Héctor Timerman, recordó que ya en 1948, durante la primera reunión de la OEA, el Canciller Juan Gramuglia, pidió el apoyo continental a la causa de las Malvinas. “Gramuglia habló de la lealtad y la solidaridad de los países latinoamericanos. También habló de la necesidad de imponer el derecho sobre la fuerza. Lo que hoy es la OEA fue el primer foro internacional en expresar solidaridad con Argentina por el ultraje colonialista del que fuimos y somos víctimas,” dijo el Ministro Timerman.

Tras la votación, el Canciller argentino agradeció el apoyo de los Países Miembros de la OEA, que “nos han respondido una vez más como aquel año de 1948, con solidaridad y lealtad”. Por su parte, el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, destacó que hace décadas que la institución hemisférica viene reclamando la renaudación de las negociaciones sobre las Islas Malvinas, “un reclamo que es el reclamo de todos los americanos”.

El Embajador británico en Paraguay, Jeremy Hobbs, explicó la posición de su gobierno respecto a la situación de las Islas Malvinas. El Embajador Hobbs dijo que “no puede haber y no habrá negociaciones sobre la soberanía de las islas a menos que y hasta que los isleños así lo deseen”.

El Ministro Timerman respondió: “Le agradezco al Reino Unido que haya sido tan claro en su posición, porque una vez más demuestra que viola las resoluciones de las Naciones Unidas y se burlan de quienes estamos aquí, del continente americano y de quienes defendemos que los recursos naturales del continente americano le pertencen a los pueblos del continente americano, y que no somos fuente de recursos naturales para las potencias extranjeras extraregionales”. El jefe de la diplomacia argentina agregó: “Le pido al Reino Unido y a la Unión Europea que también nos permita a nosotros poder ir a la Unión Europea y plantearle todos los problemas que nuestros países tienen y poder sentarnos en la mesa y escucharnos, como nosotros escuchamos al Reino Unido”.

Elección de miembros de Comités y Comisiones

En la cuarta sesión plenaria se realizaron las elecciones de las autoridades de órganos, organismos y entidades de la institución. Los elegidos para formar parte de la Comité Jurídica Interamericano fueron Joao Clemente Baena Soares (Brasil), quien fue reelecto; Joel Antonio Hernández García (México); y Ruth Stella Correa Palacio (Colombia).

Fueron elegidos para formar parte del Centro de Estudios de Justicia de las Américas Santiago Pereira Campos (Uruguay) y Pedro Bohomoletz de Abreu Dallari (Brasil), quienes fueron reelegidos, y George M. Thomson (Canadá)

Para el Tribunal Administrativo de la OEA fue reelegido Suzie D´Auvergne (Santa Lucía)

Fue reelegido a la Junta de Auditores Externos para el Examen de la Contabilidad de la Secretaría General Christopher H. Flaggs (Estados Unidos).

Informes y Asamblea 2015

Además, la Asamblea recibió presentaciones del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) y el Presidente de la Junta de Auditores Externos de la OEA.

Al mismo tiempo, el órgano máximo de la institución multilateral decidió por aclamación que Haití acoja la edición de 2015 de la Asamblea. El Ministro de Relaciones Exteriores del país caribeño, Duly Brutus, dijo que “albergar a todos los Estados Miembros de nuestra organización regional, los observadores y las organizaciones de la sociedad civil, será para nuestro país una nueva oportunidad para expresar nuestra determinación de continuar participando activamente en el fortalecimiento de la OEA”.

http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-240/14

 

Declaración final de la Asamblea General

“DESARROLLO CON INCLUSIÓN SOCIAL”

5 de junio de 2014

LAS MINISTRAS Y MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES Y JEFAS Y JEFES DE DELEGACIÓN DE LOS ESTADOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA), reunidos en Asunción, República del Paraguay, en el marco de la celebración del cuadragésimo cuarto período ordinario de sesiones de la Asamblea General,

1. REAFIRMANDO lo establecido en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, la Carta Democrática Interamericana, la Carta Social de las Américas, la Declaración sobre Seguridad en las Américas y otros instrumentos interamericanos sobre la promoción, protección y observancia de los derechos humanos, en particular los derechos económicos, sociales y culturales;[1]/

2. CONSIDERANDO que si bien los Estados Americanos han tomado medidas para alcanzar el desarrollo integral de sus habitantes, para afianzar la democracia y promover y proteger los derechos humanos, aun persisten desafíos y retos en materia de pobreza y pobreza extrema, seguridad alimentaria y nutrición, discriminación, equidad, igualdad e inclusión social, educación inclusiva y de calidad, cobertura universal de salud, trabajo decente, digno y productivo y seguridad ciudadana.

3. RECONOCIENDO que para erradicar el hambre y la pobreza, en particular la pobreza extrema, es necesario impulsar políticas públicas sociales, económicas y medioambientales que favorezcan entre otras la productividad, el empleo y el desarrollo sostenible, amplio e inclusivo de nuestras naciones;

4. PREOCUPADOS porque a pesar de los esfuerzos realizados por los Estados, la inequidad y la exclusión social siguen afectando, en distinta medida, a nuestro Hemisferio, y que enfrentar sus causas y consecuencias es un imperativo que debe unir aún más la acción de los Estados Americanos para mejorar las condiciones para el desarrollo económico y social, y promover sociedades más justas, equitativas e inclusivas con énfasis en los derechos y la participación de personas en situación de vulnerabilidad;

5. CONSIDERANDO que la calidad de vida de las personas y el disfrute pleno de sus derechos y libertades, pueden mejorarse minimizando la incidencia y severidad de las brechas territoriales con acciones concretas de desarrollo integral para los sectores de educación, salud e inclusión social teniendo en cuenta el bienestar de las generaciones futuras.

6. RECONOCIENDO las importantes contribuciones de las mujeres al desarrollo sostenible y al crecimiento económico, incluyendo su trabajo no remunerado en los ámbitos doméstico y del cuidado; y la necesidad del empoderamiento de las mujeres para eliminar la desigualdad de género y lograr el ejercicio pleno de sus derechos;

7. RECONOCIENDO las contribuciones de las personas migrantes y sus familias, así como su potencial individual y colectivo como agentes de desarrollo en los países de origen, tránsito y destino;

8. RECONOCIENDO que el acceso universal a la educación de calidad e inclusiva, con especial atención a los individuos y grupos en situación de vulnerabilidad, fortalece el desarrollo de la persona humana, la inclusión social, el desarrollo económico y las instituciones democráticas;

9. CONSCIENTES de que la salud es esencial para una vida productiva y plena y que la salud publica constituye una inversión que genera impacto sobre la calidad de vida de nuestras sociedades, y teniendo en cuenta los principios promovidos por la Agenda de Salud para las Américas 2008–2017 de la Organización Panamericana de la Salud.

10. RECONOCIENDO que la inclusión social, la igualdad de oportunidades, la equidad y la justicia social son esenciales para la democracia; y que para su fortalecimiento es indispensable la promoción, protección y ejercicio efectivo de los derechos humanos, en particular los derechos económicos, sociales y culturales, así como el acceso a la justicia y el diálogo entre todos los sectores de la población;[2]/

11. REAFIRMANDO que el fundamento y razón de ser de la seguridad ciudadana es la protección de la persona humana, y que el estado de derecho, el pleno respeto de los derechos humanos, la lucha contra la impunidad y el desarrollo integral, fortalecen las condiciones de la seguridad ciudadana.

12. HACIENDO ÉNFASIS en el importante rol que pueden desempeñar las alianzas publico-privadas, con la participación de la sociedad civil y otros actores sociales, para avanzar hacia el desarrollo integral.

13. RECONOCIENDO que la inclusión financiera contribuye a una mayor inclusión social y a la reducción de la desigualdad de los ingresos y la pobreza;

14. RECONOCIENDO que las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs), utilizadas de conformidad con los principios universales de los derechos humanos, son instrumentos eficaces para el desarrollo sostenible de sociedades inclusivas basadas en el conocimiento, la creación de oportunidades, la promoción de la cooperación entre los pueblos americanos y el ejercicio de los derechos humanos.

15. REAFIRMANDO que la agricultura familiar y los pequeños productores son una base importante para la producción sostenible de alimentos orientada a lograr la seguridad alimentaria y nutricional, y reconociendo su importante contribución para la erradicación de la pobreza con miras a alcanzar los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

16. CONSCIENTES que el cambio climático tiene impactos negativos en las Américas provocando la degradación de la calidad de vida y el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras; y que los Estados Miembros enfrentan significativos riesgos causados por los efectos adversos del cambio climático, particularmente aquellos vulnerables, de conformidad con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y que requieren adoptar medidas de adaptación para contrarrestar dichos efectos.

17. CONVENCIDOS de la importancia de promover políticas públicas, marcos normativos, legislativos e institucionales, para la reducción de los riesgos de desastres a fin de disminuir la pérdida de vidas humanas e impactos sociales, económicos y ambientales que afectan a nuestras sociedades;

18. ATENDIENDO la importancia de adoptar medidas efectivas que permitan superar las dificultades de tránsito que enfrentan los países en desarrollo sin litoral y reafirmando la voluntad de cumplir efectivamente con el Programa de Acción de Almaty, aprobado por Resolución A/RES/58/201 de la Asamblea General de las Naciones Unidas así como con los acuerdos vigentes en sus sistemas de transporte y tránsito;

19. RECORDANDO la resolución de la ONU, A/RES/67/206, destacando la importancia de acciones coordinadas, equilibradas e integradas para abordar los desafíos de desarrollo sostenible que enfrentan los pequeños estados insulares en desarrollo (CMNUCC); ACOGIENDO con beneplácito la designación de 2014 como el año internacional de los pequeños estados insulares en desarrollo; y notando que los países con litorales de zonas costeras bajas enfrentan desafíos similares para su desarrollo sostenible;

20. RECONOCIENDO los desafíos a los que se enfrentan los Estados Miembros que son pequeños, vulnerables, altamente endeudados y de medianos ingresos;

21. TENIENDO PRESENTE la Resolución 68/222 de la ONU, del 20 de diciembre de 2013 “Cooperación para el desarrollo con los países de ingresos medianos”, reconocemos también que los países de ingresos medianos siguen afrontando importantes desafíos en sus esfuerzos por alcanzar los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los objetivos de desarrollo del milenio;

22. ACOGIENDO con beneplácito la celebración del centenario del Canal de Panamá el 15 de agosto de 2014, vía interoceánica que contribuye al desarrollo económico y sostenible del hemisferio y cuyo proyecto de ampliación permitirá una mayor apertura y facilitación del comercio marítimo en la Región;

23. DESTACANDO que la cooperación interamericana para el desarrollo integral es responsabilidad común y solidaria de los Estados Miembros en el marco de los principios democráticos y que la Organización de los Estados Americanos, a través de su Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral tiene como finalidad promover la cooperación entre los Estados Miembros con el propósito de lograr su desarrollo integral y, en particular, para contribuir a la eliminación de la pobreza;

24. CONSCIENTES de la necesidad de fortalecer el trabajo coordinado de la OEA con los Estados Miembros y las distintas instituciones del sistema interamericano, especialmente en los objetivos vinculados a la promoción y fortalecimiento del desarrollo integral;

DECLARAN:

1. COMPROMETER sus esfuerzos para erradicar el hambre y la pobreza, en particular la pobreza extrema; combatir la inequidad, la desigualdad, la discriminación y la exclusión social; e incrementar el acceso equitativo a los servicios de salud, así como a una educación de calidad e inclusiva; objetivos prioritarios que deben orientar las acciones del sistema interamericano.

2. FORTALECER la capacidad de los países para hacer frente a los impactos externos para que los progresos alcanzados en la región en la erradicación del hambre y la pobreza, en particular la pobreza extrema sean sostenibles.

3. RECONOCER los trabajos que se vienen adelantando en la agenda de desarrollo post 2015 y encomendar a la Secretaría General que incorpore, según corresponda, los resultados de ésta en sus programas, proyectos y actividades.

4. IMPULSAR políticas públicas intersectoriales de protección e inclusión social con miras a fortalecer el respeto de los derechos humanos y la adopción de medidas integrales para la plena y efectiva participación en la sociedad de todas las personas, en particular aquellas en situación de vulnerabilidad; y prevenir, combatir y erradicar todas las formas de discriminación e intolerancia.

5. IMPULSAR la formulación e implementación de políticas económicas y sociales integrales e inclusivas, tendientes a profundizar el desarrollo económico con equidad, fomentar la inversión, el emprendedurismo y la generación de trabajo decente, digno y productivo en todos los sectores, con el fin de reducir las inequidades en el ingreso y las desigualdades sociales.

6. FORTALECER los esfuerzos para garantizar la plena equidad e igualdad de acceso, oportunidades, participación y liderazgo de las mujeres en los procesos de desarrollo de acuerdo con los compromisos internacionales asumidos por los Estados dirigidos a alcanzar una participación plena e igualitaria de las mujeres en todas las esferas de la sociedad.

7. DESTACAR la necesidad de desarrollar e implementar políticas públicas, respetuosas de los derechos humanos, orientadas a favorecer la inclusión social de los migrantes, fomentar el intercambio de mejores prácticas entre los estados miembros y crear las condiciones que permitan reconocer, optimizar y maximizar los beneficios de la migración en el desarrollo de los países de las Américas.

8. FOMENTAR la formación profesional y técnica inclusivas, y la capacitación laboral, así como el desarrollo de mecanismos para la certificación de competencias laborales, para facilitar el acceso y la reinserción al mercado laboral, apoyar el desarrollo personal y profesional, haciendo hincapié en la innovación y maximizar la productividad de la economía y el fortalecimiento institucional.

9. DESARROLLAR Y FORTALECER políticas de mejoramiento de la disponibilidad, el acceso y la calidad de los servicios de salud, cuya prestación sea culturalmente aceptable, y la promoción de estilos de vida saludables para la población, en especial para personas y grupos en situación de vulnerabilidad, promoviendo una cobertura universal, con énfasis en programas de atención preventiva.

10. CONTINUAR promoviendo y defendiendo los principios democráticos, los derechos humanos y el acceso a la justicia para todos, y fomentando el diálogo social, como elementos indispensables para el desarrollo social, económico y cultural, teniendo en cuenta que la democracia y el desarrollo integral son interdependientes y se refuerzan mutuamente.

11. FORTALECER en sus políticas públicas de seguridad ciudadana un enfoque multidimensional que contribuya al desarrollo integral y a la justicia social, que promueva la participación comunitaria y que incida en la reducción y prevención de la violencia y el delito en todas sus formas, teniendo presente que el desarrollo y la seguridad están vinculados entre si y que se refuerzan unos a otros.

12. IMPULSAR Y FORTALECER las alianzas público-privadas, con la participación de otros actores sociales, con el fin de erradicar la pobreza, en particular la pobreza extrema, y avanzar en el desarrollo integral en las Américas, teniendo en cuenta el rol del Estado y la responsabilidad social empresarial.

13. FORTALECER políticas públicas destinadas a la planificación, creación y modernización de infraestructura física de transporte, energía y conectividad, en razón de su función estratégica para impulsar la economía, generar empleo y promover el desarrollo sostenible.

14. REITERAR la necesidad de adoptar políticas públicas para el acceso justo, equitativo y no discriminatorio a los servicios públicos básicos, incluidos los de agua potable y saneamiento básico, como medidas necesarias para el logro del desarrollo integral. Asimismo promocionar e impulsar políticas públicas integrales orientadas a satisfacer las necesidades habitacionales de los sectores más pobres y vulnerables de la población.

15. ALENTAR el fomento de políticas de inclusión financiera que mejoren el acceso y el uso de servicios financieros asequibles y de calidad, y que fortalezcan la capacidad financiera de los hogares excluidos del sistema financiero o insuficientemente atendidos, de las micro y pequeñas empresas, cooperativas y otras unidades de producción, así como la promoción de programas de educación financiera.

16. REAFIRMAR que la expansión del acceso, la apropiación y el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones –TICs-, bajo los principios de equidad, universalidad y asequibilidad, en un marco de cooperación global y respeto a los derechos humanos, contribuyen a la reducción de la pobreza, al desarrollo sostenible y a la inclusión social que facilita el acceso a la información, la educación y la libertad de expresión. En este contexto, resaltar el rol de las instancias del sistema interamericano en la promoción y adopción de TICs innovadoras y confiables en las Américas, reduciendo la brecha digital.

17. PROMOVER políticas y estrategias intersectoriales para impulsar el desarrollo sostenible y lograr la seguridad alimentaria y nutricional, fortaleciendo la agricultura familiar y campesina, así como de pequeños productores, las cuales deben tener en cuenta la producción y la oferta de productos locales, incluidos los de alto valor nutricional, entre otros.

18. CONTINUAR Y FORTALECER nuestros esfuerzos orientados a avanzar en la implementación de los compromisos asumidos en materia de desarrollo sostenible y cambio climático para contrarrestar los efectos adversos del cambio climático, aumentar la capacidad de adaptación de los Estados, de las poblaciones y de los ecosistemas vulnerables al cambio climático, así como aumentar esfuerzos para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, de conformidad con los principios, objetivos y disposiciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

19. FORTALECER políticas públicas de gestión integral del riesgo de desastres, promoviendo la participación de todos los niveles gubernamentales y de la sociedad, lo cual contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible.

20. OTORGAR el apoyo necesario a la condición de país en desarrollo sin litoral, en la implementación de medidas efectivas destinadas a superar vulnerabilidades y problemas derivados de dicha situación, facilitándole la libertad de tránsito a través del territorio de los estados de tránsito por todos los medios de transporte, de conformidad con las reglas aplicables del derecho internacional, las convenciones internacionales y los convenios bilaterales vigentes, encomendando la elaboración de un informe a la Secretaría General que permita apoyar los avances en este aspecto.

21. ALENTAR a todos los estados miembros, al sistema interamericano y a todas las demás partes interesadas a que aprovechen el Año Internacional de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, para promover actividades a todos los niveles, incluso por medio de la cooperación internacional, regional y subregional, según corresponda, a fin de lograr el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo, incluyendo países con zonas costeras bajas.

22. PROMOVER Y FORTALECER estrategias eficaces de cooperación y generación de alianzas entre los Estados, así como con los organismos internacionales pertinentes, con el objeto de promover el desarrollo sostenible con inclusión social, consecuente con las prioridades e intereses nacionales.
23. PROMOVER la cooperación entre los Estados Miembros con el propósito de lograr su desarrollo integral y para contribuir a la erradicación de la pobreza, en particular la pobreza extrema. En ese sentido, encomendar a la Secretaría General de la OEA que apoye la coordinación de los esfuerzos de cooperación a través de los distintos mecanismos e instrumentos existentes, que genere sinergias con las instituciones del sistema interamericano y tome medidas necesarias para establecer mayor coordinación, según corresponda, entre la OEA, el BID, la CEPAL y la OPS.

http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=D-005/14

 

No hubo acuerdo unánime en declaración contra discriminación sexual

La reunión de la OEA, que reúne a representantes de todos los países de América, excepto Cuba, instó a los Estados a que eliminen las barreras que enfrentan las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.

La meta es que tengan “acceso equitativo a la participación política y otros ámbitos de la vida pública, así como evitar interferencias en su vida privada”.

La resolución, titulada “Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género”, fue aprobada con notas marginales u observaciones de 11 países: Paraguay, Ecuador, EE.UU., Jamaica, San Vicente y las Granadinas, Belice, Honduras, Surinam, Guyana y Trinidad y Tobago.

Guatemala y Ecuador consideraron que “el no reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo no constituye una práctica discriminatoria”.

“Justo Ecuador, que tiene en su Constitución incluida la no discriminación por motivos de orientación sexual hace esto. Es algo muy contradictorio”, declaró Germán Rincón Perfetti, representante de una coalición de ONG en favor de los derechos de las personas homosexuales, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.

El vicecanciller de Paraguay, Federico González, dijo durante el pleno de la Asamblea que su país no se sumaba “al consenso”.

El tema ha provocado un debate en los últimos días en el país anfitrión, después de que su Gobierno anticipó que no apoyaría el documento porque está en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, pese a que el texto no mencionaba el tema.

Aún así, los obispos católicos, las asociaciones evangélicas y las dos cámaras del Congreso de Paraguay pidieron se manifestaron públicamente en contra del matrimonio entre homosexuales.

El lunes miles de católicos y evangélicos participaron en una marcha y una misa a favor de las bodas tradicionales y contra el aborto.

Al mismo tiempo, un centenar de personas marchaban a favor de la resolución. La ONG paraguaya Somosgay acusó a la Policía de herir a diez de sus miembros al arremeter contra ellos.

La resolución aprobada hoy condena los actos de violencia y las violaciones de derechos humanos contra personas a causa de su orientación sexual e identidad o expresión de género.

Asimismo pide a los Estados miembros de la OEA que fortalezcan sus instituciones con el fin de prevenir e investigar casos de violencia y asegurar a las víctimas la debida protección judicial en condiciones de igualdad.

También solicita garantizar que los responsables enfrenten las consecuencias ante la justicia.

La resolución salió adelante por consenso pese a las declaraciones previas de Paraguay, Gobierno anfitrión de la cumbre, que se negó a apoyarla porque está en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La resolución no menciona expresamente el tema del matrimonio entre personas homosexuales, que es legal en Argentina y Uruguay.

En la resolución la organización multilateral más antigua del planeta pidió también a sus miembros que produzcan datos sobre la violencia homofóbica y transfóbica.

http://www.abc.com.py/nacionales/no-todos-aprueban-resolucion-1252677.html