Congreso mexicano culmina debate de las 21 leyes energéticas y las envía al Ejecutivo

El Senado aprobó anoche el último de los seis dictámenes de la legislación secundaria en materia energética, en medio de ríspido debate que terminó en descalificaciones y pleitos, acusaciones de corrupción y señalamientos de que algunos legisladores se beneficiarán con la reforma.

La leyes de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y General de la Deuda Pública, que remitió la Cámara de Diputados al Senado, fueron aprobadas sin cambios con 90 votos en favor y 27 en contra. Así, se concretó el rescate con recursos federales de los compromisos laborales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad ( CFE), con la condición de que se revisen los contratos colectivos de ambos gremios, se reduzca la edad de jubilación de los trabajadores y el monto de las pensiones.

Perredistas y petistas acusaron a los senadores de PRI, PAN y PVEM de avalar que se asuma como deuda pública el pasivo laboral de Pemex que incluye recursos desviados de la aún paraestatal al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) para financiar las campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional y las corruptelas perpetradas en las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón. Advirtieron, además, que se vulneran los derechos de los petroleros y electricistas, entre ellos el de una jubilación digna.

Durante las primeras seis horas de la sesión extraordinaria los senadores de izquierda insistieron en que debe trasparentarse en detalle el pasivo de Pemex, sobre todo en cuanto a los llamados créditos laborales colectivos, que son los que recibe la directiva sindical que encabeza Carlos Romero Deschamps y que han servido para el enriquecimiento personal o el financiamiento de campañas presidenciales, sostuvo la senadora perredista Dolores Padierna.

El también perredista Armando Ríos Piter destacó que entre 2001 y 2012 se crearon 4 mil 537 plazas más de confianza en la empresa petrolera, además de que 77 por ciento de más de 5 mil trabajadores de niveles ejecutivos y mandos medios fueron obligados a jubilarse de manera anticipada. Con ello, el pasivo laboral pasó de 535 mil millones de pesos en 2002 a 1.3 billones en 2013. Es decir, el incremento se debe en buena medida al botín de los gobiernos de derecha.

El presidente de la Comisión de Energía, el priísta David Penchyna Grub, acusó a los perredistas de manipular las cifras y les pidió terminar con las medias verdades. Señaló que en la iniciativa de reforma energética que presentaron los senadores del PRD, que fue elaborada por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, se planteaba el rescate de toda la deuda de Pemex.

El senador Benjamín Robles Montoya, del PRD, respondió a Penchyna que ese rescate era antes de la privatización y sin asumir las corruptelas de líderes sindicales y funcionarios.

Exhibió en tribuna copia de un convenio firmado en 2011 entre Pemex y el STPRM, al que se otorgó un crédito de 500 millones de pesos, en plena campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, pagadero hasta 2020.

Este regalito ahora lo tendrá que pagar el pueblo de México junto, seguramente, con los mil millones de pesos que por conducto del sindicato se canalizaron a la campaña de Francisco Labastida Ochoa, candidato del PRI a la Presidencia de la República en 2000.

El coordinador del grupo parlamentario del PT, Manuel Bartlett Díaz, advirtió que habrá despidos masivos en Pemex y la CFE, y afirmó que todos los trabajadores que se han opuesto a la privatización han sido reprimidos.

Recordó el caso del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), a cuyos trabajadores el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosamandó sacar a punta de bayonetas de las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro.

El PAN, por conducto del senador Jorge Luis Lavalle, utilizó el mismo argumento que Penchyna y acusó depaleros del PRI a los perredistas, por haber aprobado, dijo, la reforma fiscal.

Entonces el senador Alejandro Encinas, del PRD, reviró: Que mejor explique sus relaciones de negocios con Mario Alberto Ávila, candidato a la gubernatura de Campeche y subdirector de mantenimiento de Pemex Exploración y Producción, prófugo de la justicia por su implicación en el caso Oceanografía.

Molesto por esos señalamientos, el priísta David Penchyna descalificó en tribuna tanto a Robles Montoya como a Bartlett Díaz. Acusó a ambos de haber abandonado al PRI y de estar resentidos. Agregó que él no ha tenido que migrar a un partido que antes lo criticó.

Ante ese señalamiento Robles Montoya regresó a tribuna y respondió a Penchyna que a él, por lo menos, no lo acusan de que se va a beneficiar con la reforma energética, y le dijo que su papá tiene acusaciones de corrupciónpor haber cometido un fraude en el Banco Ejidal.

Los senadores de PRI y PAN se indignaron. El coordinador de la bancada priísta, Emilio Gamboa Patrón, exigió respeto para Penchyna Grub: No se vale de ninguna manera meterse con el padre de un senador, y menos cuando ya no vive.

En igual tono, el coordinador perredista, Miguel Barbosa, exigió que Penchyna respete el proceso legislativo y que también deje de insultar, ya que en su intervención lanzó improperios contra legisladores que con todo derecho critican una legislación que va a perjudicar a los trabajadores petroleros y al país.

Finalmente, se retiró del Diario de Debates la alusión al padre de Penchyna.

De nuevo ante el pleno, David Penchyna reivindicó la memoria de su padre, a quien calificó de hombre honesto. Y no perdió oportunidad para volver a criticar a Bartlett Díaz, al que acusó de resentido por no haber podido ser presidente de la República, y hasta dijo que no puede entrar a Estados Unidos.

Todas las reservas que presentó el PRD para modificar el articulado de ambas leyes fueron rechazadas. Al igual que una que, en forma sorpresiva, anunció el senador panista Raúl Gracia con la finalidad de que antes de que se apruebe trasladar el pasivo laboral de Pemex y CFE a deuda pública, el Congreso revise los resultados de la modificación de contratos y de las auditorías que deben realizarse.

Sin cambios, las leyes de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y General de la Deuda Pública se turnaron al Ejecutivo federal para su promulgación.

EPN celebra aprobación a las reformas de leyes que promulgará en los próximos días

El presidente Enrique Peña Nieto celebró la aprobación de las leyes reglamentarias de la reforma energética y confirmó que las promulgará en los próximos días. Mediante su cuenta en Twitter @EPN, el mandatario aseguró que se dio un gran paso para el futuro de los mexicanos y subrayó que así “aprovecharemos mejor y de forma sustentable nuestros recursos energéticos”. Además, sostuvo, “produciremos energía limpia y de bajo costo, empleos bien remunerados y garantizaremos la protección de nuestro medio ambiente”. Apuntó que se han sentado las bases para una nueva etapa de desarrollo y bienestar para las familias mexicanas, así como para “un México más competitivo y próspero”.

http://www.sinembargo.mx/07-08-2014/1080348

 

Lamentan los senadores de izquierda aprobación de leyes

Tres meses después de que el presidente Enrique Peña Nieto remitió las iniciativas a ambas cámaras del Congreso, el Senado concluyó anoche la discusión de las 21 leyes reglamentarias de las reformas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, por las cuales se abre al capital privado, nacional y extranjero, la explotación del petróleo y la producción y comercialización de energía eléctrica.

En el pleno del Senado, los grupos parlamentarios debatieron durante más de 110 horas para terminar a marchas forzadas la aprobación de los seis dictámenes que engloban las leyes reglamentarias.

Después de que las leyes de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y General de la Deuda Pública se remitieon al Ejecutivo federal para su promulgación, el senador perredista Alejandro Encinas advirtió que éste es uno de los momentos de mayor ignominia del país, ya que se dio un golpe de Estado legislativo que rompe con el pacto social que resultó del Constituyente de 1917.

El coordinador de la bancada del PRD, Miguel Barbosa, advirtió a su vez que no esperarán sentados en sus escaños a ver cómo hunden al país, ni van a esperar pasivos el juicio de la historia, sino que buscarán revertir la reforma.

Destacó que el modelo energético aprobado tendrá el mismo resultado que en su momento tuvo la privatización del ejido, los ferrocarriles, las telecomunicaciones y otras cosas que se entregaron al capital privado en aras de la productividad y han sido un rotundo fracaso.

En tanto, el senador Manuel Cavazos Lerma, del PRI, afirmó que gracias al talento y el patriotismo del Congreso hoy concluye una etapa de profundas reformas constitucionales, entre ellas la energética, cuyas leyes secundarias aumentarán el bienestar de los mexicanos al maximizar la renta petrolera.

El priísta sostuvo que México no nació en 1938 ni en 1810, sino acaso en 1325, cuando un grupo de mexicas encontró un águila sobre un nopal.

En nombre del PAN, el senador Salvador López Brito señaló: Aquí no hay mexicanos buenos o malos, puros o impuros, nacionalistas o desarraigados, que traicionan o no. Aquí estamos mexicanos que amamos entrañablemente a nuestra querida patria. Lo estamos haciendo por México.

Agregó que la legislación procura el progreso, el desarrollo y la industrialización.

Lázaro Cárdenas del Río, más vivo que nunca

Los perredistas reivindicaron en todo momento la figura del ex presidente Lázaro Cárdenas del Río. Encinas, quien sintetizó el contenido de la legislación que, dijo, despoja al país del petróleo y otros recursos energéticos, además de tierras, aguas y bosques, afirmó que quien expropió los hidrocarburos está más vivo que nunca.

Su compañera de bancada Dolores Padierna agregó que con esta reforma el presidente Enrique Peña Nieto superó a (Antonio López de) Santa Anna, ya que entregará todo el territorio a las siete hermanas (en alusión a la frase acuñada por Enrico Mattei, fundador de la moderna industria energética de Italia, para referirse a las compañías anglosajonas que controlaban el petróleo de Medio Oriente después de la Segunda Guerra Mundial).

En la sesión plenaria, los perredistas exhibieron una figura de cartón, de cuerpo entero, del general Lázaro Cárdenas y desplegaron una manta con extractos del Canto General, de Pablo Neruda: La promulgación de Ley del Embudo, que leyó al final el senador Isidro Pedraza:

Ellos se declararon patriotas, en los clubes se condenaron. Y al fin llevaron al Congreso la Ley Suprema, la famosa, la respetada, la intocable Ley del Embudo. Fue aprobada. Para el rico, la buena mesa; la basura para los pobres. El dinero para los ricos, para los pobres el trabajo. El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan.

La senadora Layda Sansores, del PT, lanzó 10 monedas desde la tribuna senatorial: Son 10 denarios para los traidores, dijo, y acusó a priístas y panistas de celebrar la imposición.

Cerca de las 11 de la noche, cuando se aprobó el último dictamen, priístas y panistas aplaudieron su triunfo con frenesí.

 

http://www.jornada.unam.mx/2014/08/07/politica/005n1pol