Centrado en las víctimas, arranca nuevo ciclo de diálogo entre el Gobierno y las Farc

Luego de los hechos violentos de los últimos días y el debate sobre el paramilitarismo de la semana pasada, el ambiente para iniciar un nuevo ciclo de conversaciones de paz entre el Gobierno y las Farc en La Habana se siente algo turbio.

Por un lado, sobre la emboscada realizada por las Farc contra una unidad de la Policía Nacional en el municipio de Puerto Libertador (Córdoba), en la que murieron siete agentes, el general Rodolfo Palomino -director de la institución- aseguró que el hecho había sido perpetrado por una unidad guerrillera del bloque Iván Ríos, en alianza con la banda criminal de ‘los Urabeños’.

Esto alianza es negada por la misma guerrilla en un comunicado de prensa publicado en internet, en el que sí reconocen su responsabilidad en el ataque. En el texto, las Farc dicen que “nunca hemos tenido alianzas con estructuras del terror estatal como el denominado ‘clan de los Úsugas'”.

El comunicado agrega que cualquier tipo de parentesco entre el comandante de ese bloque guerrillero, Luis Óscar Úsuga Restrepo, alias Isaías Trujillo, y Darío Antonio Úsuga, alias Otoniel, jefe del grupo criminal de ‘los Úsuga’, es falso.

Ante esto, el jefe máximo de las Farc, alias Timochenko, aseguró que “alcanzar la firma de un acuerdo final de paz en la Mesa de Conversaciones va a ser una tarea titánica”, pero “trabajaremos incansablemente para conseguirlo”.

Tras estas declaraciones, el exconsejero presidencial de paz, Carlos Eduardo Jaramillo, aseguró que “si bien estas acciones violentas son normales si se negocia en medio del conflicto, es necesario aclarar bien si son ciertas las afirmaciones del general Palomino sobre la supuesta alianza de las Farc con las denominadas bandas criminales”.

Para Jaramillo, “sería gravísimo que al momento de desmovilizarse las Farc haya algunos que se unas a estos criminales para seguir delinquiendo y dedicándose al narcotráfico”.

A pesar de ello, afirmó que “estos son temas no hacen parte de la agenda y no deberían afectar el flujo de las conversaciones de paz que se están dando en La Habana”.

Algo similar opinó el exalto Comisionado de Paz, Daniel García Peña, quien resaltó la importancia de esclarecer estos hechos, “pues mientras las Farc nieguen sus vínculos con las bandas criminales, será la palabra del uno contra el otro y eso no es bueno para la confianza en el proceso”.

Para él, “es necesario que el Gobierno muestre pruebas de esta supuesta alianza y que las Farc, por su parte, digan si en verdad están unidas en torno a la paz o si tienen disidentes internos”.

Agregó que “los diálogos está muy avanzados para interrumpirse en este momento y por eso este tipo de cosas deberían investigarse de forma externa al proceso de paz, sin alterar su curso”.

Cabe recordar que hoy inicia el ciclo 29 de negociaciones, en el que se sigue discutiendo el tema de las víctimas, que es uno de los más difíciles y polémicos dentro de la agenda pactada por las partes. Durante esta fase de diálogos, los negociadores del Gobierno y las Farc han escuchado a dos grupos de víctimas del conflicto.

El País

ONU ofreció alternativas de apoyo para el posconflicto en Colombia

En reunión con el presidente Juan Manuel Santos, el secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, le entregó al mandatario una serie de alternativas, con las que la ONU ayudaría a Colombia en un eventual escenario de posconflicto.

El jefe de Estado confirmó que Moon, junto con su equipo de alto nivel, hicieron una presentación “de exactamente cómo y qué puede hacer Naciones Unidas en el proceso”, lo anterior, derivado de la experiencia de la organización en materia de paz y posconflicto. (Escuche Colombia y su preparación para el posconflicto)

“Ellos tienen muchas opciones en todos los frentes, en el de cooperación económica, en el de la verificación de los acuerdos, en el de la misión de paz, de la cooperación y garantía de la seguridad”, precisó el mandatario. (Lea también El posconflicto debe ser una actitud ciudadana: Bruce Mac Master)

Sin embargo, teniendo en cuenta que “cualquier cosa que hagamos con Naciones Unidas en el posconflicto tiene que ser acordado con las Farc”, el tema será analizado en la mesa de conversaciones de La Habana.

Se trataron otros dos temas fundamentales para las políticas públicas de los países miembros de la ONU, relacionados con el cambio climático y el interés de la participación de Colombia en la Cumbre del próximo viernes sobre misiones de paz.

Sobre lo último, el secretario General le expresó al mandatario el interés de que las Fuerzas Armadas de Colombia participen de las misiones de paz, teniendo en cuenta su calidad, sus competencias y el nivel de los uniformados del país.

De allí que el presidente Santos tomara la decisión de asistir el próximo viernes a la Cumbre de nivel presidencial que viene liderando el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, aunque el mandatario confirmó que la participación de Colombia en este programa solo será posible luego de que se firme la paz.

Caracol