El Salvador: Amnistía Internacional pide indulto para las 17 mujeres que fueron encarceladas por abortos espontáneos

Presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, se unió a llamado para que magistrados aprueben la liberación de mujeres acusadas por aborto

Aunque confesó que el proceso se trata de un “juego entre poderes”, el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, solicitó este jueves a diputados de la Comisión de Derechos Humanos, de la Asamblea Legislativa, abogar ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ)por la liberación de las 17 mujeres salvadoreñas enjuiciadas y encarceladas por abortos espontáneos y obstétricos.

“Queremos un visto bueno de la CSJ para obtener este indulto, El Salvador es de los pocos países en el mundo que aún tiene una prohibición absoluta sobre los abortos. Esta decisión está matando grandes cantidades de niñas y mujeres en este país y sobre todo de áreas rurales, de grupos más pobres del país, mujeres sumamente jóvenes”, señaló Shetty.

El secretario general lamentó que la decisión de criminalizar a este grupo de mujeres revele claramente una violación no sólo a sus derechos, sino una desobediencia a tratado internacionales de la Organizaciones de Naciones Unidas contra la Tortura.

“Este asunto tiene que ser un motivo de preocupación medular, la violencia contra las mujeres está sufriendo la consecuencia de esta ley que prohíbe totalmente los abortos, una violación de los Derechos Humanos”, reiteró

Si bien es cierto, El Salvador no posee cifras exactas sobre casos de aborto, representantes de Amnistía Internacional previeron que anualmente se producen al menos entre 20 a 30 mil abortos inseguros. De esto, el 10% de mujeres perderían la vida en el proceso.

“Es preocupante que estas mujeres que no pueden llevar a términos su embarazo sean criminalizadas por aborto cuando lo único que se está haciendo es terminando de aceptar abortos clandestinos inseguros”, lamentó Shetty.

Miembros de la delegación especial de Amnistía que han visitado El Salvador llegaron a Cárcel de Mujeres para visitar a las mujeres culpadas por aborto.

“Creemos que es un problema muy complicado y emotivo. No hablamos de religión o si hicieron algo justo o no, si hablan con ellas se darán cuenta que son cristianas de fe convencida, tienen familia y tienen que enfrentar esta situación grosera de la vida”, aseguró el secretario general.

Según la Directora Regional de las Américas para Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, la ley que prohíbe el aborto en El Salvador es la máxima expresión de discriminación de género que particularmente afecta a las mujeres y niñas de sectores desfavorables.

“Es preocupante que se criminalice a las mujeres por su situación de pobreza y vulnerabilidad frente a temas como la educación sexual. A eso abonar que ni siquiera han sido acusadas por el delito de aborto, sino por homicidio agravado”, aseveró la Directora Regional.

Al respecto, el diputado presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, se pronunció este mismo miércoles contra “el desinterés” de los magistrados por aprobar el indulto contra las 17 mujeres y responsabilizó a la CSJ del atraso para su liberación.

“Tenemos una legislación cavernaria, ni siquiera de la edad media, en materia de derechos de las mujeres. No es posible aprobar una legislación contras las mujeres cuando se les está violentando este derecho, es una forma de castigo social” admitió el diputado.

Reyes agregó que la decisión de los magistrados por mantenerse al margen del temarepresenta una situación “atentatoria” contra sus derechos y que al final “se convierte en una tortura contra ellas y su grupo familiar”.

La Asamblea Legislativa ha discutido el pedido de indulto para “las 17” mujeres desde hace algunos meses, sin embargo, la Constitución de la República establece que dicha iniciativa no puede ser aprobada sin previo dictamen favorable de la CSJ. A esto se suma la desaprobación de múltiples sectores ultraconservadores que rechazan una posible aprobación del aborto en el país

“La postura del sector judicial ha sido sumamente negativa y restrictiva, esperamos que los magistrados se sensibilicen y entiendan que hay razones humanitarias que no se pueden estigmatizar solo por perder a sus bebés en situación de deficiencia de atención médica”, reiteró Reyes.

Como parte de su visita al país, Amnistía Internacional compartirá este jueves con diversos sectores sociales y políticos el informe “al borde la muerte: violencia contra las mujeres y la prohibición del aborto en El Salvador”.

Contra Punto