México: zapatistas e indígenas exigen liberación de vocero de tribu yaqui

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI) exigieron la libertad inmediata de Mario Luna Romero, vocero de la tribu Yaqui, detenido el pasado jueves 11 en Sonora, por su presunta responsabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad y robo.

Además, demandaron cancelar las órdenes de aprehensión que existen contra otros integrantes de la tribu que se oponen a la edificación del acueducto Independencia.

En comunicados por separado, el CNI y el EZLN condenan la “criminalización” de la lucha de la tribu y aseguran que el río yaqui “ha sido históricamente el portador de la continuidad ancestral de la cultura y territorio de la tribu yaqui y los que conformamos el Congreso Nacional Indígena”.

El texto precisa que las autoridades no han podido matar a sus pueblos, porque como semillas siguen creciendo.

“Nos quisieron matar con armas de fuego, como no pudieron intentaron matarnos con enfermedades, otra vez fallaron. Muchos caminos han usado los poderosos para acabarnos a los indígenas”.

Añade: “Hoy nos quieren matar con eólicas, con autopistas, con minas, con presas, con aeropuertos, con narcotráfico. Hoy, sobretodo, nos duele que nos quieran matar en Sonora con acueductos”.

Los indígenas recuerdan que el pasado jueves 11, supuestos agentes de la Procuraduría General de Justicia de Sonora detuvieron a Mario Luna, “acusándolo falsamente de crímenes que le fueron sembrados”.

Con ello, sostienen, pretenden encarcelar la lucha misma de la tribu yaqui por defender las aguas que en 1940, tras una larga guerra, les reconoció como suyas Lázaro Cárdenas “y que desde 2010 los dueños del dinero quieren llevarse, a través del acueducto Independencia, pasando por encima de una resolución dada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y pasando por encima de todos los derechos que los convenios internacionales consignan a nuestro favor”.

Subrayan que el acueducto “ni en broma es para que los pobres tengan agua y progreso, como lo nombran los de arriba. Es para que los ricos se lleven el agua que por siglos le ha pertenecido a los yaquis”.

Y aseguran que en vez de alimentar campos y sembradíos, las autoridades quieren llevarse el agua para los grandes industriales de Sonora.
Además de exigir la inmediata liberación de Luna, el CNI y el EZLN demandaron la cancelación de las órdenes de aprehensión y la fabricación de delitos contra integrantes de la tribu yaqui.

“Exigimos la libertad de [email protected]@[email protected] y en particular la de nuestros hermanos nahuas Juan Carlos Flores Solís y Enedina Rosas Vélez, presos por el mal gobierno desde abril de este año, acusados igualmente de falsos delitos, con el fin de frenar la lucha del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala en contra del proyecto integral de Morelos”.

Proceso