Nicaragua: continúa la búsqueda de los mineros desaparecidos tras derrumbe

Las labores de búsqueda de siete mineros artesanales en la mina El Comal fueron suspendidas este 1 de septiembre luego de un derrumbe que se registró a las 5:20 p.m., lo que obligó a retirar los equipos de rescate por seguridad, informaron autoridades locales de Bonanza, en el Caribe Norte.

Los equipos de rescate no fueron afectados por el derrumbe, pero hay temor de continuar por las difíciles condiciones en que se trabaja en las profundidades de la mina.

Sin embargo, las autoridades de la zona reanudarán este 2 de septiembre las labores en la mina El Comal donde las condiciones de trabajo para ingresar, son más difíciles por el poco oxígeno que hay en el lugar en el que están atrapados los mineros artesanales.
Un grupo de 34 miembros de la Dirección

General de Bomberos (DGB) que conforman la brigada de rescate y tres brigadas de la Alcaldía de Bonanza y Hemco, con el apoyo de los mineros rescatados con vida, trabajan las 24 horas del día en busca de los siete mineros.

PREPARADOS CON FORMALINA
El 28 de agosto se registró un derrumbe en la mina El Comal, donde quedaron atrapados 29 mineros artesanales, de los cuales dos lograron salir por su cuenta y el viernes 29, veinte mineros fueron rescatados, luego de permanecer más de treinta horas bajo tierra.

Este 1 de septiembre las labores de los rescatistas estaba a punto de tener resultados cuando fueron sorprendidos por un derrumbe que puso fin a la búsqueda por seguridad.

Un médico de la Policía Nacional permanece en el lugar, y ya se preparaba con formalina para preparar los cuerpos sin vida, ya que la brigada sentía hedor y eso los hacía suponer que estaban cerca de encontrarlos, sin embargo, no se encontró ningún cuerpo.

El 31 de agosto la portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, en su alocución en medios oficiales dijo que eran ocho mineros, pero este 1 de septiembre dijo que son siete los mineros desaparecidos, ya que Jacobo Gutiérrez Molina, originario de Puerto cabezas, que se creía estaba dentro de la mina, se presentó a la delegación de Bonanza y dijo que el día del deslave no se encontraba en el interior de la mina.

El joven se puso a disposición de las autoridades y se integró a las labores de búsqueda y rescate de los siete mineros artesanales.

FAMILIARES ESPERAN
Mientras los familiares siguen esperando que las autoridades logren encontrar a sus parientes vivos o muertos, la población de Bonanza sigue orando en la cancha municipal y se ha solidarizado llevándoles comida y consuelo hasta las champas donde permanecen esperando a sus seres queridos.

http://www.laprensa.com.ni/2014/09/02/ambito/210294-derrumbe-retrasa-rescate

Los familiares de los siete mineros esperan que encuentren los cuerpos para darle cristiana sepultura y han solicitado a las autoridades que los sigan buscando.