Llueven críticas por el lento conteo de votos y Evo advierte problemas internos en el TSE

Oficialistas, opositores, religiosos, observadores y exvocales coinciden en criticar los defectos de la labor de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El Presidente está preocupado, el Vicepresidente les pide más acciones y menos palabras, los opositores los descalifican y hasta piden su renuncia, la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió lentitud extrema en el cómputo, la Iglesia Católica señala “falta de idoneidad”, y sus predecesores hablan de fallas en la elección de los miembros del Tribunal y hasta mentiras en sus excusas.

Antes de los comicios, el TSE era acusado por los opositores de ser servil al oficialismo; pero el 12 de octubre las observaciones fueron más intensas cuando los bolivianos tuvieron que votar en papeletas que decían “Estado Plurinominal” y no “Estado Plurinacional”. Después vinieron las mayores críticas por la tardanza en el cómputo de las actas.

El presidente Evo Morales se declaró preocupado por la demora y exhortó a los vocales a que superen sus “problemas internos” porque los todos ellos parecen voceros del TSE. Asimismo, el vicepresidente Álvaro García Linera pidió a los miembros del Tribunal que tengan más “austeridad” en las palabras y más “esfuerzo” en las acciones.

Antes de las elecciones, la presidenta del TSE, Wilma Velasco, anunció que los resultados se darían al 90% de cómputo a las 08.00 del lunes. Pero el 90% llegó la madrugada del miércoles.

La misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por Álvaro Colom, cuestionó el operativo de notarios el día de las elecciones y la tardanza del conteo.

“La Misión notó la poca presencia de notarios del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en los recintos, lo que sumado a la falta de información con la que llegaban los ciudadanos generó confusión a la hora de encontrar las mesas de sufragio. Esta carencia de personal también entorpeció la recopilación de actas de cierre (…) Durante la noche de la elección la Misión observó que el proceso de cómputo, transmisión y divulgación de actas fue extremadamente lento. Esta situación fue provocada por una serie de problemas técnicos y procedimentales”, manifestó el organismo.

Oficialistas también se sumaron a las críticas. El diputado Juan Carlos Cejas señaló que fue un “error” haber anunciado resultados para el día siguiente a los comicios y que debieron regirse a los plazos que le otorga la Ley del Régimen Electoral. El masista Gustavo Torrico sugirió que se haga una auditoria a la labor del TSE para garantizar su trasparecía.

Mientras el TSE tardaba en el cómputo, las denuncias de fraude electoral sumaron en tres departamentos del país. En Cochabamba, el Partido Verde reveló que la página web del Tribunal publicó un cómputo cuando no se conocían las actas. En Chuquisaca, el conteo en la circunscripción 1 avanzó al 90% y retrocedió al 40%. En Tarija, el PDC denunció que hubo una mesa de 14.505 votantes que giraron los resultados a favor del MAS en la C-40.

La Iglesia Católica cuestionó la idoneidad de los miembros del TSE y advirtió que esta tardanza generó dudas sobre el proceso electoral.

“No podemos dejar de expresar nuestra preocupación por la demora y denuncias de irregularidades graves en el conteo oficial de los votos por parte del TSE. Estos hechos ponen en evidencia la falta de idoneidad de esta instancia e inevitablemente despiertan dudas y susceptibilidades sobre el proceso”, dice un comunicado de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).

En una primera instancia, el vocal Ramiro Paredes insinuó que el conteo fue paralizado por amenazas de hackers. Al respecto, el exvocal de la extinta Corte Nacional Electoral (CNE), Jorge Lazarte, dijo que esta excusa “no es aceptable” y señaló que hubo “un problema grave” que demoró el conteo.

“Ese problema grave no se lo puede explicar con amenazas de los hackers porque esa es una forma de mentir a la gente”.

Lazarte agregó que “estamos votando ya hace 32 años y parecería que estamos en el primera vez”.

Para el exvocal Gonzalo Lema, el problema es la forma de elección de los miembros del TSE. Seis de los miembros de la Sala Plena del Tribunal son electos por la Asamblea Legislativa y uno por el Presidente.

“Ha fallado la metodología de elección de estos ciudadanos bolivianos y eso hace que nada resulte firme. Cualquier decisión de este organismo electoral siempre tambalea debido a esta metodología que no ha sido de las mejores. Da lugar a que los partidos que no estén en función de gobierno pues desacrediten y pongan en duda la labor del organismo electoral”, señaló Lema.

El caso Zuna

Evo Morales dijo que el vocal Irineo Zuna “está haciendo mucho daño” y que tiene “información” sobre él.

El diputado Galo Bonifaz agregó que Zuna habría injerido para favorecer a algunos candidatos. “Ya es algo preocupante”, dijo el legislador. En este sentido, informó que la Cámara de Diputados ha pedido un informe “sobre el actuar de este vocal”.

Bonifaz añadió que todos los vocales fueron convocados para presentarse ante la Comisión de Justicia Plural, espera que el viernes, para que expliquen las observaciones con el proceso electoral.

Dudas con lo que viene

Gustavo Torrico afirmó que “no es dable” ingresar a las elecciones municipales y regionales del próximo año “con estos errores”.

Al respecto, Samuel Doria Medina publicó en Twitter que “Evo en Oruro descalifica a su TSE, todos se creen jefes y voceros, cargo contra vocal Zuna, ¿Quién presidirá elecciones regionales?”.

El excandidato a la Presidencia, Jorge “Tuto” Quiroga, aseveró que hay incapacidad e ineptitud en el TSE y pidió a los vocales que renuncien a su cargo “por dignidad”.

Erbol

Morales ve problemas internos en el TSE por el cómputo lento y apunta al vocal Zuna

El mandatario Evo Morales lamentó ayer la tardanza en la entrega del cómputo oficial de las elecciones generales por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y advirtió que allí existen problemas internos. Además, apuntó como uno de los responsables de esa situación al vocal Irineo Zuna, oriundo de Oruro.

“Parece que los siete vocales son voceros del Tribunal (Electoral, ya es un problema interno (…) y también quiero expresar —después de un poco investigar— por qué es tan poco (el cómputo), lamentablemente hay un hermano orureño que está haciendo mucho daño, el hermano (Irineo) Zuna, ya tengo información”, afirmó Morales en rueda de prensa. El Jefe del Estado no abundó en otros detalles de esa investigación.

Proceso. El TSE anunció que entregaría el cómputo electoral al 70% a la medianoche de las elecciones, registradas el 12 de octubre, además que habría “cero margen de error”, sin embargo, nada de ello ocurrió en la jornada.

Entonces, el vocal Wilfredo Ovando señaló que los resultados serían presentados al día siguiente, pero el lunes anunciaron que se registraron fallas en el sistema informático y que la Sala Plena se apegaría a los plazos que señala la norma respecto a la entrega de resultados oficiales.

De acuerdo con la Ley 026 de Régimen Electoral, los tribunales departamentales tienen siete días, concluido el proceso electoral,  para emitir los datos de sus regiones, y luego de ese tiempo corren cinco días más para que el TSE entregue el consolidado nacional.

Con todo, el Mandatario dijo que el Tribunal Supremo, como institución, “debiera salvar su responsabilidad”. “A todos nos preocupa que haya tardanza en el cómputo oficial que tiene que hacer el Tribunal Supremo Electoral, yo quiero aclarar, jamás el Gobierno, en especial, ni manipula ni pide dar un carácter de favoritismo al MAS, nunca”, aseguró.

La Sala Plena del TSE está integrada por Wilma Velasco (presidenta), Wilfredo Ovando, Ramiro Paredes, Marco Ayala, Fanny Rivas, Dina Chuquimia e Irineo Zuna. Este último figura como el único vocal de Oruro. La Razón le llamó al celular para conocer su versión, pero estaba apagado.

El trabajo del tribunal recibió varias quejas. La Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluyó que fue “extremadamente lento” el proceso de conteo de votos.

En tanto, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo el lunes que quizá el TSE debió tener “más austeridad en las palabras y más esfuerzo en las acciones (…), si la ley dice en siete días, muy bien cumplan en siete días, no anden ofreciendo que lo van a hacer en 24 horas”, fustigó al autoridad.

La OEA también sugirió debatir la posibilidad de retomar el financiamiento a partidos políticos,  que fue eliminado en 2008. Al respecto, el Jefe del Estado dijo: “Escuché decir a los veedores de la OEA que piden que los partidos nuevamente reciban plata del Estado, yo soy enemigo de eso, por eso hemos eliminado (…) habrá que debatir si eso vuelve o no”, puntualizó.

La Razón