Médicos dominicanos rechazan militarización de hospital y amenazan retomar las huelgas

El Colegio Médico Dominicano (CMD) y el Comité S.O.S. del hospital infantil Robert Reid Cabral rechazaron la militarización de ese centro médico, que tiene lugar desde tempranas horas de la mañana de este lunes.

“No somos asesinos, no somos criminales, somos médicos”, dijo la doctora Maritza López, presidenta del Comité, al cuestionar la novedosa medida.

Además de la seguridad regular del hospital, las instalaciones estaban custodiadas por policías y militares con armas largas.

Los médicos también manifestaron su oposición al informe de la comisión nombrada por el presidente para estudiar las condiciones en que murieron once niños durante los días 3, 4 y 5 del mes en curso.

Se refirieron de manera específica a los puntos en que se le atribuye negligencia al personal médico que atendió a los infantes y a la sugerencia establecer sancionados administrativas en su contra.

“El Colegio Médico Dominicano no va a aceptar ningún tipo de sanción aquí”, dijo, enérgico, Pedro Sing, presidente del CMD, durante una asamblea llevada a cabo en el hospital esta mañana.

Sostuvo que hasta que no se retire el término ´negligencia´del informe, no asistirán a ninguna reunión que convoquen las nuevas autoridades de Salud.

El médico declaró en sesión permanente a la directiva nacional del organismo y amenazó con retomar las huelgas como forma de protesta si el Estado y el Ministerio de Salud Pública siguen “irrespetando” a los galenos.

Insinuante, acentuó la afirmación “aquí está Waldo Suero”, ex presidente del gremio que se caracterizó por desarrollar extensas jornadas de paralización del personal médico.

En general Sing calificó el informe de la comisión encabezada por Altagracia Guzmán Marcelino, ahora ministra de Salud, como un documento “repentino, con ligereza, con limitación y sobre todo con pobre calidad técnica, administrativa, académica y científica”.

Al referirse a los nombramientos de Guzmán Marcelino en Salud Pública y de Ferreira en la dirección del Robert Reid, expresó que guarda la esperanza de que los funcionarios apoyen la causa médica: “Lo que esperamos es que el director nuevo y la nueva ministra de Salud, que han sido presidentes del CMD, recuerden el proverbio que dice ´cuando bebas agua, recuerda la fuente´”, dijo.

Sobre la destitución de la doctora Rosa Nieves Paulino de la dirección del Robert Reid el Comité S.O.S consideró que se trató de una acción injusta de parte del presidente Medina, en un afán de buscar salidas inmediatistas a la crisis de la salud dominicana.

Aportó que los informes de mortalidad de administraciones anteriores tienen cifras superiores a las recientes e insistió en que la ex directora se entregó con desinterés a sus funciones en el hospital público: “Pensamos que en vez de una sanción lo que merece es una condecoración”.

Se quejó de que las autoridades de Salud Pública ni el Presidente se hayan alarmado en mayo pasado, cuando la organización que preside denunció la gravedad de las precariedades con que opera el hospital.

“La fiebre no está en la sábana. Reiteramos: el culpable de esta situación es el Estado dominicano, que no escuchó lo que dijimos en mayo de este año. Que cada día se agranda la deuda que mantiene ahogado en un mar de precariedades a todo el sistema público de salud”, indicó.

7 Días